ORANDO Y PERDONANDO

ORACIÓN PARA PODER PERDONAR

Buenos días, Señor Jesús cristo. Hoy te pido la gracia y el poder de tu amor para  perdonar a todos los que me han ofendido en la vida. Sé que Tú me darás la fuerza para perdonar y es lo que tu mas deseas, para que yo sea completamente libre..!

Te doy gracias por que Tú me amas y deseas mi felicidad más que yo mismo/a.

Señor, yo te pido perdón por todas las veces que pensé que Tú en­viabas la muerte y la enfermedad  a mi, a otros, y  a mi  familia,  y la gente decía que era “la volun­tad de Dios”. y ahora se que no es así. Si ha habido algún resentimiento subconsciente en mí  perdoname, Señor te amo por que eres amor y bondad

Yo te pido perdón por que pensé que las dificultades, problemas económicos, castigos, eras Tú que los enviabas a mi y a mis familiares. Señor, es posible que de niño/a haya guardado estos resentimientos, pero ahora que entiendo tu palabra es necesario que sea libre y por eso perdoname.

Señor me perdono a mí mismo/a por mis pecados, por mis faltas y mis caídas. Por todo lo que es verdaderamente malo en mí, por todo lo que pienso que es malo, me perdono a mí mismo/a. Me perdono por cualquier participación en espiritismo, brujerías, horóscopos, consultas de adivinos y búsquedas de suerte. Por tomar tu Nombre sin necesidad, y por no adorarte como Tú te mereces y ordenas en tu palabra.

Por haber herido a mis padres, por emborracharme, por dro­garme, por mis pecados contra la pureza, por adulterio, fornicación, por abor­to, por robar, por mentir, por aparentar ser lo que no soy, por mi angustia ante el futuro, por todo esto me perdono sincera­mente. Gracias, Señor, por tu gracia y tu amor en este momento.

Yo perdono sinceramente a mi madre, yo le perdono todas las veces que ella me hirió, maltrató me causó resentimiento, que se enojó conmigo y todas las veces que ella prefirió a mis hermanos y a mis hermanas en vez de mí. Le perdono las veces que me dijo: “Tonto/a”, “feo/a”, “estúpido/a”, “el/la peor de todos mis hi­jos”, y porque dijo que le costé mucho dinero, o que por mi culpa no pudo lograr algunos de sus sueños. Por las veces que ella me dijo que no era deseado/a, que vine a este mundo por casualidad, o que no era lo que ella había querido, que fui una equivocación. Yo la perdono de todo corazón, amado Papaíto Dios.

Yo perdono a mi padre. Yo le perdono por las veces que no me ayudó, `por su desamor o abandono, por su falta de buen ejemplo, por no haberme instruido en las Escrituras, por su falta de afecto y atención. Yo lo perdono por su falta de tiempo, y por no estar conmigo dándome su compañía. Yo le perdono sus hábitos de beber, o de fumar, sus discusiones y peleas con mi madre y con mis hermanos. También por las otras mujeres con las cuales fue infiel a ti y ama madre.  Por sus castigos seve­ros, y sus palabras duras,  por abandonarnos, por haberse alejado de casa, por divor­ciarse de mi madre y por las veces que prefirió estar fuera del hogar. Yo la perdono de todo corazón Papaíto Dios.

Señor, quiero que mi perdón llegue a mis hermanos y hermanas. Perdono a los que me rechazaron, mintieron acerca de mí, que me odiaron y guardaron rencor. A los que me hirieron física y espiritualmente. Aquellos que eran demasiado severos conmigo, me castigaron y que, de alguna manera me hicieron la vida desa­gradable. Yo les perdono en nombre de Jesús.

Señor, perdono a mis amigos y amigas, a los que hablaron mal de mí, que perdieron contacto conmigo, que no me dieron apoyo, que no estuvieron disponibles cuando yo los necesité, a los que les presté dinero y no me lo devolvieron, yo les perdono.

Señor, yo perdono al (a la) que fue mi enamorado/a. Por su falta de sinceridad, por engañarme, serme infiel, utilizarme, indu­cirme al aborto, hacerme sufrir a mí y a mis familiares, perjudi­carme en mis estudios, humillarme, dejarme por otra persona, alejarme de Ti. Yo le perdono, de corazón en nombre de Jesús.

Señor, yo perdono a mi esposo/a por sus faltas de amor, afecto, consideración, apoyo, atención, comunicación; por sus faltas, sus caídas, sus debilidades, sus acciones y palabras que me hirie­ron y me molestaron. Yo le perdono de corazón en nombre de Jesús.

Señor ayúdame a perdonar a mis suegros, a mis abuelitos y abuelitas y a todos los que hayan interferido con mi vida familiar y hayan sido posesivos en relación a algún aspecto de mi vida. Yo los perdono.

Jesús, ayúdame a perdonar a mis compañeros de trabajo que me desagradan y que me hacen la vida molesta. A aquellos que me recargan de tareas, que me critican, que no cooperan conmigo, y a los que se esfuerzan por quitarme mi trabajo. Yo les perdono.

También perdono a mi Pastor, Líder, hermano,  a mi Iglesia, a mi Comunidad: por su falta de apoyo, desamor, su mezquindad, su falta de amistad, por no alentarme como debían, por no ser una inspiración para mí, por no ponerme en cargos en los que yo me sentía capacitado/a, por no invitarme a servir en tareas en las que yo creía ser útil y por todas las heridas que me causaron. Yo les perdono de corazón en nombre de Jesús

Señor, perdono a todos los profesionales que de alguna forma me odiaron: doctores, enfermeras, abogados, policías, empleados… Por todo lo que hayan hecho, yo los perdono.

Señor, yo perdono a mi jefe de trabajo por no pagarme lo debido, por no apreciar mi trabajo, por no ser bondadoso y razonable conmigo, por tener mal carácter, ser poco amistoso, por no darme un cargo  mejor y no felicitarme en mi trabajo cuando .me lo merecía. Yo lo perdono.

Señor, perdono a mis profesores e instructores, tanto del pasado como del presente. A aquellos que me castigaron, me humillaron, insultaron, fueron injustos conmigo, se burlaron, me dijeron tonto/a, estúpido/a e hicieron que me quedara después de clase. Yo los perdono.

Señor Jesús, yo oro en forma especial para obtener la gracia de perdonar a la persona que más me haya ofendido.

Te pido poder perdonar a quien considero mi peor enemigo, al que me cueste más perdonar o por el que digo que nunca lo per­donaría.

Gracias, Papaíto Dios, Señor, porque me libras del mal y me ayudas a perdonar. Gracias por tu amor y tu paz. Haz que tu Espíritu Santo ilumine todos los rincones de mi mente, refresque y renueva mi alma y purifique mi corazón…….lléname de tu AMOR …!!!Amén.

ES SOLO POR AMOR QUE ENVIO ESTE MENSAJE.. PARA MI HA SIDO DE INMENSA Y DULCE BENDICION

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

24 Compartir
Comparte24
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte