[PalabrasDeFe]¿Por qué se produce la caída espiritual de un cristiano?

    
     NO LE DIGAS A DIOS CUAN GRANDE ES TU PROBLEMA......
      DILE A TU PROBLEMA CUAN GRANDE ES TU DIOS!!!!!!!

Tienes la seguridad de que cuando mueras vas a estar con Jesusí Quieres tener la seguridad de la vida eterna?  Te invitamos a hacer esta oracion......
  "Señor Jesus, vengo ante ti, tal como soy. Te pido perdon por todos mis pecados y renuncio a todo contacto con lo oculto en el que yo haya participado consciente o inconscientemente buscando la guia, el poder, el conocimiento o la sanidad (Por favor sea lo mas especifico que pueda), estoy arrepentido de todos mis pecados, por favor, PERDONAME SEÑOR!!!. En tu nombre, perdono a todos los que me han ofendido (Traelos a todos a la oracion); entrego a ti todo mi ser, te abro las puertas de mi corazon, te invito a entrar en mi vida y te acepto como mi unico Señor, Dios y Salvador. Saname, cambiame, fortaleceme en cuerpo alma y Espiritu. Ven Señor Jesus, cubreme con tu preciosa sangre y llename con tu Santo Espiritu. AMEN!"

Para registrarte en esta lista, envia un correo en blanco a:
PalabrasDeFe-subscribe@gruposyahoo.com

Para darte de baja envia un correo en blanco a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para unirte a WORDS OF FAITH, devocional en INGLES, envia un correo en blanco a:  WordsOfFaith-subscribe@yahoogroups.com

Para unirte a FE PARA O BRASIL, devocional en PORTUGUES, envia un correo en blanco a: Fe_Para_OBrasil-subscribe@yahoogrupos.com.br

PALABRAS DE FE ES UN SERVICIO GRATUITO, NO ACEPTAMOS DONACIONES.

Este correo ha sido sometido a un programa antivirus.  Sin embargo, PALABRAS DE FE no asume responsabilidad alguna por eventuales daños generados por el recibo y uso de este mensaje, siendo responsabilidad del destinatario verificar con sus propios medios la existencia de virus.


Yahoo! Grupos Mis grupos | PalabrasDeFe Página principal

¿Por qué se produce la caída espiritual de un cristiano?

 

 

                                     Ps. Fernando Alexis Jiménez

Andrés recayó en la droga hace dos meses. En un momento de crisis, argumentó él. A raíz de un descuido espiritual, asegura su esposa Brigitte. Están separados. Ella asiste aún a la congregación. El decidió no volver. Lucha entre dos extremos: su adicción a los alucinógenos y la preocupación respecto a qué pensarán quienes lo conocieron ejerciendo como baterista del grupo de alabanza. “Tiene unción”, decían todos.

No paraba de hablar la noche que lo encontré entre un grupo de indigentes que se reúnen cerca de la Plaza de Caycedo, en pleno centro de Cali (Colombia), para recibir la asistencia alimentaria que les ofrece una organización cristiana.

Su sorpresa no fue mayor que la mía. No podía concebir que estuviera de nuevo en las calles. Menos cuando le vi fortalecido espiritualmente, con una esposa y dos hijas preciosas que le acompañaban al templo, y la firme decisión de ingresar al seminario bíblico para cursar la carrera de teología. Deseaba ser pastor.

Su recaída se produjo con un pensamiento:¿Qué pasaría si por una vez consumía de nuevo? “No pasará nada. Podré vencer”, razonaba. La tentación le asaltó por varios días hasta que un domingo, después de salir del servicio religioso y tras esgrimir el pretexto de dar una vuelta, volvió al lugar donde por años le abastecieron. No pasó un mes antes que dejara de asistir a las reuniones, vendiera la guitarra para consumir más, y decidiera alejarse de su hogar, señalando a su esposa como autora de su desgracia. No encontró a nadie más en quien escudarse…

¿Qué hacer?¿Volverle la espalda?¿Decirle que no regrese a la congregación? Revisamos todas las posibilidades y concluimos en uno de los planteamientos más hermosos que hiciera el Señor Jesucristo: “…Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar justos sino a pecadores al arrepentimiento”(Lucas 5:31, 32).

Tras revisar su caso, meditamos un rato sobre las razones que desencadenan la caída espiritual en la vida de un cristiano…

Frente a la posibilidad de un revés espiritual

Un revés espiritual tiene origen en varios factores que podríamos sintetizar en:

a.- Autosuficiencia

b.- Nos falta depender de Dios

c.- Falta de sabiduría al decidir qué hacemos

d.- Desconocer las artimañas del diablo

e.- Permitir que la ansiedad tome control de nuestra vida

Autosuficiencia

Con frecuencia el cristiano considera que espiritualmente avanzó lo suficiente para enfrentar la tentación. Eso genera una confianza desmedida y sin fundamento, causa de muchas caídas. Es sobre ese aspecto que advirtió el apóstol Pablo cuando escribió: “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga” (1 Corintios 10:12). Descarte de plano la autosuficiencia que embarga a muchos porque puede ser el comienzo del desmoronamiento espiritual en su existencia.

Esta posición errada me hace recordar al equilibrista puertorriqueño que, después de muchos años caminando en la cuerda floja, un atardecer dijo a sus ayudantes que no necesitaba mayor seguridad. “El viento es suave y creo que podré cruzar esta distancia sin mayores contratiempos”, explicó. Iba a salvar la distancia entre dos edificios. Pero justo cuando iba a llegar a su meta, con decenas de personas mirando expectantes el espectáculo, una corriente de aire lo derribó. Gracias a Dios se salvó, pero quedó paralítico. ¿La causa? Se confió demasiado, igual que ocurre con muchos creyentes.

Nos falta depender de Dios

Una carta que me llegó hace pocos días me hizo reflexionar en la crisis que golpea a los cristianos a punto de caer. Era de una joven con deseos de acabar con su vida. “Estoy al final del camino, no encuentro salida”, decía. En la respuesta le recorde la necesidad que tenemos de depender de Jesucristo en medio de las crisis.

Cuando llegan las tentaciones o los momentos difíciles, en los que estamos a punto de “tirar la toalla”, es decir de renunciar a nuestra consagración, es necesario prendernos de la mano del Creador, como advierte el propio apóstol Pablo: “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis resistir”(1 Corintios 10:13).

Falta de sabiduría al decidir qué hacemos

El apóstol Pablo fue quien escribió un principio bíblico que jamás podemos olvidar, porque de lo contrario, corremos el peligro de incurrir en una recaída en nuestra vida espiritual. El planteó: “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica”(1 Corintios 10:23).

A nuestro alcance está el hacer muchas cosas, pero no todas contribuyen a nuestra edificación personal y espiritual. Por el contrario, seguir el camino que los demás, puede meternos en graves problemas y llevarnos incluso a un progresivo alejamiento de Dios. Es necesario que seamos muy cuidadosos de todo lo que pensamos y de lo que hacemos.

Desconocer las artimañas del diablo

En su primera carta universal, el apóstol Pedro advirtió: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar…” (1 Pedro 5:8).

Desconocer las artimañas de nuestro enemigo espiritual es una decisión desafortunada.  Lo más probable es que caigamos en una crisis cuando menos lo esperemos. Poco a poco nos vamos enredando hasta caer en la trampa. Traigo a mi memoria una artista de circo que se presentó en la televisión del Perú. Su espectáculo era jugar con una serpiente. Un día que se presentaba por la televisión, el animal la mordió. ¿La razón? Le asustó el ruido generado por el público en los estudios de grabación. La mujer había olvidado que la naturaleza de la víbora era atacar al menor vestigio de peligro. Satanás ataca a los que se descuidan.

Permitir que la ansiedad tome control de nuestra vida

Cuando entramos en crisis, una de las primeras manifestaciones son las preocupaciones que toman fuerza hasta convertirse en periódicas depresiones. Es frecuente. Esa situación lleva a otra más: el desánimo  considerar que no vale la pena seguir adelante.

Frente a situaciones así, que han estado presentes en la historia del hombre, el apóstol Pedro escribió: “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:6, 7).

Permanecer vigilantes

El cristiano debe permanecer en una actitud vigilante: para que su fortaleza esté afincada en Dios y no en sus propias capacidades; para ser cuidadosos en el momento de tomar decisiones o asumir algún hábito o comportamiento que además de afectar nuestro testimonio, traiga perjuicio a quienes nos rodean; para permanecer atentos a cualquier acechanza del diablo y finalmente, para asegurarnos que las pautas de comportamiento estén sujetas a Dios conforme lo describe Su Palabra, la Biblia.

Nadie está exento de caer. Tampoco nos debe sorprender que ocurra ni menos, asumir una actitud hipócrita de crítica, desconociendo que nosotros también fallamos. Antes que expresar críticas frente a quienes recayeron espiritualmente, es necesario brindarles nuestro apoyo.

¡Cuídese de no ir a caer! No olvide jamás que la única salida estriba en una dependencia permanente de Jesucristo y su poder.

 

        

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte