PAGO RETROACTIVO POR HERIDAS PASADAS.

 

 

 

 
 
 
 
 

Hola mis amados:
En alguna ocasión en nuestras vidas hemos sido lastimados, pero de nosotros depende si dejamos que estas heridas permanezcan en nosotros o no, aca nos participan de algo y nos dan la solucion a estas heridas que tanto mal hacen en nuestro corazon, lee con atencion si es tu caso para que recibas la medicina que necesitas en estos momentos, deja que tu corazon se sensibilice y sea receptivo a la voz del Señor.
 
PAGO RETROACTIVO POR HERIDAS PASADAS.
Cada vez que una persona lo lastima, siente como si le debe algo.
De igual manera, cuando usted lastima a alguien, puede que
sienta que tiene que arreglar algo o retribuirle de alguna manera. El
trato injusto o cualquier tipo de abuso, deja la sensación de una
“cuenta sin pagar” en el campo espiritual. Esa “duda” se siente en
la mente y las emociones. Si llegan a ser muy pasadas y se las
conserva mucho tiempo, puede que hasta vea malos resultados en
su cuerpo debido a todo lo que usted siente que le deben y que
usted debe. Jesús enseñó a sus discípulos a orar: Padre,
perdónanos nuestras deudas, así como nosotros personamos a
nuestros deudores. Mateo 6:12 El hablaba de pedirle a Dios que
nos perdonara los pecados, pero se refería a ellos como “deudas”.
Una deuda es lo que una persona le debe a otra. Jesús dijo que
Dios nos perdonaría nuestras deudas, nos libraría de ellas y las
soltaría; que Él iba a actuar como si nunca hubiésemos debido
nada. También nos mandó comportarnos de la misma manera con
quienes nos debían a nosotros. Una vez mas, esto puede resultar
difícil, pero es mucho mas difícil odiar a alguien y pasarse toda la
vida tratando de cobrar una deuda que la persona no puede pagar.
La Biblia dice que Dios nos va a dar nuestra recompensa. (Isaías
61: 7-8) Nunca le presté mucha atención a esa palabra hasta hace
unos años atrás, cuando estudiaba el tema del perdón y la
liberación de deudas.”Recompensa” es una palabra clave para
cualquiera que haya sido herido. Cuando la Biblia dice que Dios
nos dará la recompensa, básicamente quiere decir que ¡Dios
mismo nos pagará lo que se nos debe! A continuación hay algunas
escrituras con relación a esto. En vez de vuestra vergüenza
tendréis doble porción, y en vez de humillación ellos gritarán de
júbilo por su herencia. Por tanto poseerán el doble en su tierra, y
tendrán alegría eterna. Por que yo, el Señor, amo el derecho, odio
el latrocinio en el holocausto. Fielmente les daré su recompensa, y
haré con ellos un pacto eterno. Isaías 61:7-8 Las escrituras dicen
que Dios es un Dios de recompensa y que la venganza es de Él.
Isaías 49:4 es el versículo que Dios usó en mi vida: Y yo dije: En
vano he trabajado, en vanidad y en nada he gastado mis fuerzas;
pero mi derecho está en el Señor y mi recompensa con mi Dios.
Ciertamente Trabajé en vano varios años. La palabra “vano”
significa inútil. ¿Ha trabajado usted en vano? ¿Sus esfuerzos han
sido inútilesí ¿Se ha agotado física, mental y emocionalmente
tratando de retribuirle a quienes lo hirieron o a quienes usted hirió?
La venganza es la manera de hacer un pago retroactivo por algún
daño causado. El problema es que es en vano; no quita el dolor ni
restáurale daño. Causa más dolor. Muchas veces aquellas
personas que usted odia y de las que quiere vengarse, andan por
ahí pasándola bien, sin saber siquiera lo que usted siente. Querido
sufriente, esto es en vano. Como dice la Escritura, trabajé en vano
y gasté mis fuerzas en nada hasta que aprendí a buscar a Dios
para que me recompensara. “Recompensa” es una palabra similar
en significado a compensación laboral. Si usted se lastima
trabajando para Dios, Él le paga. “Recompensa” también significa
premio. De acuerdo a la Biblia, Dios mismo es nuestro galardón
(Génesis 15:1), pero él también nos recompensa haciendo algunas
cosas especiales por nosotros, dándonos gozo “infalible” (1 Pedro
1.8) y la paz” que sobrepasa todo entendimiento” (Filipenses 4:7).
Dios ha bendecido mi vida de tal forma que es difícil creer que sea
yo quien se siente tan bien y tan bendecida. Durante mucho tiempo
estuve llena de odio y resentimiento. Estaba amargada, guardaba
rencor y sentía lástima de mí misma. Me descargaba con
cualquiera, especialmente, con quienes intentaban amarme.
Debe tener presente que usted alimentará aquello que posee.
Cuando usted está lleno de ira, amargura y resentimiento, no sólo
envenena las relaciones sino que se envenena a sí mismo. ¡De
usted saldrá lo que está en su interior! En conversaciones,
actitudes, hasta en el lenguaje del cuerpo y en el tono de voz.
Si usted tiene los pensamientos y su comportamiento
envenenados, no hay manera que los pueda apartar para que no
contaminen su vida entera. Entréguele al Señor el asunto del
cobro. Él es el Único que puede hacer el trabajo adecuadamente.
Ponga su vida de acuerdo a sus caminos, y Él recogerá el pago de
sus deudas y le pagará por todos los sufrimientos del pasado. Es
realmente glorioso ver a Dios actuando. Estoy dispuesto ¿pero
cómo? Escriba todas las deudas que debe y todas las que le
deben a usted. Hablo de deudas en el campo espiritual, no las
financieras. Crúcelas con dos rayas. ¡Cancélelas! Diga en voz alta:
“nadie me debe nada, cancelo todas las dudas y se las entrego a
Jesús. Ahora él está a cargo de recompensar lo que se debe”.Si
usted ha lastimado a alguien, ciertamente, puede decirle a esa
persona que lo siente y pedir perdón. Por favor, no se pase la vida
tratando de retribuir lo que le haya hecho a otros, es inútil.
Solamente Dios puede. Aquí expongo un ejemplo práctico. Cuando
estaba criando a mis hijos, todavía tenía muchas emociones
encontradas a causa de haber sido maltratada de niña. Habiendo
sido lastimada y sin saber cómo hacer las cosas a la manera de
Dios, terminé lastimado a mis propios hijos. Les grité mucho, tenía
mal carácter y no les tenía paciencia. Era difícil llevarse bien
conmigo y difícil de satisfacer. A mis hijos les impuse muchas
reglas. Les daba amor y aceptación cuando ellos seguían mis
reglas y me enojaba cuando no lo hacían. No era muy
misericordiosa. No me daba cuenta de que estaba tratando a mis
hijos de la misma forma en que me habían tratado a mí, que es lo
que hace mucha gente que ha sido objeto de abuso infantil. Como
resultado de haber vivido tantos años en una zona de guerra, mi
hijo mayor desarrolló algunos problemas de conducta y algunas
inseguridades emocionales. Parecía existir un espíritu de contienda
siempre en nosotros y, en general, no nos llevábamos bien. Por
supuesto, después de recibir el bautismo del Espíritu Santo y de
estudiar la palabra de Dios, quise reparar el daño que le había
hecho. Quería arreglar las ocas por haberlo tratado de la manera
en que lo traté. Se podría decir que quería retribuirle por el daño
causado. ¿Cómo se hace eso de manera realista? Me disculpé
¿pero tenía que darle todo lo que él quisiera; después de todo, yo
era la que estaba en deuda con él. Mi hijo tiene una fuerte
personalidad y, en ese entonces, no estaba caminado en los
caminos del Señor. Enseguida aprendió a hacerme sentir culpable.
Me estaba manipulando y controlando emocionalmente, así como
Un día, al intentar corregir su conducta, me dijo: “Bueno si me
hubieras tratado bien yo no sería así”. Mi reacción fue “normal” en
ese momento para mí; me fui a otra habitación sintiéndome mal
conmigo misma. Pero esta vez, Dios me mostró algo. Dijo: “Joyce,
tu hijo tiene la misma oportunidad de sobreponerse a su problema
que tú”. Tu lo heriste por que alguien te hirió. Lo sientes, te has
arrepentido, no hay nada más que puedas hacer. No te puedes
pasar el resto de tu vida tratando de deshacer lo que ya está
hecho. Si él me deja, yo lo voy a ayudar”. Sabía que le tenía que
decir a mi hijo lo que el Señor me había dicho. Lo hice y tomé la
decisión de dejar de pagarle retroactivamente. Él pasó unos años
muy difíciles pero finalmente se puso más serio con Dios y
comenzó su propio camino hacia la sanidad y la madurez. Ahora
es uno de mis buenos empleados en Life in The Word (Vida en
la
Un
bebe que empieza a caminar no lo hace bien sin caerse unas
cuantas veces primero. Él se para y sigue a su destino. Venga a
Jesús como un niño. Él le está extendiendo los brazos, vaya en su
dirección. Aunque se caiga varias veces, párese y siga adelante.
Antes de cerrar este capítulo, me gustaría reiterar este punto: no
sólo caemos en la trampa de intentar pagar retroactivamente a las
personas que nos lastimaron, sino que, a veces, volvamos nuestro
dolor en personas que no tienen nada que ver con él; no fueron
ellas quienes lo causaron. Durante años quise cobrar mis deudas
emocionales de mi esposo tan sólo porque él es un hombre y yo
estaba relacionada con él. Este es un gran problema. Algunas
mujeres odian a todos los hombres por que algún hombre las hirió.
Un muchacho herido por su madre puede pasarse el resto de su
vida adulta hiriendo y maltratando a las mujeres. Es una manera
de cobrarse la deuda. Por favor, dése cuenta de que este
comportamiento no resuelve el problema y nunca le dará la
satisfacción interior de que la deuda esté finalmente pagada.
Existe una sola forma de cancelarla, y esa es a la manera de Dios.
la Autora: Joyce Meyer. Dios Los Bendiga
Cuando compartimos nuestra vivencias es que somos bendicion a muchos, gracias a Dios por quienes lo hacen y permiten que Dios nos hable a traves de esas vivencias, porque de los errores aprendemos, asi que si tu caso es el de nuestra hermana, ya sabes como proceder, no dejes para mas tarde lo que debes hacer de inmediato, ponte a cuentas con el Señor y perdona, olvida y deja que tu corazon sea sanado por Su balsamo de amor y ternura.
Los amo y bendigo en Jesucristo.
MAGNOLIA.
 

 

 

 
 
 
 
 
 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte