CUANDO SOMOS UN MILAGRO Y NO PIERDAS.

 
     
 

                                                                           

 

 

 

Hola mis amados:

Este mensaje nos da una enseñanza especial, porque cuando suceden las cosas en nuestras vidas es con un proposito divino y santo, asi que no maldigamos o reneguemos cuando suceda esto, porque detrás hay una enseñanza de parte de Dios y nos quiere usar para que seamos parte de Su milagro, el pensar en los demas es prioritario y Dios acude a situaciones similares para que nos olvidemos de nuestros problemas, asi prestamos mas atencion a los ajenos y nos identificamos para colabora y ver sonreir al necesitado, es la mejor recompensea, una sonrisa y saber que Dios estuvo detrás de todo, asi le Honramos, le alabamos y le damos gracias por haber sido testigos de Su poder y Gloria.

CUANDO SOMOS UN MILAGRO.

Conducía de vuelta a casa alrededor de las cinco, tras de una reunión, atascado en el tráfico del Bulevar Colorado, cuando el auto comenzó a fallar y se apagó a duras penas pude empujarlo, maldiciendo, a una estación de gasolina, contento solamente de no estar obstruyendo el tráfico y que tendría un lugar más tranquilo para esperar la grúa. Ni siquiera se podía enderezar. Antes de que pudiera hacer la llamada, vi a una mujer saliendo de la tienda de conveniencia que pareció resbalarse sobre el hielo y cayó sobre un dispensador de combustible, por lo que me levanté y fui a ver cómo estaba.

Cuando llegué donde estaba, parecía más bien que había sido más sobrecogida por el llanto que por la caída; era una joven mujer que se veía bastante desaliñada con ojeras alrededor de sus ojos. Dejó caer algo cuando la ayudaba a levantarse y lo recogí para dárselo. Era una moneda de cinco centavos.

En ese momento, todo quedó claro para mí: la mujer llorando, la antiquísima camioneta repleta de cosas con tres muchachos en la parte de atrás (uno en un asiento del auto), y el dispensador de combustible leyendo $4.95. Le pregunté si todo estaba bien y si necesitaba ayuda, a lo que ella seguía diciendo: “No quiero que mis hijos me vean llorando”, así que nos paramos al lado opuesto del dispensador a su auto. Ella dijo que conducía hacia California y que las cosas estaban muy duras para ella en ese momento. Así que le pregunté: “¿Y está orando?” Eso la hizo alejarse de mí un poco, pero le aseguré que no era un loco y le dije: “Él la oyó y me envió”.

Saqué mi tarjeta de crédito y la pasé por el lector de tarjetas para que pudiese llenar el tanque de su auto, y mientras cargaba el combustible, me dirigí al McDonald’s de al lado y compré dos grandes bolsas de comida, algunos certificados de regalo por más, y una gran taza de café.
Ella le dio la comida a los muchachos en el auto, quienes le cayeron como lobos, y nos quedamos parados junto al dispensador comiendo papitas fritas y conversando un poco.

Me dio su nombre y compartió que vivía en Kansas City. Su novio la había abandonado hacía dos meses y no había podido arreglárselas sola. Sabía que no tendría dinero para pagar la renta el 1 de enero por lo que, finalmente, había llamado a sus padres, con quienes no se había comunicado en cinco años. Ellos vivían en California y le dijeron que podía mudarse con ellos y comenzar de nuevo allá. Así que empacó todo lo que poseía en el auto. Le dijo a los muchachos que se iban a California para Navidad, pero no que se mudaban para allá.

Le di mis guantes, un breve abrazo y dije una rápida oración a su favor por seguridad en el viaje. Al dirigirme a mi auto, ella dijo: “Así que, es Ud. un ángel o algo parecido?” Eso, definitivamente, me hizo llorar. Le dije: “Querida, para esta época, los ángeles están muy ocupados, así que a veces, Dios utiliza a gente normal”.

Fue tan increíble ser parte del milagro de alguien. Y, por supuesto, como pueden imaginarlo, cuando me subí a mi auto, encendió de una vez y me llevó a casa sin problema alguno.
Lo meteré al taller mañana para revisarlo, pero sospecho que el mecánico no hallará problema alguno con él. Algunas veces los ángeles vuelan tan cerca de uno que podemos escuchar el batir de sus alasí

Escrito por un interno de medicina de Denver Metropolitana

Nunca dejes de creer en Dios y en los milagros que él hace. Sobre todo no menosprecies la oportunidad de ver cuando Dios te convierte en un milagro para otros. Hoy podría ser uno de esos días.

Jehová hizo señales y milagros grandes y terribles en Egipto, sobre Faraón y sobre toda su casa, delante de nuestros ojos. Deut 6:22

De las grandes pruebas que vieron tus ojos, y de las señales y milagros, y de la mano poderosa y el brazo extendido con que Jehová tu Dios te sacó; así hará Jehová tu Dios con todos los pueblos de cuya presencia tú temieres. Deut 7:19

Prefiero recordar las hazañas del Señor, traer a la memoria sus milagros de antaño. Sal 77:11

NO PIERDAS …

No pierdas la esperanza.
Hay millones de personas esperando los recursos que dispones.

No pierdas el buen humor.
A cualquier señal de enfado, hay siempre un suicidio en tus fuerzas.

No pierdas la tolerancia.
Hay mucha gente a tolerarte en lo que aun tienes de indeseable.

No pierdas la serenidad.
El problema puede que no sea tan difícil como piensas.

No pierdas la humildad.
Además de la planicie, surge la montaña y, después de la montaña, surge el horizonte infinito.

No pierdas el animo de aprender.
La propia muerte es una lección.

No pierdas la oportunidad de servir a tus semejantes.
Hoy o mañana, podrás necesitar de su ayuda .

No pierdas tiempo.
A cada amanecer un nuevo día nace, pero los minutos son otros.

No pierdas la paciencia.
Acuérdate de la paciencia infinita de Dios….

En la vida muchas veces hemos perdido lo que nos recomiendan en este mensaje, pero cuando nos lo recuerdan es para que lo tengamos muy presente, por tanto vivamos sin perder nada de esto, porque sera una perdida lamentable, en un instante se puede acontecer algo por olvidarnos y no poner en practica lo dicho aca, vivamos entonces haciendo el bien y recordando que debemos imitar a Jesús para que nos ayude en todo momento.

Los amo y bendigo en Jesucristo.

MAGNOLIA.

 

 

 

 

 
 
 
 
 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Cristianos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte