CAMBIEMOS IMPRESIONES

CAMBIEMOS IMPRESIONES

Señor, sé que tengo que ir a la reunión de Adolescentes hoy, pero no quiero ir; No quiero estar sentado en la butaca, simulando que todo va bien conmigo cuando estoy tan confundido.

Sí, he leído los pasajes que indicaron la semana pasada, cumplo con orar y hasta sé algunos versículos de memoria, pero esto no significa que nos estamos comunicando, Señor.

Tú sabes que no lo estamos haciendo porque necesito ayuda con este problema y no puedo oír tu respuesta.

Por lo tanto, no sé qué hacer. Tengo miedo de hablar acerca de esto con otros porque creen que soy un buen cristiano.

Pero, Señor, no puedo manejar este problema solo.

¿Se sienten los otros jóvenes como yo?

O, ¿están disimulando también?

Sería de gran ayuda si supiera que no soy el único que esta confundido

¿COMO ME LLEVO CON OTROS?

Quizá alguna vez has pensado lo siguiente:

“No queremos extraños en nuestro grupo.”

“Nuestro equipo no hubiera ganado sin mi.”

“El no está de acuerdo conmigo, de modo que está equivocado.”

“Yo tengo mis derechos.”

“Me gustaría ayudar, pero estoy muy ocupado.”

“Nadie me creerá, entonces, ¿Por qué testificar?

“Nunca podré ser tan inteligente como él.”

“Es demasiado difícil llevarme bien con otros.”

Pero TU puedes cambiar tu manera de pensar y actuar, al establecerte en la Palabra de Dios , entonces responderás a Dios en obediencia, y podrás decir sinceramente:

“¿Quieres unirte a nuestro grupo?”

“Nuestro equipo no hubiera ganado sin ti.”

“Tienes razón. Nunca había entendido tu punto de vista antes.”

“Mis derechos ya no me parecen tan importantes.”

“¿Qué puedo hacer para ayudarte?.”

“Es mi privilegio contarte acerca de mi Señor.”

“La aprobación Dios me es más importante que la de otros.”

“Cuando obedezco a Dios, encuentro que su poder me ayuda a llevarme bien con otros.”

¡Recuerda! tu eres la generación que cambiará el rumbo de este mundo. Porque para eso fuiste creado.

CRECIENDO EN LA IMAGEN DE DIOS

Señor Jesús;

Estoy maravillado que Tú –el Creador- Hayas tomado nuestra forma, algo que Tú creaste.

Te limitaste de todo Para ser hombre como yo, Con un cuerpo y una mente Y capaz de establecer relaciones con personas y con Dios.

En el puntito de tiempo que estuviste en la tierra Tú creciste física, mental, social y espiritualmente Como lo hice yo, Solo que Tú creciste perfectamente, Agradaste a Dios perfectamente, porque Tú eres Dios.

Necesito tu ayuda, Señor Jesús, Para crecer de modo que te agrade.

¡Gracias porque Tú me ayudarás!

Por: Jorge Soria

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte