[Grafica Cristiana] Soldado, Atleta y labrador

ALIMENTO DIARIO

Leer con oración: 2 Ti.2:3-6; Ef.6:17; 2 Ti.4:8; Sal.126:6

“Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado” (2 Ti 2:4)

SOLDADO, ATLETA Y LABRADOR

En 2 Timoteo 2, después de decirle a Timoteo que fuera un buen maestro de la palabra y enseñara a hombres fieles e idóneos, capaces también de enseñar a otros, Pablo continúa animando a Timoteo a perseverar y a permanecer firme ejercitando su don allí en el lugar donde se encontraba, es decir en Éfeso. Para eso Pablo usa algunas figuras del lenguaje tales como soldado (vs. 3­4), atleta (v. 5), labrador (v. 6) y obrero (v. 15).

En el versículo 3 leemos: “Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo”. Si nuestra intención es decir palabras bonitas que agraden a todos, no sufriremos. Pero si predicamos el evangelio del reino de los cielos, si hablamos de negamos a nosotros mismos, de perder la vida del alma y tomar la cruz, las personas no aceptarán esta palabra con facilidad. Esto nos causará sufrimientos. Aún así debemos predicar esa palabra. Para crecer en vida, necesitamos negar la vida del alma. Nosotros necesitamos continuar en ese camino si queremos seguir al Señor. Como buenos soldados de Cristo, tenemos en las manos la espada del Espíritu que es la palabra de Dios (Ef 6: 17), no para matar a las personas, sino para suplidas con Espíritu y vida.

Debemos transmitir la palabra de Dios. Debemos ser como soldados de Cristo Jesús que llevan la palabra adelante. Al predicar el evangelio, entramos en las ciudades que están siendo usurpadas por Satanás, ciudad tras ciudad, donde no existe el testimonio de la iglesia en la base de la unidad. Entramos allí con la espada del Espíritu, como soldados de Cristo Jesús. Como buenos soldados, no debemos envolvemos en los negocios de esta vida, porque nuestro objetivo es satisfacer a Aquél que nos tomó por soldados (2 Ti 2:4).

No solamente somos buenos soldados de Cristo Jesús, sino que también somos atletas. El versículo 5 dice: “Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha I legítimamente”. Cuando predicamos el evangelio, hay resultados. Cuando predicamos la palabra del Señor, no estamos golpeando el aire. Tenemos una meta. Queremos un premio. Como atletas, no competimos sin un objetivo. Nosotros hablamos por el Señor buscando un premio, que es la corona de justicia (Cfr. 4:8).

Al hablar por el Señor, debemos ser también, un labrador que trabaja la tierra. El versículo 6 dice: “El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero”. Debemos transmitir la palabra de Dios como un labrador que siembra la semilla. Debemos sembrar la semilla en buena tierra, una tierra preparada y trabajada por nosotros. Si la tierra es dura, la ablandamos; si tiene piedras, las rompemos y las removemos. Si en ella hay espinos o abrojos, los quitamos y los quemamos. El trabajo es arduo, pero el gozo de recoger los frutos quita de nosotros toda nostalgia de trabajo y fatiga (Cfr. Sal 126:6).

Como buenos labradores, necesitamos preparar la tierra y sembrar la semilla. Después de que la sembramos, viene el enemigo y siembra cizaña en medio del trigo (Cfr. Mt 13:25). Debemos proteger el trigo, pero aún así no podemos arrancar la cizaña. Debemos vigilar durante todo el día, y también toda la noche debemos permanecer alerta. Como buenos labradores, debemos tener los ojos bien abiertos para ver lo que está haciendo Satanás. Este es el verdadero significado del labrador. Finalmente, el labrador es el primero en participar de los frutos. Alabado sea el Señor.

Pregunta: ¿Cuál era la finalidad de Pablo al usar las figuras del soldado, del atleta y del labrador en este mensaje?

Dong Yu lan

Todos los derechos reservados a: ?Editora Arvore da vida?

El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.
Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañia en otros que tambien conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos

Si quieres recibir nuestros mensajes, entra aquí y registrate: Subscribete to [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por Email

Para Publicar tus mensajes, envía tus mails a la siguiente dirección: devocionalescristianos@gmail.com

Cancelar Suscripción: devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para más información de nuestro ministerio: http://www.devocionalescristianos.org

Envía Postales Gratis a tus seres queridos:
http://www.devocionalescristianos.org/postales

Visita nuestros Foros y comparte con nosotros la palabra de Dios y haz nuevos amigos: http://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/foros/
Enlaces de Devocionales Grupos

<*> Para visitar tu grupo en Internet, ve a:
https://groups.google.com/forum/#!forum/devocionales-cristianos/

<*> Para cancelar tu suscripción a este grupo, envía un mensaje a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

<*> El uso de Devocionales Grupos está sujeto a las:
http://www.devocionalescristianos.org/permisos

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte