[devocional-viernes] 05 de agosto de 2005 – Un pie en la tumba.

Confesaré mi maldad,
y me contristaré por mi pecado. 
Salmo 38:18.

Con el corazón se cree para justicia,
pero con la boca se confiesa para salvación. 
Romanos 10:10.

Si confesamos nuestros pecados,
él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados,
y limpiarnos de toda maldad. 

1 Juan 1:9.

Un pie en la tumba

       Transcurría el año 1942. En una ciudad de Francia, un joven yacía en una cama, muy enfermo de tuberculosis. Se sentía muy débil, estaba casi inconsciente. Tres médicos estaban en la habitación y hablaban en voz baja. Uno de ellos dejó escapar la reflexión: ?¡Pobre muchacho! Ya tiene un pie en la tumba.

       El joven escuchó estas palabras. Anonadado, no dijo una palabra ni reaccionó. Toda la noche, con insistencia la frase del médico volvía a su memoria. Lloró silenciosamente. Ya se veía compareciendo ante la justicia divina. Su mala conducta lo había alejado de Diosí Entonces pensó en el Evangelio, en Jesús muerto por él. Y tomó la gran decisión: aceptó a Jesús como su Salvador.

       No fue el resultado de infundados temores de un adolescente, temores desvanecidos después de su curación. No, fue el compromiso de toda una vida, con un solo testigo: Dios mismo. Cincuenta años más tarde, el recuerdo de esa noche permanece grabado en él, la noche de su conversión, cuando halló la paz con Dios, cuando obedeció para siempre a Jesucristo, la noche que transformó su vida.

       Ahora, a cada uno de nosotros, la pregunta se formula con agudeza: ¿Recuerdo haber tenido un contacto profundo, serio, determinante con Diosí ¿Decidí obedecer a Jesucristo? ¡Esta es mi responsabilidad!

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: http://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el devocional diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 27.220 suscriptores.
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte