Amor Verdadero: Una Excelente Reflexión

AMOR VERDADERO.

Una pareja de jóvenes muy apuestos estaban muy enamorados y se iban a casar. Unos meses antes de la boda, ella tuvo un accidente y quedó con el rostro quemado, muy desfigurado. —“No puedo casarme contigo”, le comunicó en una carta a su novio… —“Quedé marcada y fea para siempre, búscate a otra joven hermosa como tú, lo mereces; yo no soy digna de ti”.

A los pocos días la muchacha recibió la siguiente carta de su novio. —“El verdadero indigno soy yo, siento mucho tener que comunicarte que he enfermado de los ojos y el médico me dijo que estoy perdiendo aceleradamente la visión e irremediablemente voy a quedar ciego. Si aún así estas dispuesta a aceptarme, yo sigo ardientemente deseando casarme contigo”. Cuando se casaron, el novio estaba ya completamente ciego. Vivieron 20 años de amor, felicidad y comprensión. Ella fue su lazarillo, se convirtió en sus ojos, en su luz. El amor le fue guiando por ese túnel de tinieblas. Cuando ella agonizaba, sentía dejarlo solo en interminables noches de tinieblas. Murió y entonces… él abrió sus ojos. ¡No estaba ciego!

Dijo ante el desconcierto de todos: —“Fingí serlo para que mi mujer no se afligiera al pensar que podía verla con el rostro desfigurado, ahora mi amor descansa en ella”.

Busquemos nuestro verdadero amor, no con los ojos físicos… sino con el alma…

Dios les Bendiga

Att.

Douglas Torres

douglastorres04@hotmail.com

Libros Ebooks Cristianos

Un comentario

  1. Como el amor de Dios no hay dos Linda historia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

31 Compartir
Comparte31
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte