[Devocional_Diario] Yo no pedi ser oro

Afinados como el oro

Así que no pierdan la confianza, por que ésta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. Pues dentro de muy poco tiempo, el que ha de venir vendrá, y no tardará. Pero mi justo vivirá por la fe. Y si se vuelve atrás, no será de mi agrado. Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida Hebreos 10:35-39

No pierdas la confianza, ten paciencia, soporta la aflicción, no te rindas, no sucumbas ante la tentación, persevera pacientemente, no pierdas la esperanza.
La palabra esperanza viene del griego ELPIS y significa deseo de algo bueno con la expectativa de obtenerlo. Que diferente suena este significado a lo que nosotros interpretamos como esperanza. Cuando nosotros pensamos en esta palabra le reducimos el significado al deseo de algo que podría ocurrir si es que hay buena fortuna, o algo que se podría cumplir pero muy en el remoto futuro, allá en lo lejano e insondable.
El concepto bíblico de esperanza es una visión real de algo que ya se esta dando.
La esperanza bíblica no está centrada en lo que diga tu buen augurio, lo que el empeño y la audacia te lleven, o lo que el buen tino te guíe, la esperanza espiritual es lo que debe suceder por gracia de Dios. Puedo perseverar, tener paciencia, soportar con fe la prueba porque la esperanza que viene de Dios me asegura que todo terminará bien.

Job sigue siendo mi modelo de perseverancia.

En verdad consideramos dichosos a los que perseveraron. Ustedes han oído hablar de la perseverancia de Job, y han visto lo que al final le dio el Señor. Es que el Señor es muy compasivo y misericordioso Santiago 5:11

Cuando me veo rodeada de peligros tengo que correr al libro de Job, su inspiración y fe me dan las pautas para no llenarme de temor, permíteme compartir esta valiosa joya:

¡Ah, si supiera yo dónde encontrar a Dios!
¡Si pudiera llegar a donde él habita!
Si me dirijo hacia el este, no está allí;
Si me encamino al oeste, no lo encuentro.
Si está ocupado en el norte, no lo veo;
Si se vuelve al sur, no alcanzo a percibirlo.
El, en cambio, conoce mis caminos;
Si me pusiera a prueba, saldría yo
Puro como el oro.
Job 23:8-10

Que bueno que Job fue de carne y hueso como nosotros, él se sintió frustrado por su aparente fracaso en conseguir una audiencia con Dios. El sabía que era un hombre justo. Pero Elifaz no estaba de acuerdo con esto, en su criterio humano, Job había descendido de su integridad al grado de pecador malintencionado, por eso lo atormentaba día y noche con palabras de exhortación nada sabias: sométete a Dios y volverá tu prosperidad Job 22:21 (ojo con los consejeros sin tino).
Pero nuestro amado Job con paciencia que persevera le contestó:

En sus sendas he afirmado mis pies;
He seguido su camino sin desviarme.
No me he apartado de los mandamientos de sus labios;
En lo más profundo de mí ser he atesorado
Las palabras de su boca Job 23:11-12

Job admitió que Dios lo estaba probando, no para quitarle sus escorias pecaminosas, sino para demostrar es oro puro.

El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego;
Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro,
Al ser acrisolada por las pruebas
Demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor
Cuando Jesucristo se revele
I Pedro 1:7

Job al principio se sintió perdido, creyó que no podía hallar a Dios, pero sabía por la esperanza segura que Dios no lo había perdido a él. Como no te ha perdido a ti, porque él conoce tu vida, mira tu corazón, ve tus caminos. El no ha pasado por alto tu agonía, te esta probando para que salgas afinado como el oro.
Te has preguntado ¿qué bueno puede salir de todo esto? Yo también me lo he preguntado muchas veces, y después de tantas pruebas puedo decir que ahora se amar más, perdonar mil veces más, cubrir con la preciosa sangre de Cristo la traición y la ingratitud, reconocer el fuego de la prueba me da esperanza, notar que Dios me esta afinando refuerza mi seguridad que no me ha desamparado. Que sigue a mi lado cada palabra aprendida en mi niñez, son tesoros que nadie me quitará.
No desmayes amada mía, se fiel querido hermano en la fe de Jesucristo, eres precioso a los misericordiosos ojos de Dios, no te desvíes ni a la derecha ni a la izquierda, ten seguridad en lo profundo de tu ser que Dios sabe de la integridad de tu corazón, él sabrá rescatarte en el tiempo oportuno.
Busca ser fiel, ten esperanza.
Martha Bardales

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte