#20# Mirando Por Encima de la Pared

Para reflexionar…(26-28/08/05)
Mirando Por encima de la Pared

“Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni
recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta.
?No val?is vosotros mucho más que ellas” (Mateo 6:26)?

Dos hombres estaban conversando sobre suyos anhelos. Uno de
ellos censuraba Dios por no permitir que si supiese, de
antemano, todo cuanto estaba por acontecer. Caminaban juntos
y fueron a parar en un pasto donde vieron una vaca mirando,
despreocupada, por encima de una pared de piedras. “¿Usted
sabe por qué esta vaca está con la cabeza estirada arriba de
la pared?” pregunt? un de los hombres. “No,” contestó suyo
amigo. “Yo le dir? . Es porque ella no puede ver a través de
la pared de piedra. la imite. Pare de batir con la cabeza en
la pared. Usted no quebrar? la pared, pero quebrar? la
cabeza. se mantenga en el alto, mire para cima y podr? ver
más lejos.”

El Señor ense?? la misma lecci?n al decir que deber?amos
contemplar las aves en el cielo y los lirios en el campo.
Ellos no viven ansiosos como nosotros que podemos
raciocinar, pero Dios cuida de ellos y cuidará también de
nosotros si confiemos en Él.

Muchas veces sufrimos y gastamos tiempo en aflicci?n
simplemente por la ansiedad de lo que juzgamos que hay de
acontecer. Otras tantas por la incertidumbre de lo que
acontecer? más adelante como consecuencia de actitudes
tomadas. Y durante todo ese tiempo, inseguros y cabizbajos,
permitimos que nuestra vida pase sin que disfrutemos el goce
que ella puede nos ofrecer.

El grande problema es que no levantamos la cabeza para mirar
por encima de la pared. Es del alto que viene a nuestra
bendición. Es del alto que viene a nuestra liberaci?n. Es
del alto que recibimos la mano extendida para acarrearnos en
seguridad sobre los obst?culos que aparecen a nuestra
frente. Si mantenemos la cabeza baja, batiremos siempre
contra las paredes del desánimo, del fracaso, de las
incertidumbres y de las derrotas.

se libre de la pared, mire por encima, ?Dios cuidará a
usted!

Paulo Barbosa
Un ciego en el Internet
tprobert@terra.com.br
¡Sonría, Jesus te ama!

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación a la siguiente dirección postal:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Enlaces de Devocionales Cristianos

<*> Para visitar tu grupo en Internet, ve a:
http://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/

<*> Para cancelar tu suscripción a este grupo, envía un mensaje a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

<*> El uso de Devocionales Grupos está sujeto a las:
http://www.devocionalescristianos.org/permisos

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. victor culebro

    mucha verdad hay en esta reflexión, la mayoría de las personas solamente ven los problemas, sin ver que existen un sinumero de oportunidades. Un pensamiento que leí en una ocación dice ” NO LE DIGAS A DIOS LO GRANDE QUE ES TU PROBLEMA, MEJOR DILE A TU PROBLEMA LO GRANDE QUE ES DIOS”.
    En toda tormenta que se avecina en el hombre, este, debe depositar su confianza en el Señor, porque El lo librará de todo mal. Nuestra fortaleza debe estar en el Señor, y debemos aprender a mirar por encima de la pared, con la esperanza de triunfo. Amen

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte