#22# Aguardando en Silencio

Para reflexionar…(03/10/05)
Aguardando en Silencio

“Venid, aclamemos alegremente a Jehová; Cantemos con j?bilo
a la roca de nuestra salvaci?n” (Salmos 95:1).

Dos jefes africanos vinieron un día hasta James Chalmers
pidiendo maestros, pero, para tristeza de ellos, el
misionero no tenía ninguno para enviar en aquel momento. Dos
a?os más tarde los jefes regresaron y, de esta vez, Él mismo
acompa?? los africanos. Despu?s de muchos días de viaje
ellos llegaron al destino, en un domingo, y encontraron todo
el tribu de rodillas en silencio. El misionero pregunt?:
“?Qu? ustedes están haciendo?” “Nosotros estamos orando.”
“?Pero por qué ustedes no dicen nada?” Ellos,
acongojadamente, contestaron: “Nosotros no sabemos lo que
decir. Por dos a?os, desde que o?mos hablar del Dios del
hombre blanco, nosotros nos reunimos todos los domingos y
nos arrodillamos en oraci?n por cuatro horas. Pero nosotros
no decimos nada porque nadie vino a ense?arnos lo que
hablar.”

Como es triste saber que muchos, hoy, en muchas partes de
nuestro planeta, están hambrientos de las cosas de Dios y no
tienen quien les ense?e sobre eso. Otros tantos ni siquiera
saben de la existencia del Salvador y no pueden gozar de Su
amor, Suyo perd?n y Su compañía en las horas de aflicci?n.
Mientras tanto, muchos de nosotros, que experimentamos las
maravillosas y incontables bendiciones del Señor, vivimos
indiferentes y ajenos a las necesidades de personas que Dios
tanto ama y que muy necesitan nuestro auxilio. ¿Será que en
algún momento hemos parado para pensar en los millares que
pasan por nosotros diariamente y que, en silencio, aguardan
ansiosamente que les extendamos la mano, o les mostremos una
sonrisa de esperanza o mismo una palabra de ?nimo para
asegurarles qué ni todo está perdido?

Muy hemos recibido del Señor y Él espera que impartamos
nuestras bendiciones con aquÉllos que aún no Lo conocen. Si
abramos nuestros ojos espirituales podremos constatar una
grande multitud de rodillas, en silencio, esperando apenas
que yo y usted paremos un poco de pensar en nosotros mismos
y les extendamos las manos para, unidos, entonar un c?ntico
de alabanza y gratitud al Dios de nuestra salvaci?n.

Paulo Barbosa

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación a la siguiente dirección postal:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Enlaces de Devocionales Grupos

<*> Para visitar tu grupo en Internet, ve a:
http://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/

<*> Para cancelar tu suscripción a este grupo, envía un mensaje a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

<*> El uso de Devocionales Grupos está sujeto a las:
http://www.devocionalescristianos.org/permisos

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte