SI EL DOLOR TE VISITO Y SALVO POR UN HIMNO

Hola mis amados: Todos hemos experimentado el dolor, este viene en diferentes ocasiones y se siente de acuerdo a lo que estamos viviendo, pero el alivio y medicina para esto es el Señor, El nos entiende mejor que nadie mas, porque El llevo todo en la cruz del Calvario y lo sintio en su propio cuerpo, por eso cuando llegue a tu vida, no te olvides de buscarle, de refugiarte y de recibir el consuelo mas hermoso que nadie mas te puede dar.  SI EL DOLOR TE VISITO

 

Si el dolor te visitó, sin previo aviso.
Es comprensible que la emotividad te envuelva,
Ante los acontecimientos que te afectan en el amago de tu ser.
Sin embargo, procura raciocinar.

Acuérdate del amparo de Dios,
Que te sustentó en otras situaciones difíciles.

Recuerda las palabras de Jesús,
Prometiendo consolación a los que sufren.
Acuérdate de los amigos espirituales que te auxilian y guían
Tus pasos, por entre caminos espinosos.

Equilíbrate en la certeza de que el tiempo es el
solucionador natural de todos los problemas que
No puedas resolver de inmediato.

Confía en Dios y sigue adelante.
Mañana comprenderás mejor las razones de los dolores,
Que, hoy padecen incomprensibles.

 

SALVO POR UN HIMNO.

Un grupo de turistas de los estados del norte de los Estados Unidos formaba parte de un gran número reunido en el muelle de un vapor de excursiones que iba a recorrer el histórico río Potomac una hermosa noche del verano de 1881. Un caballero había estado entreteniendo al grupo con una selección de los himnos que más les gustaban. El último del que habló fue “Jesus, lover of my soul”.

El cantante cantó los dos primeros versos con tanto sentimiento, y con un énfasis tan peculiar en las líneas del final que conmovieron a todos. Y un silencio solemne cayó sobre los oyentes durante unos segundos después de que acabara de cantar. Entonces un caballero se acercó desde un lado y le preguntó:

-Le ruego que me disculpe, pero estuvo usted activo en la última guerra?
-Sí, señor -contestó el cantante- serví a las órdenes del general Grant.
-Bien -contestó el intruso-. Yo luché en el lado contrario, y creo, estoy seguro, de que yo estuve cerca de usted una noche brillante hace 18 años en este mismo mes. Era una noche como esta. Si no me equivoco, estaba usted de guardia. Nosotros los sureños estábamos en guerra y usted era uno de mis enemigos. Me acerqué a su puesto de vigilancia con mi arma, las sombras me ocultaban. A usted le daba la luz claramente.

Mientras usted hacía su guardia, tarareaba ese himno que acababa de cantar. Levanté mi arma e intenté apuntar a su corazón, y yo había sido seleccionado por nuestro comandante porque tengo un tiro firme y certero. Entonces en la noche se sintieron las palabras:

Cover my defenseless head, With the shadow of thy wings
(Cubre mi cabeza indefensa con la sombra de tus alas)

Su oración fue respondida. No pude disparar después de eso. Y no hubo ataque a su campamento esa noche. Estaba seguro cuando le oí cantar esta noche, que usted era el hombre cuya vida me vi compelido a no destruir.

El cantante cogió la mano del sureño y dijo con mucha emoción:

-Recuerdo esa noche muy bien, y sobre todo el sentimiento de depresión y soledad con que cumplía mi deber. Conocía el peligro de mi puesto, y era el más peligroso de todos los que tuve. Me entretuve recordando mi hogar, mis amigos, y todo lo que amo. Entonces el pensamiento del cuidado de Dios por todos los que ha creado vino sobre mí con peculiar fuerza. Si Él cuida del gorrión, ¡cuánto más no lo hará del hombre creado a su imagen! Y canté el himno, la oración de mi alma, y mi corazón dejó de sentirse solo.

-No supe -continuó- cómo fue respondida mi oración hasta hoy. Mi Padre Celestial consideró que era mejor que no lo supiera en estos dieciocho años. ¡Cuánta de su bondad para con nosotros ignoraremos hasta que se nos revele a la luz de la eternidad! El himno “Jesus, lover of my soul” ha sido mi himno favorito. Ahora me será amado de una manera que no podré expresar.

El incidente fue relatado al escritor por una mujer que estaba presente en el vapor.

Salmo 139:1 al 6
“Oh Señor, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme;
Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo,
Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Dios, tú la sabes toda.
Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano.
Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo comprender…”

Que hermoso es saber que Dios cuida de nosotros en todo tiempo y lugar, aun sin saber lo que sucede como en este relato, pero teniendo esa convicción podremos estar seguros de que no se duerme quien vela por nosotros ni siquiera se adormecera, por tanto que tu confianza este siempre en El que nos nos defraudara jamas y por amor nos guarda y cuida con celo.

Los amo y bendigo en Jesucristo.

MAGNOLIA.

 

 
 
 
 
 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*