QUE ME DEJES UNA DOBLE PORCION DE TU ESPIRITU Y DAME FUERZAS SE?OR.

 

 

 
 

Hola mis amados:
En este mensaje nos hablan del proceder que tuvo Eliseo cuando Elias le llamo, asi es como debemos nosotros responder ante el Señor y agradarle en todo, ver que El es mas importante que cualquier otra cosa y que merece que seamos Sus esclavos, sirviendole, adorandole y rindiendonos ante El en humildad y gratitud, que lindo es vivir para El y entregarnos completamente.
 
“Que me dejes una doble porciónde tu espíritu.”
 
 Estaba pensando en las circunstancias en las que Eliseo pronunció estas palabras. Según el relato de 2 Reyes, Eliseo desde hacia ya un tiempo sabía que Elías le seria quitado. Él había estado durante unos años al servicio de este gran profeta de Dios, su vida había sido cambiada radicalmente: de heredero de un rico estanciero pasó a convertirse en heredero de un ministerio, con la diferencia de que para ser el heredero del primero solo fue necesario nacer, pero para ser el heredero de Elías le iba a ser necesario ganarlo y probar que era el elegido.
El momento se estaba acercando muy rápido, faltaban solo días y todavía la incertidumbre reinaba en su corazón, quizás estaba pensando en si valía la pena todo lo que había dejado atrás: tierras, riquezas, honores y una posición de importancia, y ahora estaba delante del desenlace de su decisión, la vida del hombre por el que había dejado todo, estaba llegando a su momento culmine.
Quisiera, amigo, que puedas ver esta circunstancia: Eliseo no había abandonado su vida por el Señor, sino por Elías, sus palabras lo reflejan: “Déjame que me despida de mis padres y TE SEGUIRÉ”. Digamos que la respuesta de Elías no lo alentó mucho, mas sin embargo, igualmente lo dejó todo y lo siguió. Y sólo para vivir años de siervo. Pasó de amo a esclavo en un instante de decisión. Indudablemente la petición de Eliseo nos habla de lo que subyugó y atrajo la atención de este hombre: “Te ruego que ME DEJES una doble porción de TU ESPÍRITU…”
En los años de estar a su lado esto fue lo que lo sedujo y lo contuvo, pero estaba llegando el final, en las diferentes paradas que iban haciendo, los hijos de los profetas se lo decían: “Sabes que Dios te quitará a tu señor?” ¡Qué palabras cargadas de incertidumbre! Él respondía: “Si lo sé pero ¡callad!” Quizás los hijos de los profetas no entendían la realidad de lo que iba a suceder, quizás lo que pensaban es que Eliseo iba a perder su posición, o que sería cambiado por otro, pues sino… ¿porque iban a pedirle ir a buscarlo cuando Elías fue arrebatado?
¿Sabesí Yo me he dado cuenta que esta historia se repite de tiempo en tiempo, y de vida en vida. Siempre estamos frente a decisiones que tomar y aún después de tomarlas no sabemos si es la correcta. También vi que cuando un hombre o mujer de Dios es llamado al servicio, primero es puesto en esclavitud… por lo general es mucho lo que debe dejar, y aún más aprender a morir en su carácter y sus propias posibilidades.
Como Eliseo debió quemar su arado y aún sacrificar sus bueyes, lo que generaba su riqueza fue quemado para Dios y el resto repartido, y aún después ir detrás de un ministerio que es solo un sueño, aprender a caminar paso a paso, descubriéndolo, deseándolo, y llegando a amarlo de tal modo que se convierte en una obsesión, y siempre en la incertidumbre de no saber si lo lograrás.
Muchos nos preguntamos donde están los Elías de hoy, pero creo que la verdadera pregunta sería… ¿dónde están los Eliseos de hoy? Hombres y mujeres dispuestos a dejarse enamorar, sin límites para alcanzar lo que desean y sin barreras que le impidan llegar a lograr sus sueños, La tierra y la humanidad están sedientas de Eliseos, y hartas de Giezis, hombres que anhelan la gloria del ministerio, pero tratan de esquivar las decisiones de ministerio. Personas que anhelan florecer en el esplendor de la primavera de los dones y el reconocimiento, pero rehúsan morir en el invierno de sus pasiones y carácter; quieren vivir el calor de sus pasiones en el verano sin que nadie los juzgue, pero no aceptan dejar caer sus deseos y mostrarse en la desnudez de sus debilidades en el otoño de sus sentimientos. Son solo engañadores que buscan lo suyo propio.
Amigo, hace mucho que nos hablamos a través de estas reflexiones… me gustaría que pienses: tal vez estés siendo llamado a ser un Eliseo. Hazte esta pregunta: ¿Cómo VIO él el espíritu que estaba en Elíasí Yo tengo mi propio pensamiento, Eliseo vio la vida de este hombre diferente, sus conductas, sus decisiones, sus actitudes, oyó sus palabras y sus consejos a otros, vio sus propios renunciamientos y se dio cuenta de lo valioso que era aquello para lo que él estaba siendo preparado. No se detuvo en unas monedas de dinero o en unos vestidos, se enamoró de su espíritu, lo deseó y lo anhelo, se convirtió en un verdadero discípulo… buscó más que las palabras, anheló la esencia, aceptó la cautividad, resignó su posición y aprendió lo que verdaderamente era importante; por eso cuando tuvo la oportunidad de pedir no dudó en lo que quería, podría haber pedido cualquier cosa y el profeta se lo hubiera concedido, tenía esa autoridad, pero él pidió lo casi inalcanzable, pidió su manto, su carácter, su gracia, en definitiva su misma esencia…
¿Que estás buscando amigo mío? Tal vez tengas que pensar seriamente en esta pregunta y debas detenerte para ver tus prioridades, porque si eliges bien tal vez tu otoño se haga primavera y tu invierno, verano, pero sino es muy posible que vendas lo verdadero por 30 monedas de plata.
Sólo piensa en esto: el mundo te necesita como un Eliseo, no como un…
 
 
DAME FUERZAS SEÑOR.
 
He venido a Ti, Señor, para que me toques con tu mano antes de comenzar el día.
 Descansa un momento tus ojos en mis ojos y deja que me lleve a mi trabajo la certeza de tu presencia!
Dame fuerzas, Señor, para llevar ligero mis alegrías y mis pesares.
Dame fuerza para que mi amor de frutos útiles.
Dame fuerzas para no renegar nunca del pobre ni doblar mi rodilla al poder del insolente.
Dame fuerza para levantar mi pensamiento sobre la pequeñez cotidiana.
Dame, en fin, fuerza para rendir mi fuerza, enamorado, a Tu voluntad.
Reconocer que somos impotentes y que no tenemos fuerzas suficientes para lo que dseamos alcanzar es maravilloso, porque Dios desea que seamos sinceros y que le digamos nuestras necesidades, asi solo El recibe la Gloria y nosotros Sus favores y Misericordias, por tanto reconozcamos esto cada dia y nos ira bien en todo si nos apoyamos en El.
Los amo y bendigo en Jesucristo.
MAGNOLIA.
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionales.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte3
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte