[devocional-viernes] 25 de Noviembre de 2005 – Primero la fe y despu?s las obras.

Por gracia sois salvos por medio de la fe;
y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
no por obras, para que nadie se gloríe.
Yo te mostraré mi fe por mis obras.

Efesios 2:8-9; Santiago 2:18.

Aprendan también los nuestros a ocuparse en buenas obras.
Tito 3:14.

Primero la fe y después las obras

       Lefévre de Etaples, erudito en las lenguas antiguas, quien presidió la primera traducción de la Biblia en francés hacia el año 1523, conocía a Jesús como su Salvador personal.

       Sus primeras predicaciones produjeron gran emoción entre los estudiantes. Anunciaba la salvación por la fe en Jesucristo y afirmaba que Su obra era plenamente suficiente para satisfacer la justicia de Dios.

       Sus detractores le reprochaban no tener en cuenta las enseñanzas de la epístola de Santiago que recuerdan la importancia de las obras.

       Él argumentaba que estas últimas son una necesaria señal de la fe, así como la respiración es una señal de la vida; el hombre respira porque está vivo y no a la inversa.

       Un espejo no tiene en sí una fuente luminosa. Sólo refleja los rayos que recibe. Cuando niños, muchos de nosotros nos divertimos iluminando un oscuro rincón con un pequeño espejo orientado para recibir los rayos del sol. Los cristianos debemos ser como epejos en los que se reflejan los principales rasgos de Jesús: su sanidad, su paciencia, su abnegación, su mansedumbre y sus obras de amor. El creyente no es una fuente de luz, pero orientado hacia Jesucristo, la verdadera fuente, puede reflejar algunos rayos haciendo ?buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano? (Efesios 2:10).

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: http://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el devocional diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 28.028 suscriptores.
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte