?De d?nde vienen las guerras?

¿DE DÓNDE VIENEN LAS GUERRAS?

AUTOR DESCONOCIDO

"¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotrosí Pues de los malos deseos que siempre están luchando en su interior". (Santiago 4:1)

El mar es el gran amigo y el peor enemigo del hombre. Algunas veces está calmado y tranquilo, otras inquieto y embravecido. ¿Sabía usted que esas enormes olas que hunden embarcaciones y arrasan islas no siempre se originan en la superficie? Generalmente se originan en sus profundidades. Son esos choques de corrientes internas lo que hace que esas olas salgan a la superficie y alcancen a veces hasta diez metros de altura.

El hombre tiene mucho parecido con el mar: es bueno y malo a la vez, calmado y furioso. Cuando manifiesta agresividad es debido al pecado que se origina en el fondo de su corazón. Santiago dice que las peleas entre los hombres se suscitan en las pasiones que luchan dentro de los hombres mismos. Todo hombre tiene en su pecho un volcán, una terrible carga de violencia capaz de causar daños irreparables a su alrededor.

En la noche de Navidad del año 1975 dos médicos destacados en Vietnam como cirujanos del ejército, estaban ocupados practicando una operación quirúrgica a una mujer vietnamita herida. La escena era la común en estos casos: una camilla con la paciente, los médicos severamente vestidos de blanco, con sus mascarillas de gasa y sus guantes de goma hasta los codos asistidos por los anestesistas, y las enfermeras de costumbre.

Pero en esta ocasión, había dos personas extrañas a las salas de operaciones: ¡Dos expertos en granadas, observaban preocupados la operación!

Pero, ¿por qué esto? Los cirujanos estaban extrayendo de la caja toráxica de la mujer... ¡Una granada viva! Sí, una granada sin explotar aún. Esta granada la había recibido la infeliz mujer, disparada por un fusil especial que arroja granadas de hasta siete centímetros de diámetro.

La granada pudo haber explotado en cualquier momento, matando o hiriendo a cuantas personas se hallaban en la sala de operaciones y por supuesto, haciendo trizas el cuerpo de la mujer. Sin embargo, la granada no estalló y la intervención terminó felizmente.

El hombre en su estado natural anda por el mundo con un explosivo dentro del pecho. Este explosivo, que estalla en cualquier momento, es el propio corazón cargado de pasiones y de violencia, de malicia, de resentimiento y de odio.

"Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de adentro salen, y contaminan al hombre", dijo Jesús (Marcos 7:21-23).

Algo tiene que suceder en estos corazones para que dejen de ser agresivos y peligrosos. Ese corazón explosivo que llevamos dentro del pecho, y que puede causar en un momento tanta ruina, tiene que ser extirpado por el gran cirujano de las almas, Jesucristo, sólo él puede cambiarnos el corazón. Él llamó ese milagro "Nuevo nacimiento". Él dijo: "Os es necesario nacer del Espíritu de Dios" (Juan 3:5, 8). La llama este milagro "regeneración" y enseña que es obra de Dios por medio de su Espíritu:

"En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre... y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios..." (Efe. 4:24).

"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios..." 2 Corintios 5:17-18

"Sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó lavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo." Tito 3:5

"...os limpiaré. Os daré un corazón nuevo... quitaré el corazón de piedra y os daré un corazón de carne... pondré mi Espíritu... haré que andéis en mis estatutos y guardéis mis preceptos..." Ezequiel 36: 25-27.

Como ven, la persona nace a la nueva vida por fuerzas que van más allá de su simple y débil condición humana, potenciando la naturaleza física, con virtudes que vienen del cielo: "Y si el Espíritu de aquél que resucitó a Jesús vive en ustedes, el mismo que resucitó a Cristo dará nueva vida a sus cuerpos mortales por medio del Espíritu de Dios que vive en ustedes" Romanos 8:11, aseguró el apóstol Pablo.

Toda la Biblia enseña que el hombre puede experimentar un cambio radical, moral y espiritualmente y ello por la obra de Dios mismo.

"La conversión de corazón se ha comparado al hecho de poner en contacto nuestras grandes fabricas con la energía eléctrica exterior".

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Cristianos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte