LAS PEQUEÑAS COSAS Y CUANDO FALTA UNA FAMILIA

LAS PEQUEÑAS COSAS Y CUANDO FALTA UNA FAMILIA

Hola mis amados:

La mayoría de las veces no pensamos ni nos percatamos de las cosas pequeñas porque pasan desapercibidas, pero hacen mas que las mas grandes que puedan existir, pensamos que un regalo enorme es mejor que algo que casi ni se ve, pero muchas veces esos pequeños son mas costosos que los que ven nuestros ojos, por tanto valoremos de hoy en adelante todo lo pequeño que veamos, nos den y nosotros compartamos, no nos cansemos de dar.

LAS PEQUEÑAS COSAS

Todos tratan de realizar algo grande; no se dan cuenta de que la vida se compone de pequeñas cosas.

Disfrutando las pequeñas cosas tal vez un día volvamos la vista atrás y nos demos cuenta de que eran las grandes cosas.

Ejecuta con esmero tu trabajo, aunque parezca insignificante.

Cualquier cosa que hagas, por muy trivial que la juzgues, es un paso hacia el progreso.

Un pequeño gesto puede mejorar un ambiente, subir el ánimo, alentar a alguien.

Un simple apretón de manos, o una palmada en el hombro, puede hacer renacer la esperanza a alguien que estaba por flaquear.

Seamos fieles en las pequeñas cosas que realizamos diariamente, nos lo dice la Madre Teresa de Calcuta, ya que allí estará nuestra fortaleza: Seamos puntuales, fieles, leales, usemos palabras bondadosas, mostrémonos dispuestos hacia los otros; lo demás “viene por añadidura”.

Las pequeñas cosas, sumadas, constituyen las grandes cosas.

Son las pequeñas cosas las que pueden hacer agradable nuestra vida y la de los demás.

~ Mauricio Pilleux ~

CUANDO FALTA UNA FAMILIA

Un joven puede ser excelente, pero, si le falta la familia, le falta un complemento fundamental.

Un niño puede ser encantador, pero si le falta la familia, le falta una razón para ser niño.

Un hombre puede ser un genio, pero si le falta la familia le faltará una de las dos alas… que dicen que tiene un ángel.

Un anciano puede ser sabio, pero si le falta la familia, le falta una razón para seguir envejeciendo.

Hay personas que no quieren una familia por egoísmo : es más cómodo.

Hay quienes no quieren una familia por vanidad : la consideran accidental.

Hay quienes no quieren una familia por inactividad : creen haberla superado.

Están los que no quieren una familia por desánimo : creen estar saturados.

Hay quienes no quieren una familia porque tienen miedo : creen que no podrán afrontarla.

Hay quienes no quieren una familia por idealismo : creen encontrarla en la gente.

Hay quienes no quieren una familia por amor : quieren vivir al servicio de las familias que tropezaron.

Sin embargo, no tener una familia propia, no es lo mismo que no necesitar jamás de la ayuda de ninguna familia.

Un hombre sin ninguna clase de familia no existe. Y si existe no es feliz.

~ Autor desconocido ~

En este mensaje vemos cuan importante es tener una familia, aunque para muchos sea un pretexto, algo que no se necesita, o que simplemente en esta época no se debe tener por moda o conceptos erróneos, pero demos gracias a Dios por la familia que poseemos, demos lo mejor de nosotros para que sea un aporte fundamental que la hará mas unida, firme y ejemplo para muchas otras, gracias a Dios porque El creo la familia para que le conociéramos y le amasemos.

Los amo y bendigo en Jesucristo.

MAGNOLIA.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte