[devocional-sabado] 20 de agosto de 2005 – Reflexiones junto a un Hormiguero.

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios…
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros. A Dios nadie le vio jamás;
el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

Juan 1:1, 14 y 18.

Reflexiones junto a un Hormiguero

       Un científico naturalista fácilmente reconocía la firma del Creador en todo lo que su microscopio le hacía descubrir. Pero no conseguía comprender ni aceptar que el Dios que había creado las maravillas del universo pudiera darse a conocer a la humanidad.

       Cierto día, cuando paseaba en el campo, se detuvo delante de un hormiguero; éste estaba cubierto con una gran cantidad de hormigas que se mostraban muy agitadas tan pronto como su sombra las cubría. ?¡Ojalá estas hormigas supieran cómo me intereso por ellas ?pensó él-, así no se molestarían por mi presencia!?.

       Luego, siguiendo el curso de sus pensamientos, se preguntó si alguna vez el hombre podría comunicar sus sentimientos a las hormigas. No ?se dijo-, porque para poder hacerlo sería necesario que el hombre se convirtiera en hormiga. Entonces, como un relámpago, una idea atravesó su mente: ?Es lo que ocurrió con nosotros ?reflexionó. El Dios que creó este mundo tuvo que hacerse hombre para que su criatura pudiera conocerle, y compartir sus sentimientos y sus pensamientosí.

       Dios se hizo hombre. Su Hijo, Jesucristo, tomó nuestra naturaleza para traducir a nuestro lenguaje lo que de otra manera seguía siendo incomunicable. ?El que me ha visto a mí, ha visto al Padre?, dijo él (Juan 14:9). Su palabras y Su conducta revelaron a Dios a la humanidad de una manera perfecta.

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: http://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el devocional diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 27.338 suscriptores.
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte