[PalabrasDeFe]Un corazón limpio

    
     NO LE DIGAS A DIOS CUAN GRANDE ES TU PROBLEMA......
      DILE A TU PROBLEMA CUAN GRANDE ES TU DIOS!!!!!!!

Tienes la seguridad de que cuando mueras vas a estar con Jesusí Quieres tener la seguridad de la vida eterna?  Te invitamos a hacer esta oracion......
  "Señor Jesus, vengo ante ti, tal como soy. Te pido perdon por todos mis pecados y renuncio a todo contacto con lo oculto en el que yo haya participado consciente o inconscientemente buscando la guia, el poder, el conocimiento o la sanidad (Por favor sea lo mas especifico que pueda), estoy arrepentido de todos mis pecados, por favor, PERDONAME SEÑOR!!!. En tu nombre, perdono a todos los que me han ofendido (Traelos a todos a la oracion); entrego a ti todo mi ser, te abro las puertas de mi corazon, te invito a entrar en mi vida y te acepto como mi unico Señor, Dios y Salvador. Saname, cambiame, fortaleceme en cuerpo alma y Espiritu. Ven Señor Jesus, cubreme con tu preciosa sangre y llename con tu Santo Espiritu. AMEN!"

Para registrarte en esta lista, envia un correo en blanco a:
PalabrasDeFe-subscribe@gruposyahoo.com

Para darte de baja envia un correo en blanco a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para unirte a WORDS OF FAITH, devocional en INGLES, envia un correo en blanco a:  WordsOfFaith-subscribe@yahoogroups.com

Para unirte a FE PARA O BRASIL, devocional en PORTUGUES, envia un correo en blanco a: Fe_Para_OBrasil-subscribe@yahoogrupos.com.br

PALABRAS DE FE ES UN SERVICIO GRATUITO, NO ACEPTAMOS DONACIONES.

Este correo ha sido sometido a un programa antivirus.  Sin embargo, PALABRAS DE FE no asume responsabilidad alguna por eventuales daños generados por el recibo y uso de este mensaje, siendo responsabilidad del destinatario verificar con sus propios medios la existencia de virus.


Yahoo! Grupos Mis grupos | PalabrasDeFe Página principal

   
 
 
Un corazón limpio
 
Para lograr el potencial que Dios nos ha dado, debemos comenzar por tener un corazón limpio, porque así es como nos relacionamos con el Señor. Debemos recordar que, aunque Dios nos creó con la capacidad de llegar a ser lo que Él pensó, vinimos a este mundo con la inclinación de alejarnos de Él y de Su voluntad. Todo el potencial que Dios puso en nosotros, es insuficiente hasta que, y a menos que, confiemos en Jesús como nuestro Salvador personal.
 
Dios envió a Su Hijo a este mundo con el propósito de morir en la cruz. Jesús pagó el castigo por sus pecados y los míos, por medio de una muerte vicaria, expiatoria y suficiente en lugar nuestro. Con ello, Dios perdonó nuestros pecados y nos declaró inocentes. Nos apartó para Él, nos proclamó Sus hijos y nos dio la bienvenida en Su familia. Él puso dentro de nosotros un inmenso potencial para transformarnos y vencer. Pero no se detuvo allí. Como lo hizo con los apóstoles, también dispuso que nosotros fuéramos “investidos de poder desde lo alto” (Lc. 24:49) con Su Santo Espíritu (Lc. 24:49).
 
Cuando usted confía en Jesucristo como su Salvador personal, el Espíritu de Dios viene a morar en usted y a capacitarlo en todos los aspectos de la vida. Por eso, no se trata de un esfuerzo suyo. En usted habita interiormente una persona de la Deidad, ¡Dios mismo! para hacer de su potencial una realidad. Pero el Espíritu Santo sólo puede funcionar en un corazón limpio.
 
Para entender cómo tener un corazón limpio, pensemos en lo que sucede cuando tenemos las manos sucias: nos las lavamos. Nos lavamos las manos muchas veces en el día, aunque no podamos ver suciedad en ellas. Nos las lavamos porque las sentimos sucias o porque sentimos que no están limpias.
 
Una vez que hemos recibido a Jesucristo como nuestro Salvador personal, estamos limpios ante Sus ojos, pero eso no significa que hemos logrado de una vez por todas una impecabilidad perfecta. Al aventurarnos en el mundo, nos “ensuciaremos” un poco; cualquier día podemos tener malos pensamientos, hacer comentarios dañinos o manifestar actitudes indebidas. Seguimos estando limpios mientras seamos obedientes, lo que significa que podemos ensuciarnos muy fácilmente. Por esta razón, el Señor le dijo a Pedro: “El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio” (Juan 13:10).
 
La Escritura habla de purificación “en el lavamiento del agua por la palabra” (Ef. 5:26). Espiritualmente, nuestros corazones son limpiados, mediante la utilización de la barra de jabón del Señor: la Biblia. Un corazón debe estar limpio para que el Espíritu Santo trabaje en Él. La Palabra de Dios ha sido dada a la humanidad como un libro de enseñanza y un medio para limpiarnos, al revelarnos nuestros pensamientos o conducta equivocadas. Al hablar la Escritura a nuestro corazón, confesamos nuestro pecado y nos arrepentimos; y se produce la limpieza (1 Jn. 1:9).
 
                           

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/


Enlaces de Devocionales Cristianos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte