Desarrollando los hábitos de la madurez cristiana

Desarrollando los hábitos de la madurez cristiana

Apocalipsis 1:3

El texto nos invita a una actividad poco común entre la gente: la lectura de la Palabra de Dios. Leer la Biblia no es leer cualquier libro. ¿Cuántos de ustedes leen por lo menos un libro por año? En Cuba se leen 7 libros por persona en un año; en México, se lee medio libro por persona en un año. Se vende muy poco la literatura de interés cultural, educativo y académico, afortunadamente no se aprobó la propuesta del ejecutivo en poner impuesto en la venta de libros, de haberse aprobado, ni si quiera medio libro se leería en México. La literatura que más de vende para leer Élamentablemente-, son las revistas como “TV-Novelas”, “Eres”, “Tu”, “Vogue”, “Lágrimas y risas”, “Teleguia”.

La segunda pregunta es: ¿Cuántos de ustedes han leído la Biblia completa? Entonces, ¿Cuántos aunque sea la leen diario? Tal vez te has preguntado porqué me pasan tantas cosas negativas, malestares en la vida, porqué no me salen las cosas como las planee, porqué he vivido en fracaso o frustración, o porqué mi vida no cambia, -o como diría Pablo- porqué lo que no quiero hacer, eso hago. Más bien, la pregunta correcta que debes hacerte, es: ¿Qué tiempo le dedicas a la lectura de la Palabra de Dios para tu vida?

El sermón anterior estuvimos analizando la importancia de prestar nuestro oído espiritual para escuchar la Palabra de Dios, cómo una pequeña semilla, que en su tiempo oportuno, produce grandes frutos. Este día, juntos veremos la importancia de dedicar tiempo para leer la Escritura y los beneficios que obtenemos al leerla con interés y devoción. La lectura de la Palabra de Dios no debe ser ocasional o cuando tengas tiempo de realizarla, la lectura de la Palabra de Dios debe ser diaria, todos los días sin fallar. Si todos los días comes para mantenerte sano y vivo, entonces, todos los días debes leer la Biblia para tener una vida espiritual sana y duradera, para ser mejor cada día por medio de la obediencia. La lectura diaria de la Palabra de Dios no es una opción, es un mandato de la misma Escritura. En Deuteronomio 17:19 … deberá leerla todos los días. Así… jamás se sentirá superior a los demás, sino que aprenderá a obedecer a Dios y a respetar todos sus mandamientos. Si tu lees diariamente la Palabra de Dios vas a ver resultado positivos en tu vida, porque sentirás la necesidad de poner en práctica todo lo que está escrito y tendrás un compromiso con el Señor en fidelidad. Tu vida va a ser diferente, tus horizontes se ampliarán.

Tenemos el testimonio de Nehemías, cuando escuchó que los habitantes de Jerusalén estaban en graves problemas y los muros de la ciudad estaban en ruinas, le dio tanta tristeza, que lloró durante varios días, confesó los pecados del pueblo y comenzó los preparativos para reconstruir la ciudad en ruinas. Nehemías organiza y conjunta al pueblo de la deportación. Cuando estaban listos aparece Esdras, sacerdote del pueblo y comenzó a leer la Ley de Dios desde temprano hasta el medio día. Dice el texto en el cp. 8:5, Cuando abrió el libro, todos se pusieron de pie. Esto demuestra una actitud de reverencia como nosotros también demostramos al leer la Biblia en el culto. Sin embargo, los que estaban de pie no se imaginaron lo que iba a suceder al oír la Ley, sus vidas iban a cambiar para siempre; en los vr. 7-9 Después de esto, los siguientes ayudantes de los sacerdotes ayudaron al pueblo a entender la ley de Dios… ellos leían y traducían con claridad el libro para que el pueblo pudiera entender. Y al oír lo que el libro decía, todos comenzaron a llorar. Talvez antes vivían sin esperanza y sin futuro, porque no conocían el mensaje de Dios, pero ahora sus vidas iban a cambiar para siempre; en los siguientes capítulos de Nehemías dice, que el pueblo confesó sus pecados y luego realizaron un compromiso con Dios a obedecer su Palabra: 10:29-30 Todos los demás ciudadanos, incluidos los sacerdotes, los ayudantes, los vigilantes de las entradas, los cantores y los servidores del templo prometieron obedecer todos los mandamientos de Dios.

Como ustedes pueden ver, la lectura de la Palabra de Dios está estrechamente vinculada con la obediencia. Si tú quieres que tu vida sea diferente, seas una personas nueva, aquí está la clave. Una correcta lectura de la Biblia debe producir una actitud de obediencia. Si tú lees con interés la Palabra de Dios, te darás cuenta que es necesario poner en práctica lo que has leído, si no obedeces lo que Dios te dice en su Palabra, quiere decir, que no has leído correctamente la Escritura ni la has entendido. Otra experiencia similar a esta es Moisés con el pueblo de Israel, en Éxodo 24:7 dice: Después tomó el libro del pacto y se lo leyó a los israelitas. Entonces ellos dijeron: ?Cumpliremos todo lo que Dios nos ha ordenado?. Cumplir y obedecer significan los mismo.

Noten ustedes que existe una ley inmutable en la conducta humana: ante una acción, hay una reacción, los psicólogos le llaman ?estímulo – respuesta?. Si yo pongo mi mano encima de una vela encendida, la reacción normal debiera ser un dolor de quemadura y retirarla inmediatamente; lo no normal sería el dejar mi mano por mucho tiempo sobre la lumbre hasta que se queme totalmente. El estímulo es dolor en mi mano a causa de la lumbre, la reacción debiera ser retirarla inmediatamente del fuego. Esto mismo debe de pasar en nosotros ante la Palabra de Dios. El estímulo es la lectura de la Biblia y la respuesta debiera ser la obediencia. Al leer correctamente la Palabra de Dios, debe producir en nosotros el deseo profundo de ponerla en práctica, esto significa que nuestras vidas están siendo transformadas por Dios, están produciendo un efecto y una respuesta favorable a nuestras vidas. Si tu vida sigue siendo la misma, significa no lees constantemente la Palabra de Dios, no dejas que penetre en tu vida y cambie radicalmente tu vida, porque ella te hace ver en dónde estás mal y qué debes de cambiar. En Hebreos 4:12 dice: Cada Palabra que Dios pronuncia tiene poder y tiene vida. La Palabra de Dios es más cortante que una espada de dos filos, y penetra hasta los más profundo de nuestro ser. Allí examina nuestros pensamientos y deseos, y deja en claro si son buenos o malos.

De esta forma podemos entender que la lectura de la Escritura produce en nosotros un cambio verdadero, permanente, nuevo, ya no seremos los mismos si dedicamos tiempo para leer el Libro de libros, el mensaje del Señor, su voluntad para nosotros. En 1Pedro 1:23 dice: Pues ustedes han vuelto a nacer, y esta vez no de padrea humanos y mortales, sino de la Palabra de Dios, que es viva y permanente. Dios bendice siempre a los que leen su Palabra, porque su Mensaje no regresa vacío. El Señor se agrada cuando nos acercamos a su Escritura, porque ve nuestra actitud e interés de escuchar lo que él quiere decirnos a nuestra vida; los que somos padres, nos llena de orgullo y alegría cuando nuestros hijos escuchan nuestros consejos y los ponen en práctica, al final los felicitamos y los estimulamos a seguir haciéndolo. De esta forma, Dios se alegra de nosotros cuando lo escuchamos y ponemos en práctica lo que nos dice, también nos reconoce y nos exalta; en Lucas 11:28 Jesús dijo: ¡Antes! bien, bienaventurados los que oyen la Palabra de Dios y la obedecen!

Otra cuestión de muchos cristianos es: ¿entiendo que debo de leer mi Biblia todos los días y que debo de poner en práctica todo los que ella me dice, pero ¿cómo puedo leer la Palabra de Dios con mayo eficacia, existen algunas sugerencias para realizar una correcta lectura de la Biblia?? Les sugiero la siguiente estrategia:

  1. Separa cada día ?de ser posible, siempre a la misma hora- parte de tu tiempo para leer la Biblia. Procura que sean momentos en que no sufras interrupciones

  2. Pide la dirección e iluminación del Espíritu Santo para que él te muestre lo que tiene preparado para ti en este día.

  3. Selecciona un pasaje bíblico. Puedes escoger y apegarte a un plan de lecturas, el manual de alumno de la CLASE 201 viene un plan de lectura del Nuevo Testamento, existe la Biblia en un Año, algunas ediciones de la Biblias viene al final un plan de lecturas de un año.

  4. Lee el pasaje completo para formarte una idea de lo que se dice en él.

  5. Lee el mismo texto en diferentes versiones como Reyna-Valera 60, 95, Dios Habla Hoy, Nueva Versión Internacional; Lenguaje Actual, La Biblia Viviente (Paráfrasis), la Biblia Jerusalén, etc.

  6. Identifica palabras y frases significativas, las frases repetidas casi siempre están precedidas de si, entonces, por eso, porque, etc.

  7. Identifica el propósito del autor, trata de descubrir la intención del autor; debes ser honesto, no intentes descubrir sólo lo que deseas escuchar. La Biblia es el mensaje de Dios que puede transformar tu vida.

  8. Cómo este mensaje se aplica a tu vida, ¿hay algo en tu vida que debas cambiar? Si así fuera, busca la ayuda de Dios para ser mejor hijo suyo, en tu relación con él y con el prójimo.

  9. Memoriza un versículo clave, puedes escribirlo en una tarjetita y llevarlo contigo todo el día para recordarlo.

  10. Da gracias a Dios y compártelo, pídele ayuda en el momento de aplicar a tu vida el texto que leíste y trasmítelo a otras personas lo que hayas aprendido.

Quiero terminar con una invitación del Señor para tu vida, es una promesa, que si lo asumes, se cumplirá indiscutiblemente. Cuando lo apliques verás resultados valiosos en tu vida. Josué 1:8 Nunca dejes de leer el libro de la Ley; estúdialo de día y de noche, y ponlo en práctica, para que tengas éxito en todo lo que hagas.

Autor: Pastor Alberto Arenas
Ministerio: Gethsemaní
Le pedimos que nos ayude en nuestro ministerio con su ofrenda de amor. Si desea mas información de como enviar su ofrenda, haga clic aquí.  Recuerde: “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.2 Corintios 9:7
Por cortesía de: Central de Sermones
Visítenos: http://centraldesermones.com

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

5 Compartir
Comparte5
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte