[PalabrasDeFe] LA PACIENCIA

    
     NO LE DIGAS A DIOS CUAN GRANDE ES TU PROBLEMA......
      DILE A TU PROBLEMA CUAN GRANDE ES TU DIOS!!!!!!!

Tienes la seguridad de que cuando mueras vas a estar con Jesusí Quieres tener la seguridad de la vida eterna?  Te invitamos a hacer esta oracion......
  "Señor Jesus, vengo ante ti, tal como soy. Te pido perdon por todos mis pecados y renuncio a todo contacto con lo oculto en el que yo haya participado consciente o inconscientemente buscando la guia, el poder, el conocimiento o la sanidad (Por favor sea lo mas especifico que pueda), estoy arrepentido de todos mis pecados, por favor, PERDONAME SEÑOR!!!. En tu nombre, perdono a todos los que me han ofendido (Traelos a todos a la oracion); entrego a ti todo mi ser, te abro las puertas de mi corazon, te invito a entrar en mi vida y te acepto como mi unico Señor, Dios y Salvador. Saname, cambiame, fortaleceme en cuerpo alma y Espiritu. Ven Señor Jesus, cubreme con tu preciosa sangre y llename con tu Santo Espiritu. AMEN!"

Para registrarte en esta lista, envia un correo en blanco a:
PalabrasDeFe-subscribe@gruposyahoo.com

Para darte de baja envia un correo en blanco a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para unirte a WORDS OF FAITH, devocional en INGLES, envia un correo en blanco a:  WordsOfFaith-subscribe@yahoogroups.com

Para unirte a FE PARA O BRASIL, devocional en PORTUGUES, envia un correo en blanco a: Fe_Para_OBrasil-subscribe@yahoogrupos.com.br

PALABRAS DE FE ES UN SERVICIO GRATUITO, NO ACEPTAMOS DONACIONES.

Este correo ha sido sometido a un programa antivirus.  Sin embargo, PALABRAS DE FE no asume responsabilidad alguna por eventuales daños generados por el recibo y uso de este mensaje, siendo responsabilidad del destinatario verificar con sus propios medios la existencia de virus.


Yahoo! Grupos Mis grupos | PalabrasDeFe Página principal

 
   
 
 
 
La cualidad de la paciencia
 
Cuando entra en un ascensor y está encendido el botón para ir al piso que desea, ¿lo marca de todas manerasí O, cuando está detenido en la cola del supermercado que no se mueve, ¿piensa que la tienda está siendo mal manejada? Nuestra paciencia, o la falta de ella, se extiende a todo los aspectos de nuestra vida.
 
La paciencia no es una cualidad natural que algunos traemos de nacimiento. Asimismo, no es un regalo que podemos pedirle a Dios. No, la paciencia se logra sólo por medio del Espíritu Santo. Sin Él, es difícil desarrollar esta maravillosa cualidad.
 
La naturaleza de la paciencia es tal, que nos permite decir: Estoy dispuesto a renunciar a la gratificación inmediata, y a esperar que el Señor provea. Experimentamos una tranquilidad interior que sólo puede venir de Él. Eso no significa que nunca sentiremos presiones o estrés. A veces, la necesidad de persistir para el logro de nuestros objetivos es abrumadora, pero Dios puede calmar nuestro corazón.
 
Es importante entender que no se desarrolla la paciencia sin tener otras características piadosas. Al pensar en la vida de David, vemos que es cierto. Mientras esperaba ser hecho rey por la mano de Dios, David tuvo varias oportunidades de matar a Saúl, el gobernante de la nación en ese momento. Pero al negarse a sacarle provecho a la situación, David demostró discernimiento, sabiduría, amor y fe en el tiempo de Dios (1 S. 24:10, 11; 26:10, 11). La paciencia se logra sólo como parte del fruto del Espíritu Santo (Gá. 5:22, 23). Para mostrar esta importante característica, debemos rendir nuestras vidas al Señor.
 
 
 Consecuencias de la impaciencia:
 
Transmitimos un mensaje muy fuerte cuando exhibimos impaciencia para con Dios. Cuando mostramos falta de tolerancia para la espera, le decimos al Señor: “No confío en Tu tiempo para hacer las cosas; el mío es mejor”.
 
Todos llegamos a encrucijadas en el camino de la vida, y debemos decidir si estamos dispuestos a esperar la dirección de Dios. Es muy importante que lo obedezcamos y que seamos pacientes con Su agenda y con Su plan. Un ejemplo es el del Hijo Pródigo, quien, al derrochar su herencia, afrontó varias consecuencias.
 
1. Le ocasionó tristeza a su familia. Nuestra impaciencia, puede herir a las personas que amamos.
 
2. Se separó de su familia. Cuando nos adelantamos a Dios, huimos de las voces de la razón y de la prudencia en nuestra vida.
3. Encaró la pobreza. Nos condenamos a un fracaso cuando ignoramos el tiempo para hacer las cosas que Dios tiene, porque Su bendición va de la mano con nuestra obediencia.
 
4. Se sintió indigno. No podemos tener compañerismo con Dios si la impaciencia nos mantiene fuera de Su voluntad.
 
Al final del relato, el Hijo Pródigo es recibido de nuevo en la familia con los brazos abiertos. Su padre lo llena de amor y atenciones y le da seguridad de su valor como persona. Pero, aunque es perdonado, los resultados de su desobediencia no quedan borrados por completo. Nunca recuperará la riqueza que dilapidó. No podemos anular nuestros errores cuando nos hemos adelantado a Dios. Es mejor esperar que Él nos indique cuando avanzar.
 
 
 Mostrar paciencia:
 
Debemos ser pacientes en las dificultades y expresar esta cualidad espiritual, porque Dios sabe que hay un gran poder en la paciencia. Tendemos a responder airados cuando somos acusados injustamente, pero para mostrar a Cristo tenemos que elegir una conducta diferente.
 
? Permanezca tranquilo cuando sea atacado verbalmente. La irritación de una persona puede alimentar la nuestra y llevarnos a una pelea. Más bien, deje que la persona diga lo que quiera.
 
? Escuche sin responder. Con nuestro silencio cerramos al ataque verbal, pero debemos oír lo que molesta a la otra persona.
 
? Ore por la persona que le está atacando. Es probable que no sintamos ganas de orar, pero ése no es el punto.
 
? Controle sus pensamientos. Es tentador pensar en la injusticia de una situación, en vez de concentrarnos en Dios y en lo que Él piensa de nosotros.
 
? Controle sus emociones. Confíe en que el Espíritu Santo le dará la actitud adecuada.
 
? Esté listo para perdonar. Debemos ser pacientes al ser ofendidos, y perdonar y olvidar por nuestro dolor emocional.
 
? Exprese palabras positivas. Manifieste aprecio cuando alguien venga a usted con una molestia. Y pídale perdón si usted ha cometido un error.
 
El hacer estas cosas puede parecer inútil, en realidad, es todo lo contrario. Hay un gran poder en la paciencia, porque son pocas las personas que la practican bien. El responder positivamente es visto con admiración por los no creyentes, porque ven en usted algo que ellos quisieran desesperadamente tener para sí mismos.

 

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte