[MINISTERIO MUJER] El Dios de la segunda oportunidad

El Dios de la segunda oportunidad

 

1 Pedro 5:6-13
6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte a su debido tiempo, 7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros. 8 Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar. 9 Pero resistidle firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10 Y después de que hayáis sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en Cristo, Él mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá. 11 A Él sea el dominio por los siglos de los siglos. Amén. 12 Por conducto de Silvano, nuestro fiel hermano (porque así lo considero), os he escrito brevemente, exhortando y testificando que esta es la verdadera gracia de Dios. Estad firmes en ella. 13 La que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros, os saluda, y también mi hijo Marcos.

 

El Dios de la segunda oportunidad

Al final de la primera carta de Pedro aparecen tres hombres con historiales muy diferentes (1 Pedro 5:12-13). La  referencia a Pedro, Marcos y Silas es casi como algo de último minuto y fácilmente podría evitarse. Aminoremos el paso para verificar los antecedentes de estos tres hombres.

PEDRO 

Pedro predicó con poder el día en que la Iglesia recibió el Espíritu Santo (Hechos 2:1-47). Entró en el hogar de Cornelio y dio un mensaje del evangelio que abrió la puerta a los gentiles (Hechos 10:1-48). Pero también llevaba sobre él una gran culpa. Anteriormente, luego de insistir en que moriría con su Señor, lo negó tres veces (Mateo 26:30-35; 69-75).

MARCOS

A Marcos se le llama el “querido hijo” de Pedro en la fe. En ese momento, Marcos se había hecho valioso tanto para Pedro como para Pablo (1 Pedro 5:13; 2 Timoteo 4:11). Pero en los antecedentes de Marcos había un vergonzoso fracaso. Él se convirtió en “desertor” en el primer viaje misionero con Pablo y Bernabé. Luego, cuando Bernabé trató de incluirlo en el segundo viaje misionero, surgió una acalorada discusión debido al fracaso pasado de Marcos. Como resultado de ello, Pablo eligió a Silas y navegó en una dirección diferente a la de la ruta tomada por Bernabé y Marcos (Hechos 15:37-41).

SILAS

En el segundo viaje misionero, Silas reemplazó a Bernabé como compañero de Pablo (Hechos 15:36-40). Fue golpeado y encarcelado junto con Pablo (Hechos 16:12-40), y más tarde llegó a ser secretario personal de Pedro cuando éste escribió su primera epístola (1 Pedro 5:12). Su historial parece ser invalorable, pero es más que probable que sus fracasos simplemente no estén registrados en las Escrituras.

Así como Dios daba segundas oportunidades a la gente en tiempos bíblicos, también nos da segundas oportunidades a nosotros. Por medio de su gracia, los fracasos pasados se evaporan. Al igual que los primeros creyentes, cada uno de nosotros puede decir: “Eres perdonado, soy perdonado, somos perdonados.”

Sigamos sirviendo juntos a Jesús.  –DF

destino
¿Me siento indigno de servir a Jesúsí ¿De qué manera he criticado a otras personas por fracasos pasadosí ¿Cómo he experimentado la gracia de Dios al tener una segunda oportunidad?

 

en resumidas cuentas: el perdón da libertad a la Iglesia para funcionar.

Tomado de: Nuestro Andar Diario

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte3
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte