[devocional-lunes] 18 de julio de 2005 – La morada de Dios.

El lugar que el Señor vuestro Dios escogiere de entre todas vuestras tribus,
para poner allí su nombre para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis. 

Deuteronomio 12:5.

La morada de Dios

       Al hacer salir a Abraham de su lejano país, Dios tenía en vista prepararse un pueblo que llevara su nombre y manifestara su poder en el mundo.

       El versículo del encabezamiento constituye el mandamiento de Dios para el país prometido; Dios instruyó a Israel para que tuviera un lugar de reunión, al cual el nombre divino estaría ligado, un lugar que daría testimonio de que todo el pueblo servía al mismo y único Dios.

       Varias veces al año, con motivo de las fiestas solemnes, los israelitas debían ir al lugar donde residía el sumo sacerdote para cumplir allí los ritos prescritos. Sólo hasta los tiempos del rey David el centro de reunión fue fijado en Jerusalén, y luego en la época de Salomón se construyó un templo que albergó por fin el arca de Dios.

       Hoy día, ¡qué cambio! Ya no hay un único lugar en donde se puede encontrar a Dios. Por su Espíritu, él mora en cada creyente, quien puede adorar a Dios ?en espíritu y en verdad? en cualquier lugar donde se encuentre y a cualquier hora del día o de la noche. ¡Qué privilegio poder acercarse así tan fácilmente a Dios!

       La Biblia nos pide también que nos encontremos con otros creyentes para adorarle juntos, conducidos por el mismo Espíritu. Esa adoración colectiva glorifica a Dios nuestro Padre y a nuestro Señor Jesucristo. El Nuevo Testamento nos enseña que los creyentes constituyen juntos ?un templo santo en el Señor?, una ?morada de Dios en el Espíritu? (Efesios 2:21-22).

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: http://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el devocional diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 27.030 suscriptores.
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte