Capacidad

Capacidad
 
SI LA DESARROLLAS, ELLOS VENDRÁN

 

FANFARRIA PARA UN HOMBRE COMÚN: Todos admiramos a las personas que muestran gran capacidad, ya sean artesanos de precisión, atletas mundiales u hombres de negocios. Pero la verdad es que tú no tienes que ser un Fabergé, un Michael Jordan o un Bill Gates para destacarte en el área de tu capacidad. Si quieres cultivar esa cualidad, aquí está lo que necesitas hacer.

1. Revélate cada día

 

Hay un dicho que dice, «Todas las cosas llegan para el que sabe esperar». Desafortunadamente a veces son solo las sobras de las personas lo que llega primero. La gente responsable se revela cuando se espera que lo haga. Pero las personas altamente competentes van un paso más allá. No se aparecen en cuerpo solamente. Vienen preparados para actuar cada día, sin importar cómo se sientan, las circunstancias por las que están pasando, o lo difícil que pudiera parecer el juego.

2. Mantente mejorando

 

Como Benjamín Franklin, las personas altamente competentes están buscando siempre maneras de aprender, crecer y mejorar. Lo hacen preguntando por qué. Después de todo, la persona que sabe cómo, siempre tendrá un trabajo, pero la persona que sabe por qué siempre será el jefe.

3. Busca siempre la excelencia

 

Nunca me he encontrado con una persona que se considere competente que no continúe siéndolo. Apuesto que lo mismo te ha pasado a ti. Willa A. Foster decía, «la excelencia nunca es un accidente; siempre es el resultado de una elevada intención, un esfuerzo sincero, una dirección inteligente y una ejecución habilidosa; representa la elección sabia entre muchas alternativas».

Actuar a un elevado nivel de excelencia es siempre una elección, un acto de la voluntad. Como líderes, esperamos que nuestra gente continúe cuando le pasemos la bola. Ellos esperan eso y mucho más que eso de nosotros como su líderes.

4. Logra más de lo esperado

 

La gente altamente competente siempre corre una milla extra. Para ellos lo suficientemente bueno nunca es suficientemente bueno. En El hombre en su crisis de media vida, Jim Conway escribe que hay personas que sienten «un debilitamiento de la necesidad de ser un gran hombre, y un sentimiento creciente de «vamos a salir de esto lo mejor que podamos». No les importa no correr la carrera completa. Terminan el juego sin haber marcado un tanto. Los líderes no pueden darse el lujo de tener esa clase de actitud. Necesitan hacer el trabajo, todos los días».

5. Inspira a otros

 

Los líderes altamente competentes hacen más que actuar al más alto nivel. Inspiran y motivan a su gente a hacer lo mismo. Mientras que algunos dependen solo de habilidades relacionales para sobrevivir, los líderes efectivos combinan esas habilidades con una elevada capacidad para llevar sus organizaciones a nuevos niveles de excelencia e influencia.

¿Con qué actitud enfrentas el trabajo? ¿Haces todo con entusiasmo y al más alto nivel posible? ¿O a veces sientes que lo suficientemente bueno es suficientemente bueno?

Cuando piensas en personas capaces, estás considerando solo tres tipos de personas:

  1. Los que pueden ver lo que debe suceder.
  2. Los que pueden hacer que suceda.
  3. Los que pueden hacer que las cosas sucedan cuando de veras importe que sucedan.

En cuanto a tu profesión, ¿cuándo actúas consecuentemente? ¿Eres un pensador, un ejecutor o un jugador clave? Mientras mejor seas, más grande será el potencial de influencia que tendrás entre tu gente.

Para mejorar tu excelencia, haz lo siguiente:

  • Pon la cabeza en el juego: Si estás mental o emocionalmente ausente de tu trabajo, es tiempo de que te comprometas otra vez. Primero, rededícate a tu trabajo. Determina darle una apropiada cantidad de atención exclusiva. Segundo, averigua por qué has estado ausente de tu trabajo. ¿Necesitas nuevos retosí ¿Estás en conflicto con tu jefe o compañeros de trabajo? ¿Estás en un trabajo que te parece un callejón sin salida? Identifica la fuente del problema, y establece un plan para resolverlo.
  • Redefine el nivel: Si no te estás desarrollando a un nivel consistentemente alto, examina de nuevo tus objetivos. ¿Estás apuntando demasiado abajo? ¿Estás tomando atajosí Si es así, aprieta tu botón mental, reorganízate y traza expectativas más exigentes.
  • Busca tres medios para mejorar: Nadie se mantiene mejorando si no tiene intención de hacerlo. Haz una pequeña investigación para encontrar tres cosas que puedas hacer para mejorar tus habilidades profesionales. Luego, dedica tiempo y dinero para hacerlas.
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte