Home / Dios / [devocional-lunes] 13 de noviembre de 2005 – Presagios.

[devocional-lunes] 13 de noviembre de 2005 – Presagios.


(Los discípulos preguntaron al Señor):
¿Qué señal habrá en tu venida, y del fin del siglo?
 Respondiendo Jesús, les dijo:
… habrá pestes… en diferentes lugares.
Mateo 24:3-4 y 7.

Presagios

       En 1960 muchos expertos en medicina estaban convencidos de que se había resuelto para siempre el problema de las enfermedades infecciosas. Pero en 1996 otros opinaron que nuestra sociedad no estaba preparada para manejar estallidos de epidemias asesinas. Después de 1980 aparecieron el sida y el virus ébola; además, en varias partes del mundo todavía hacen estrago el dengue, la fiebre amarilla, el cólera, el hantavirus, la difteria, etc. Son tanto más preocupantes que los gérmenes se han hecho resistentes a los antibióticos.

       El Señor Jesús anunció que estos males serían sólo el "principio de dolores" antes de la gran tribulación (Mateo 24:8 y 21), que precederá la venida del Mesías para establecer su reino de paz en la tierra. Para el verdadero creyente, es decir, para el que recibió a Cristo como su Salvador y Señor, está por acontecer el arrebatamiento, cuando Jesús venga a buscar a los suyos para que estén siempre con él (1 Tesalonicenses 4:17).

       Si el lector aún no ha confesado sus pecados al Señor Jesús, deseamos que los hechos mencionados anteriormente lo despierten para que vea el peligro que se avecina y el juicio que le espera. Cristo advirtió que la venida del Hijo del Hombre sorprendería a todos.

       Sin embargo, hoy todavía Dios nos ofrece su gracia. Aún dice: "He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación" (2 Corintios 6:2).


  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: http://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el devocional diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 27.966 suscriptores.
Cursos Teología

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

x

Check Also

Cristiano escucha: ¡Dios lo tiene bajo control!

Cristiano escucha: ¡Dios lo tiene bajo control! ASI QUE NO OS ANGUSTIÉIS POR EL DÍA DE MAÑANA, PORQUE EL DÍA DE MAÑANA TRAERÁ SU PROPIA PREOCUPACIÓN (Mateo 6:34) El miedo es simplemente una versión madura de la preocupación. Si permites que entre uno, la otra le sigue. Para, y haz ...

3 PRINCIPIOS PARA DISEÑAR LA VIDA QUE QUIERES

3 Principios para diseñar la vida que quieres “LA CIENCIA DEL PRUDENTE ESTÁ EN COMPRENDER SU CAMINO…” (Proverbios 14:8) Diseña la vida que quieres, ¡y tu mundo cambiará! Aquí tienes 3 principios que te ayudarán a conseguirlo: (1) Entiende que Dios quiere que tengas éxito. Olvídate de la idea equivocada de que ...