GANAR LA BATALLA Y CASADO Y ABURRIDO?

 
 
 
 

Hola mis amados:

Este mensaje nos da una enseñanza muy diciente, porque si nos convencemos de que no estamos solos jamas, de que nuestro amado Capitan Jesús pelea por nosotros y que vamos detrás de El en todo momento, es seguro que veremos Su victoria y por ende tendremos Su triunfo en todo, por eso dice que para el que cree TODO le es posible, si creemos con total convicción, nos sentiremos como los ganadores que debemos ser, asi que a vivir en fe y confiando en el Señor.

GANAR LA BATALLA

Durante una batalla, un general japonés decidió atacar aún cuando su ejército era muy inferior en número. Estaba confiado que ganaría, pero sus hombres estaban llenos de duda. Camino a la batalla, se detuvieron en una capilla. Después de orar con sus hombres, el general sacó una moneda y dijo, “Ahora tiraré esta moneda. Si es cara, ganaremos. Se es cruz, perderemos. El destino se revelará”.

Tiró la moneda en el aire y todos miraron atentos como aterrizaba. Era cara. Los soldados estaban tan contentos y confiados que atacaron vigorosamente al enemigo y consiguieron la victoria. Después de la batalla, un teniente le dijo el general,

“Nadie puede cambiar el destino”.

“Es verdad”, contestó el general mientras mostraba la moneda al teniente, que tenía cara en ambos lados.

Obviamente la historia es irreal en el sentido de que una moneda no puede decidir nuestro futuro, sin embargo, nos deja muy claro que muchas veces, hemos perdido la batalla porque antes de iniciar nos creemos incapaces.

Es usual cuando hay exámenes por ejemplo, que muchos lo han perdido antes de iniciar, pues su actitud así lo propicia.

Todos tenemos muchas situaciones hoy en nuestra vida, y podemos enfrentarlas solos, con miedo, con angustia y creyéndonos perdedores. O podemos confiar en un Jesús que prometió estar con nosotros siempre, y enfrentar con valentía lo que venga.

Por mas cansado que te encuentres, por más difícil que veas la situación, aunque ya no sientas que tienes fuerzas. Puedes ganar, puedes vencer, puedes seguir adelante. Jesús está contigo!

CASADO Y ABURRIDO?

Por: Luis Palau

Déjeme hacerle algunas preguntas. ¿Es usted una persona entusiasta, entretenida, agradable y cordial? ¿Está seguro de que el aburrido no es usted?

Como marido usted puede hacer que su esposa sea aburrida o interesante, quejosa o encantadora. Usted hace la diferencia y eso depende de cómo la trate. Por lo tanto le aconsejo que decida ayudar a su esposa para que se vuelva atractiva e interesante nuevamente a través del poder del amor. Se lo explico en términos prácticos.

En primer lugar, acepte a su esposa tal como es, sin tratar de cambiarla. Recuerde cuando se enamoró de ella, cuando le propuso matrimonio, cuando se casaron. ¿Acaso no vio algo especial en esa mujer? ¿Por qué entonces ahora, diez años después, le parece que es aburrida? Quizás quien haya cambiado sea usted y no ella. Por lo tanto, acéptela como una persona especial porque eso es lo que es.

Considere la manera en que trata a su esposa. ¿La sorprende de tanto en tanto con un regalito? ¿Le muestra que aún la ama, que la quiere hacer feliz? Si ya no hace por ella las cosas especiales que solía hacer cuando joven, entonces simplemente se ha aburrido de usted mismo y no de ella. Es tiempo de cambiar.

Comience a interesarse en las actividades de su esposa y no sólo en las suyas propias. Descubra cuáles son las cualidades únicas que Dios le ha dado a su mujer, descubra sus necesidades y trate de hacer algo por ella. No llegue a casa a la noche quejándose por el día que ha tenido. Pregúntele a ella cómo le ha ido.

Asegúrese de que su esposa no quede en la casa todo el tiempo. Salgan a cenar regularmente, o sencillamente a dar un paseo–una simple caminata. Además, comience a hacer planes para tomar una mini-vacación. Elija algún lugar que usted sepa ella ha de disfrutar. Sea creativo. Use la imaginación. No hay razón para que usted permanezca aburrido ni para que aburra a los demás.

Déjeme resumir todo esto en una breve frase usando palabras de la Biblia: “Los esposos, por su parte, deben mostrar a sus esposas el mismo amor que Cristo mostró a su iglesia” (Efesios 5:25). Si con la ayuda de Dios usted practica esta clase de amor, se estará encaminando hacia un matrimonio feliz, alegre, lleno de cosas nuevas.

El matrimonio más emocionante está formado por tres personas: usted, su esposa y Dios. Ambos pueden poner a Dios como fundamento de la vida de casados. Luego oren y estudien la Biblia juntos y verán cambios maravillosos.

Es tan sencillo amar, es posible si tienes en tu corazon a Jesús que es el amor mismo y si te sacias de ese amor, puedes amar fácilmente, comprender a tu conyuge y poder vivir feliz, a las mujeres deben amarlas solamente, lo demas viene por añadidura, si hacen esto los varones, tendran un hermoso matrimonio y por ende una vida plena y feliz, que hermoso es vivir con Cristo y que El sea el centr del hogar.

Los amo y bendigo en Jesucristo.

MAGNOLIA.

 
 
 
 

 

 
 
 
 
 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*