[GRUPOMINISTERIOMUJER] Duda positiva

DUDA POSITIVA

Tomado de Nuestro Andar Diario

Juan 20:24-31
24 Tomás, uno de los doce, llamado el Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. 25 Entonces los otros discípulos le decían: ¡Hemos visto al Señor! Pero él les dijo: Si no veo en sus manos la señal de los clavos, y meto el dedo en el lugar de los clavos, y pongo la mano en su costa-do, no creeré. 26 Ocho días después, sus discípulos estaban otra vez dentro, y Tomás con ellos. Y estando las puertas cerradas, Jesús vino y se puso en medio de ellos, y dijo: Paz a vosotros. 27 Luego dijo a Tomás: Acerca aquí tu dedo, y mira mis manos; extiende aquí tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28 Respondió Tomás y le dijo: ¡Señor mío y Dios mío! 29 Jesús le dijo: ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron. 30 Y muchas otras señales hizo también Jesús en presencia de sus discípulos, que no están escritas en este libro; 31 pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que al creer, tengáis vida en su nombre.

Duda positiva
En los años de la antigua Grecia, un meteorito cayó del cielo. El filósofo griego Anaxágoras supo de ello y concluyó que la roca humeante era un pedazo del sol que había caído a la tierra. Esto tuvo enormes implicaciones teológicas para la antigua cosmovisión griega. Después de todo, el sol no era el dios Helios, ¡sino sólo un trozo de metal encendido.

Hoy, las conclusiones de un griego escéptico del siglo V a.C. parecen casi ridículas. Todos sabemos que el sol es una gigante bola de gas, y que los meteoros son macizos de roca que se calientan al entrar en la atmósfera de la tierra a alta velocidad. Pero Anaxágoras usó los datos que tenía. A pesar de la evidencia tan vaga, la opuso contra las opiniones religiosas griegas de aquel tiempo. Él era un incrédulo.

Hubo otro escéptico en el primer siglo de la era cristiana. De hecho, se ganó el sobrenombre de “el incrédulo Tomás”. Luego de la desilusión de ver que Aquel a quién había seguido murió por medio de la lenta tortura de una cruz, ¡se le dijo que Jesús había resucitado de entre los muertos!

Tomás respondió como un científico empírico: “Si no veo en sus manos la señal . . . , y . . . pongo la mano en su costado, no creeré” (Juan 20:25). Lo que Tomás exigía era “ver para creer”.

Una semana más tarde, Jesús se le apareció a Tomás y le tomó la palabra en su desafío a tener una prueba. La fría mente racional de Tomás cedió a la emoción abrumadora cuando se arrodilló y proclamó: “¡Señor mío y Dios mío!”

Luego, Jesús hizo esta profunda declaración: “Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron” (v.29).

Las dudas forman parte de un auténtico andar en la fe. Jesús no nos pide que creamos a ciegas. Él ha provisto relatos presenciales de su vida, muerte y resurrección, evidencia empírica para un escéptico del primer siglo. Ha garantizado la fiel transmisión de estos registros que “se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que al creer, tengáis vida en su nombre” (v.31). –DF

destino
¿Por qué las dudas ocasionales son de hecho una manera de hacer nuestra fe más auténtica?

Meditaré en este versículo: “Y sin fe es imposible agradar a Dios” (Hebreos 11:6).

en resumidas cuentas: Dios es más grande que nuestras dudas.


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte