Se tu propio dueño II

DEVOCIONALES CRISTIANOS

Se tu propio dueño

(segunda parte)

Pastor Cash Luna

Una de las prácticas que traen el dominio propio es el ayuno. Dios lo dejó para que incremente nuestra fe. El ayuno no es para echar fuera demonios, sino para aumentar nuestra fe en el nombre de Jesús; este no es superior al nombre de Jesús. Cuando tu ayunas, te estas absteniendo de cosas buenas. Cuando ayunas tú dices no a lo que Dios te autorizó a hacer; a comer. Si aprendes a decir no a las cosas que no te son prohibidas, serás capaz de decirle no a las cosas que no te esta permitido hacer. Cuando tu decides ayunar por tres días, tu carácter se fortalece, no solo en lo espiritual, si no que para decirle no a lo que es malo. La gente que tiene dominio propio sabe decirle no a sus derechos en determinado tiempo, para luego decirle si en el momento oportuno. Dominio propio es lo que hace que una empresa gaste menos de lo que gana, que tu presupuesto funcione, que no rompas una tarjeta de crédito y que la aprendas a usar, a que te sujetes a tus padres aunque creas que no tienen la razón. Dominio propio es parte del carácter de los buenos administradores. La compulsión es lo opuesto al dominio propio.

Un día, luego de ministrar a tantos jóvenes, mientras oraba, le pregunté al Señor por qué permitía que un joven o señorita desarrollara tan temprano. Le dije que la juventud es difícil. Todos nosotros en determinado tiempo empezamos a desarrollar. Llega el tiempo en que un joven es capaz físicamente de engendrar un hijo, y de que una señorita pueda dar a luz a un hijo. El tiempo que un joven y una señorita pueden tener relaciones pero no deben; deben de contenerse. Le pregunté al Señor que por qué no encendía esa chispa una semana antes del matrimonio; esto haría la vida mucho más fácil. El Señor me contestó que este desarrollo ayuda a los jóvenes a ejercitar su dominio propio y desarrollar carácter. Esta oportunidad de que ya puedes hacer, pero no debes hacerlo, te da la oportunidad de desarrollar dominio propio en tu vida. Tú, como joven, te tienes que abstener de hacerlo, y los casados se tienen que abstener de hacerlo con más personas que no sean su cónyuge.

La carrera del dominio propio nunca termina. La falta de dominio propio en un momento determinado de tu vida puede ser lo que te esté haciendo pagar por algo a lo que le dijiste sí, cuando debías haber dicho no. El dominio propio es el que te dice “lo comienzo y lo termino,” “tengo que estudiar, no importa cuanto cueste y cuando me duela.” Es el que te hace llevar a tus trabajadores a mayores niveles. Debes ser dueño de ti mismo en todas las áreas de tu vida.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte