[Grafica Cristiana] Escuchando la voz de Dios en medio del silencio

Reflexión #27:      ?Escuchando la voz de Dios en medio del silencio?

 

Hace varios años, un día en particular, me sentía muy deprimida y con una sensación de soledad abrumadora. De repente, recibimos una visita de unos hermanos cristianos. Durante un tiempo de oración que tuvimos al filo de su visita, Dios me habló a través de uno de ellos. Grabé en mi corazón aquella hermosa ocasión y la romanticé escribiendo un poema. Parte se compone de lo que verdaderamente me habló Dios y parte se compone de simples sentimientos de mi corazón. (Las oraciones que aparecen subrayadas son las que me habló Dios). El poema dice así:

 

¡Aguarda ?desesperación?, no seas mala, no me lleves tan aprisa! Desde lejos se oyen las carcajadas de tu risa porque observas que no tengo aparente consuelo.

 

Dios mío? Dios mío, ¿por dónde andas que no te veo? Por favor espera, sólo deseo desahogarme y hablar contigo un momento. Te preguntaré algunas cosas con la esperanza de que quieras contestarme. Dime buen Señor, ¿por qué hay momentos en los que me siento tan sola? ¿Por qué no logro ser feliz con lo que tengo, por qué no estoy satisfecha con ser quien soy o de donde vengo, por qué me ha tocado vivir tantas noches sin el brillo de la luna ni el resplandor de las estrellasí Trato y trato de escucharte y el único que retumba en mi interior con escándalo es el descarado de ?Don Silencio?. ¿Acaso te he ofendido, o tal vez al hablarte el protocolo es incorrecto?

 

¡Te necesito tanto Señor! Pero eso ya lo sabes, ¿pues qué detalles hay que Tú no conocesí Quiero impresionarte pero sé que no puedo?

 

?Nancy? Ahora seré Yo quien hable y tú si puedes me respondes. ¿Cómo se sostiene el sol, las estrellas y la luna sin caer del firmamento? ¿Cuántos granos de arena tiene la mar? ¿Dónde estabas cuando di fragancia a las flores o cuando me plació dar a las aves su cántico?

 

Confía, no dudes, estoy contigo y estaré. Cuando se siembra una mata de rosas, se cultiva, se le echa agua para que dé rosas. Yo no te he dado una mata de rosas sino una corona. Como mis pensamientos no son tus pensamientos ni mis planes son tus planes; como no lograste responderme, tampoco yo te diré dónde, cómo ni cuándo, pero alábame con gozo, cultiva los dones y tú verásí.

 

 ¡Perdona mi incredulidad y mi mente limitada, Señor! ¡Yo también te amo!

 

Quedo perpleja cada vez que me detengo a pensar en la maravillosa gracia de Dios. Es hermoso saber que nos cuida y nos ama inclusive sin necesidad de pedírselo, porque muchísimos años antes de que tú yo naciéramos, ya Él nos amaba y se dio a sí mismo en la cruz del calvario en propiciación por nuestros pecados. ¡Es triste ver el despilfarro de la vida humana, lo fácil que aparenta ser para algunas personas arrancarle sin compasión la vida a otro ser humano!

 

  

¡Todavía no logramos entender la maravilla de nuestro Creador, todavía nos falta por entender cómo nos beneficiamos de su pacto de amor! Parecemos no entender que sin Dios estaríamos completamente perdidos. Cuando lo necesitamos ?salimos corriendo? a pedirle que nos preste socorro y tan pronto nos ayuda, le damos las gracias de manera casual, como si fuera un extraño que nos acaba de dar algo que se nos cayó al piso. Es decir, olvidamos demasiado pronto y nos falta compromiso. Se nos hace más fácil creer en dioses de madera, de piedra y de yeso? seres que no tienen ojos para ver, oídos para oír, ni boca para hablar.

 

La humanidad prefiere consultar las estrellas, las barajas y a los muertos antes de doblegar su corazón ante Dios para que obre en favor de sus vidas.

 

Utilizan al Creador como una tarjeta de débito, que llegan a retirar el dinero que les hace falta y una vez terminada la transacción salen corriendo. Quieren que Dios los bendiga con un buen trabajo, pero no quieren ni pensar en la ofrenda ni el diezmo. Quieren que Dios les ampare la pareja idónea, pero la buscan en todos los lugares incorrectos en lugar de esperar en el Señor. Oran para que Dios los ayude a conseguir un carro nuevo, pero no quieren ser responsables con las finanzas. Piden esto, piden aquello, piden lo otro? pero no quieren darle tiempo a Dios. No quieren sacar tiempo para orar en acción de gracias, no quieren orar por los enfermos, no quieren reciprocar la misericordia de Dios extendiéndola hacia los demás necesitados, no les importa el dolor ajeno.

 

Por una parte hay personas que dicen que tan pronto se mejore su situación económica o de salud, vendrán a los pies del Señor, porque no quieren pedirle favores a Dios. ¡Qué disparate! De todos modos, cuando está todo bien, ya ni se acuerdan ?quién es Diosí. Por otra parte están aquéllos que piensan que ?Dios es bueno?, ?Dios es Omnipotente? (que todo lo puede), pero hacen como hice yo para el tiempo que escribí el poema que hoy comparto en esta reflexión; que cuando la prueba ?aprieta? cuestionamos su poderío. Romanos 8:28 dice: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es a los que confirme a su propósito son llamados. Si creemos lo que establece este versículo, entonces no debemos contradecir nuestra creencia, poniendo en duda la voluntad de Dios para nuestras vidas aún en medio de las pruebas.

 

Para muchas personas su ?diosí se ha convertido en la televisión, el internet, el capitalismo. No digo que esas cosas sean malas, pero comparándolo con nuestro Salvador y con lo que Él nos ofrece, entonces pienso que han cambiado a Dios por basura. De todos modos, bueno o malo, nada debe ocupar el lugar de Dios en nuestras vidas. Lo terrenal y temporero jamás podrá comparar con lo espiritual y lo eterno. La Palabra de Dios nos dice en Eclesiastés 12: 9-10; 11: Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia. Anda según los caminos de tu corazón y la vista de tus ojos, pero recuerda que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo y aparta de tu carne el mal, porque la adolescencia y la juventud son vanidad? ?¡Vanidad de vanidades, dijo el Predicador?todo es vanidad?!

 

A veces, para recobrar fuerza espiritual, necesitamos concentrarnos en el silencio de la prueba. Dudamos y dudamos, pero al final Dios nos habla con voz apacible y nos dice: No temas, Yo estoy contigo… no te preocupes, Yo estoy en el asunto. Si tuve el control de organizar la Tierra en 6 días, te regalé el sol por el día y la luna para las noches, entonces lo demás también es “como nada” para Mí. Yo Soy el que Soy; ¿por qué dudasí

 

Hagamos como dice la letra de un corito? ?Y esperaré pacientemente, aunque la duda me atormente, yo no confío con la mente, lo hago con el corazón. Esperaré en la tormenta, aunque tardare tu respuesta, yo confiaré en tu providencia, Tú siempre tienes el control?.

 

Pensamiento: Mateo 6: 33  Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

 

OREMOS: Para que aprendamos a escuchar la voz de Dios en los momentos de silencio.

 

Mis oraciones quedan, junto a las de ustedes,

 

Por: Nancy García Casillas

nancycasillas@hotmail.com

http://www.cristoesvida.com

Si quieres recibir nuestros mensajes, entra aquí y registrate:  Subscribete to [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por Email

Para Publicar tus mensajes, envía tus mails a la siguiente dirección:  devocionalescristianos@gmail.com

Cancelar Suscripción:  devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para más información de nuestro ministerio: http://www.devocionalescristianos.org

Envía Postales Gratis a tus seres queridos:
http://www.devocionalescristianos.org/postales

Visita nuestros Foros y comparte con nosotros la palabra de Dios y haz nuevos amigos: http://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/foros/


Enlaces de Devocionales Cristianos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte