[Grafica Cristiana] Cuántas muertes suceden al hombre con y sin Cristo en el corazón

Cuantas muertes suceden al hombre con y sin Cristo en el corazón?

La palabra del Señor nos habla de tres tipos de muerte.

La espiritual, la física y la eterna.

La muerte espiritual significa la separación entre el alma y Dios. Esta muerte fue la primera consecuencia del pecado de Adán y Eva en el Jardín del Edén. Dios es santo, y no puede tener comunión con un hombre pecador, por tanto el hombre pecador tiene que separarse de Dios y esta separación afecto a todos sus descendientes. La muerte espiritual es el estado de separación de Dios en el cual todo ser humano nace en este mundo.

Romanos 5:12 dice Por tanto, como el pecado entro en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte paso a todos los hombres por cuanto todos pecaron.

Ahora consideremos la muerte física. La muerte física, significa la separación entre el alma y el cuerpo de una persona. Esta muerte también es una consecuencia del pecado de Adán y Eva, pero no sucedió en el mismo instante que ellos pecaron.

Adan murió físicamente 930 anos después que murió espiritualmente. A diferencia de los ángeles que solo tienen naturaleza inmaterial, el hombre fue creado tanto con una naturaleza inmaterial como con una naturaleza material. La naturaleza inmaterial recibe información del exterior a través de los sentidos. El cuerpo es el órgano a través del cual la parte inmaterial de la persona toma contacto con otros seres humanos y también con el mundo que le rodea.

Cuando alguien muere físicamente, la naturaleza inmaterial pierde ese contacto con el mundo exterior y hasta donde se sabe, las almas o espíritus de las personas que han muerto físicamente no tienen mas contacto con los que están vivos ni con el mundo que los rodea.

El cuerpo humano que esta compuesto de mas de 30 diferentes elementos químicos regresa a la tierra de donde fue tomado, en espera de la resurrección, ya sea para vida o para condenación.

Ahora consideremos la muerte eterna. La muerte eterna, sucede cuando alguien que estaba muerto espiritualmente, llega a morir físicamente. Este estado ha sido descrito como la culminación de la muerte espiritual. En estas condiciones, la persona recibe todo el peso de la ira de Dios y lo que es peor, queda eternamente separada de Dios quien es fuente de la vida y el gozo.

Esto es la muerte en el sentido mas terrible de su significado. Apocalipsis 14:11 describe esta muerte eterna en estos términos: y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche?

En resumen, entonces, hay tres tipos de muerte: la espiritual, la física y la eterna.Por la gracia y misericordia de Dios, no todos vamos a pasar por estos tres tipos de muerte.

Permitame explicarlo así: Ninguno de nosotros puede evitar la muerte espiritual, porque no es algo que dependa de nosotros. Es la consecuencia del pecado de nuestros primeros padres Adán y Eva.

Romanos 3:23 dice: “Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios.”

Toda persona nace en este mundo en el estado de muerte espiritual, porque todos nosotros traemos sobre nosotros la consecuencia del pecado de Adán y Eva. Pero algunos de nosotros, hemos recibido el perdón de nuestros pecados que Dios nos ofreció en Cristo y de esa manera ya no hay más razón para estar separados de Dios.

En otras palabras, alguien que tiene a Cristo Jesús en su corazón ha vuelto a nacer a una nueva vida de relación estrecha con Dios. Una persona así, ya no esta muerta espiritualmente sino que vive espiritualmente.

Esto fue justamente lo que Jesús dijo a Marta en Juan 11:25-26 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mi, aunque este muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mi no morirá eternamente.”

Al recibir a Cristo como Salvador, entonces resucitamos o nacemos de nuevo espiritualmente y en estas condiciones jamas llegaremos a experimentar la muerte eterna.

La muerte física en un creyente es la única muerte que experimentara ese creyente, y aun eso, siempre y cuando el Señor retarde su venida para llevarle al cielo sin pasar por la muerte.

Pero la muerte física para el creyente no es un castigo por el pecado; porque Cristo ya llevo todo el castigo por el pecado del creyente. Claro que la muerte física en un creyente podría ser una medida de disciplina para ese creyente a causa de perseverar en el pecado, pero inclusive en este caso, la muerte física para el creyente es simplemente la partida para estar con Dios en el cielo y esto ocurre cuando el creyente ha cumplido con el propósito que Dios tenia para el en este mundo.

Y lo peor que le puede pasar a una persona es morir sin haber recibido a Cristo. Porque la muerte espiritual es seguida de la muerte física, e inmediatamente después ocurre la muerte eterna, o el castigo eterno sin esperanza de ningún cambio. Mirándolo bien, existen dos posibilidades para todo ser humano. La una posibilidad es que el ser humano nazca una sola vez, y como consecuencia muera dos veces. Todos los nacidos físicamente, si no han nacido de nuevo o si no han nacido espiritualmente, morirán físicamente y morirán también eternamente. Allí están las dos muertes.

La otra posibilidad es que el ser humano nazca dos veces, y como consecuencia muera una sola vez. El primer nacimiento es físico, el segundo nacimiento es espiritual o el nuevo nacimiento. La consecuencia de esto es morir una sola vez, la muerte física y eso en caso de que el Señor tarde en su segunda venida.

¿Que prefiere Ud.? ¿Nacer una vez para morir dos veces o nacer dos veces para morir una vez? La decisión es suya. Para nacer la segunda vez, o para nacer de nuevo, lo único que Ud. necesita es reconocer que Ud. es pecador. Luego necesita reconocer que por ser pecador, Ud. esta en peligro de condenación eterna. Después es necesario reconocer que Cristo murió en la cruz del Calvario en vez de Ud. Cristo tomo el lugar que Ud. debía tener, y recibió el castigo que Ud. como pecador merece.

Finalmente debe reconocer que para recibir el perdón de sus pecados necesita recibir a Cristo como su Salvador. ¿No le gustaría hacerlo este mismo momento?

¿Quiere Recibir a Cristo Ahora Mismo?

Simplemente hable con El. Puede usar la siguiente oración, y decir: ¡Dios mío! Soy un pecador. Se que no puedo salvarme a mi mismo. Ahora creo que Cristo murió en mi lugar, para perdonar mis pecados. Se que resucito y que vive hoy. Me arrepiento y confieso mis pecados. Creo en Jesucristo, y lo recibo a El por fe como mi Salvador. ¡Gracias, Dios, por haberme hecho pasar de la muerte a la vida eterna según tu promesa

Cuando Recibimos a Cristo, El nos da Vida Eterna

Jesús dijo: “En verdad les digo: El que pone atención a lo que yo digo, y cree en el que me envió, tiene vida eterna; y no sera condenado, pues ha pasado ya de la muerte a la vida” (Juan 5:24).

¿Recibio Ud., por Fe a Cristo en Oración?

Si así lo hizo, ¿donde esta usted ahora, conforme a la promesa del Señor (En la vida eterna). ¿En que basa usted su confianza? (En la promesa de Dios en la Biblia). ¿Le engaña Diosí ¿Puede Dios mentir le? Por supuesto que no.

“Este testimonio es que Dios nos ha dado vida eterna, y que esta vida esta en su Hijo. El que tiene al Hijo de Dios, tiene también esta vida. . . Les escribo esto a ustedes que creen en el Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna”(1 Juan 5:11-13).

Agradezca a Dios porque ahora usted tiene vida eterna

¿Que Ocurrió Cuando Usted Recibió a Cristo?

En el momento en que usted recibió a Cristo por fe, grandes cosas le ocurrieron:

Usted paso de muerte a vida. Juan 5:24

Sus pecados fueron perdonados. Colosenses 1:14.

Usted fue hecho un hijo de Dios. Juan 1:12.

Usted está libre de temor. Juan 8:36.

Usted es una nueva criatura en Cristo. 2 Corintios 5:17.

¿Puede usted imaginar algo más glorioso que le haya sucedido? De gracias a Dios ahora por lo que El ha hecho en usted por medio de Cristo.

¿Que Hacer Ahora que Ud. Cree en Cristo Como su Salvador?

Lea la Biblia todos los días.”No solo de pan vivirá el hombre, sino también de toda palabra que salga de los labios de Dios” (Mateo 4:4).

Ore a Dios siempre.

“Oren en todo momento. Den gracias a Dios en todo, porque esto es lo que el quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:17,18). Orar es conversar con Dios.

Confiese a Dios cada pecado.

“Si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios hará lo que es justo: nos perdonara nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Cuente a otros su experiencia.

Jesús dijo: “Vuelve a tu casa y cuenta todo lo que Dios ha hecho por ti” (Lucas 8:39).

Congregue se con otros creyentes.

“No dejemos de asistir a nuestras reuniones, . . . sino demonos ánimos unos a otros” (Hebreos 10:25).

Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir (Ap.1:4ª) Amén.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte3
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte