Nuestro Andar Diario 25 de noviembre de 2005

     

                                       Nuestro Andar Diario
                25 de noviembre de 2004
  Lectura: 1 Pedro 4:1-3; 5:8-11
1 Por tanto, puesto que Cristo ha padecido en la carne, armaos también vosotros con el mismo propósito, pues quien ha padecido en la carne ha terminado con el pecado,
  2 para vivir el tiempo que le queda en la carne, no ya para las pasiones humanas, sino para la voluntad de Dios. 3 Porque el tiempo ya pasado os es suficiente para haber hecho lo que agrada a los gentiles, habiendo andado en sensualidad, lujurias, borracheras, orgías, embriagueces y abominables idolatrías. 8 Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar. 9 Pero resistidle firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10 Y después de que hayáis sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en Cristo, Él mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá. 11 A Él sea el dominio por los siglos de los siglos. Amén.
Acciones precipitadas
  Fue un error inocente. O tal vez simple estupidez. No me dí cuenta del problema en que me había metido hasta un par de días después.
       Zumaque venenoso. No se necesita mucho para causar graves problemas. Aun mientras escribo este artículo, todavía me pican los brazos, están rojos, ampollados e hinchados. Esto es algo por lo que no quiero pasar de nuevo.
       ¿Por qué me tomó desprevenido? Después de todo, yo había oído decir que no tocara las hojas de esos árboles. Sin embargo, por alguna razón, no tuve cautela cuando estaba quitando la maleza alrededor de dos grandes pinos que habían cortado en las esquinas de mi patio.
       Si reflexiono en lo que ha sido mi vida, me parece que muchas veces, algún peligro que es mucho peor de lo que pensaba me ha tomado desprevenido. Sin duda te ha sucedido a ti también. Si miramos atrás tenemos que admitir que debimos haberlo sabido. Después de todo, hemos escuchado las advertencias sobre el peligro que implica hasta un pecado pequeño. La Biblia nos dice que estamos en una batalla espiritual por nuestras vidas y las vidas de aquellos que nos rodean. Satanás ruge a nuestro alrededor buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8).
       Pero no siempre nos parece que estamos en una batalla, al menos, no una batalla espiritual. Los horarios, personas irritantes, el tráfico, las multitudes en los centros comerciales, todo eso nos puede hacer actuar desenfrenadamente. Sin embargo, tendemos a pasar por alto los enemigos invisibles: la carnada del mundo, nuestros propios deseos mal guiados y Satanás. Sin darnos cuenta, nos complacemos en un poquito de envidia, lujuria, amargura, resentimiento, impaciencia, y desatamos precipitadamente pensamientos y acciones pecaminosos. Y no es nada agradable, sino muy doloroso.
       Podemos alegrarnos de que el Señor es paciente y nos perdona cuando acudimos a Él para que nos ayude (1 Juan 1:9). Pero estaríamos mucho mejor si evitáramos el dolor del pecado.
       El pecado y el zumaque venenoso son dos cosas que hay que evitar.  --Kurt De Haan
  destino
* ¿Cómo es posible que un pecado pequeño cause grandes problemasí  * ¿Cómo puedo empezar un nuevo día listo para la batalla contra el mal?
  en resumidas cuentas: en la batalla espiritual, o eres guerrero, o eres prisionero de guerra.
 
                 
   

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte