¿Cuál es el lenguaje de amor que usted tiene para Dios?


¿Cuál es el lenguaje de amor que usted tiene para Diosí

                             AUTOR:   ING. NICOLAS DIAZ ALLAUCA

                                    

Es una mentira que nuestra condición de hombres nos divorcie de la capacidad de  un amor intenso y profundo hacia  Dios. 

 

Los seres humanos tenemos un enorme caudal de recursos para comunicarnos.  No solamente a través de las palabras transmitimos lo que hay dentro de nuestro corazón;  existe además un lenguaje práctico, un  lenguaje de acción  del que podemos echar mano para   expresar sentimientos de  nuestro corazón. 

La  Biblia tiene un interesantísimo relato acerca de una cena a la que fue convidado el Señor Jesús.  La narración de esta historia se desarrolla en el Capítulo siete del libro de Lucas; teniendo como protagonistas de ella al Señor Jesús, un fariseo llamado Simón  y una mujer de  dudosa reputación en el vecindario.     Estos dos últimos personajes, mostraron  dos tipos de lenguaje  sin palabras que debemos considerar detenidamente.

 

No sabemos a ciencia cierta cuales fueron las motivaciones  de Simón el fariseo  para esta invitación.   Es bastante probable que  esta reunión estuviera  planeada en la agenda de Simón con mucha anticipación. Jesús ya era  un personaje controversial, había  criticado públicamente la hipocresía de ciertos fariseos; por tanto,  asociarse con alguien como él,  posibilitaría  una adecuada estrategia política que ayudaría a  Simón  y  a los demás  fariseos,   a  mantener bajo control al pueblo israelita.  

 

Mientras  se desarrollaba la cena sucede algo inesperado.   Los ojos de los presentes,  siguieron con asombro,  los pasos furtivos de una mujer deslizándose al interior  de la casa  para situarse detrás del  Señor.   La mujer se inclina a los pies de  Jesús y empieza a gemir, su llanto  va acompañados de lágrimas,  sus cabellos secan los pies del maestro y finalmente unge sus pies con un costoso perfume.

 

La Biblia no da un indicio de cuando fue el primer encuentro de esta mujer con el Señor.   Es posible que en alguna plaza lo escuchó decir estas palabras:  ?Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar??.      Esta mujer sintió que el discurso era dedicado para ella y que esa oferta era demasiado tentadora para despreciar.  Su vida era un torbellino de pecado y el hastío había hecho presa de ella.   Desvalorizada,  juzgada por todos, sufriendo el desprecio general.  Esta mujer experimentó  la libertad del perdón ofrecido por Jesús y del peso de la culpa.

 

El relato bíblico nos reseña que Jesús contrastó la actitud de la mujer con la de su anfitrión.   La mujer había sido perdonada en mucho  y su expresión de amor fue mayor.   Ella no articuló  una sola palabra en la noche,  pretendió  el anonimato y más bien su actitud fue destaca en público como una lección a ser aprendida por todas las edades.    Su lenguaje de amor en el silencio, fue magnificado por el Señor Jesús;  en tanto que la frialdad, el hastío y la indiferencia de Simón merecieron la condena pública  del Señor.

 

¿Con cuál  de estos dos personajes  nos identificamosí   Es  una mentira que nuestra condición de hombres nos divorcie de la capacidad de  un amor intenso y profundo hacia  Dios.   ¿Acaso nuestro contacto diario con Dios es  parte de una fría agenda carente de devoción y amor?  ¿Cuál es el lenguaje de amor que usted tiene para Diosí  

 

La Biblia registra un cuestionamiento que muchos redimidos  harán al Señor cuando estén en Su presencia:  ?Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿y cuando te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimosí  ¿O cuando te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?   Y respondiendo el Rey les dirá:  De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos mas pequeños, a mi lo hicisteisí   Mateo 25:37-40

 

¿Cómo puede Dios advertir que lo amamosí   Esta pregunta parece toda una necedad, obviamente Dios lo sabe todo.   Esta  es una pregunta que se hace por causa nuestra.  Jesús dijo que el mayor mandamiento es amar a Dios con todo nuestro ser y que un segundo mandato  es amar al prójimo como a nosotros mismos.    Busquemos amar a Dios, con la intensidad y gratitud con que esta mujer amó.  Ni el protagonismo aun la militancia en la obra del Señor, nos  deben hacer perder el contacto del mejor   lugar de todos:  en silencio  a los pies de Jesús.

 

Por otro lado, nuestra fe apunta en dos direcciónes: el cielo y la tierra.  El mundo  también debe notar el lenguaje de amor que poseen los cristianos.  Alimentar al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo o visitar al enfermo son expresiones de un lenguaje de amor que supera  el de las palabras.     Un hombre verdadero puede  estar enamorado intensamente de Jesús y  ser instrumento de bendición para  gente necesitada.   Baste recordar que al servir al necesitado,  al mismo Jesús servimos.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

6 Compartir
Comparte6
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte