[CE-Peru] Alimento diario y avivamiento matutino (miercoles)

A todos los amados santos con los cuales comparto estos mensajes, les ruego intercedan a Dios por mi salud. “Esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria” 2 Co.4:17

 

ALIMENTO DIARIO

 

Practicando los libros de 1 y 2 de Tesalonicenses       Semana 19 — Vosotros todos sois hijos de luz       Miércoles — Leer con oración: 1 Co 12:1-3; Ap. 2:10; 3:8, 11; 1 Ts 4:17-18

 

“El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Jn 6:63)   Invocar su nombre y alimentarse de la palabra nos hará crecer   Primera de Corintios 12:1-3 nos habla que podemos invocar el nombre del Señor porque estamos en el Espíritu. Ninguno puede afirmar que Jesús es el Señor si no estuviere en el Espíritu. Si no estamos en el Espíritu, estamos en el alma, y en el alma no hay manera que el Señor esté con nosotros.  El Señor nos ha conducido a estar en el Espíritu, mediante la práctica de invocar Su nombre, la lectura, el estudio de la palabra y los Estudios-Vida. Entre las siete iglesias en Apocalipsis, Filadelfia era la que practicaba esas dos cosas: tenía el nombre del Señor y también Su palabra (Ap. 3:8). El Espíritu es el que da vida, y las palabras del Señor son Espíritu y son vida (Jn 6:63). Invocar el nombre del Señor y alimentarse de la palabra no sólo nos da vida, también la hace crecer. Los hermanos del primer siglo, representados por la iglesia en Esmirna, no temían ser martirizados, pues sabían que lo único que podían hacer sus enemigos era matar su cuerpo físico, pero la vida permanece para siempre (cfr. Ap. 2:10). La palabra nos dice que la corona de la vida ya estaba reservada para la iglesia en Esmirna, para los que invocaban el nombre del Señor y guardaban Su palabra. En el siglo veinte, la iglesia “en Filadelfia” fue levantada con la práctica de invocar el nombre del Señor y el hecho de no negar Su palabra. Ahora, los santos en la iglesia, tienen en sus manos la corona de la vida, pero hay una advertencia: “Yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona” (3:11). ¡Gracias al Señor!  Cuando estamos en el Espíritu ganamos vida; eso es lo que el Señor quiere que practiquemos a fin de ganar vida en el espíritu. Cuando caemos en el alma, perdemos Su presencia, pero cuando estamos en el Espíritu, experimentamos la constante presencia del Señor, y cuando Él vuelva estaremos para siempre en Su presencia.  Cuando el Espíritu de realidad vino, pasó a estar para siempre con nosotros. Cuando tenemos una condición normal, tenemos Su presencia constante, pero si caemos en el pecado o en el alma, no la experimentaremos en la práctica, porque Él es Santo, es el Espíritu de justicia y no puede habitar con la pecaminosidad y la injusticia.  Como ya vimos, en 1 Tesalonicenses 4:17, Pablo dijo: “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”. Él concluyó diciendo: “Consolaos, los unos a los otros con estas palabras” (v. 18). Cuando alguien cae en la mente, debemos decirle: “No esté en la mente, porque si está en el alma y no en el espíritu, Dios no puede estar con usted. Coloque la mente en el espíritu, y así tendrá vida y paz”. Debemos consolarnos y animarnos, unos a otros.  Cuando el Señor vuelva estaremos para siempre con Él, pero habrá un juicio. Si somos vencedores, sin duda estaremos para siempre con Él; pero si somos reprobados en el tribunal de Cristo, no podremos estar con Él por un período de mil años, en el reino milenario. En la eternidad futura, todos estaremos para siempre con el Señor, pero, en el milenio, los que no fueron vencedores no podrán estar con el Señor. ¡Cuánto sufrimiento! En esos mil años, los que no fueron vencedores estarán en las tinieblas de afuera donde será el lloro y el crujir de dientes (cfr. Mt 25:30). ¡Que el Señor nos salve de esto!  Punto Clave: Alimentarse de la Palabra   Su punto clave es:  Pregunta: ¿Cuáles eran las características de Filadelfia para mantener la corona de la vida?

 

Dong Yu Lan  Derechos reservados a: Editora Árbore da Vida?  ¡Jesús es el Señor!

 

Avivamiento matutino    

 

Jn.10:10 Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.  Ro. 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.  Ap.21:10-11 Y me llevó en espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios. Y su resplandor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.

 

Dios hizo un pacto con Noé, con su simiente y con todos los seres vivos (Gn. 9:8-11). Este pacto tenía un solo aspecto: que jamás la muerte vendría por medio de las aguas de muerte. Este pacto tipifica principalmente el hecho de que en la vida de iglesia, ya no hay muerte, sino vida. Las ocho personas vivieron bajo ese pacto. Puesto que nunca hemos tenido una experiencia similar a la de ellos, nos resulta difícil entender lo que sintieron al salir del arca Ellos no se sentían seguros; estaban atemorizados y amedrentados. Esto significa que aun después de ser salvos y haber venido a la vida de iglesia, seguimos siendo amenazados por la muerte.   Debido a que Noé y los demás sentían esta amenaza, Dios hizo un pacto con ellos. Dios parecía decir: ?Tranquilícense y siéntanse a salvo. No vendrá ningún diluvio. No habrá más aguas de muerte?. Esto significa que podemos estar seguros y confiados en la vida de iglesia, pues ya no habrá muerte. Ahora en Cristo no hay ninguna condenación (Ro. 8:1), ningunas aguas de muerte. (Estudio-vida de Génesis, págs. 448-449)  DÍA 3 Lectura para hoy  [Nos encontramos] en Romanos 8, donde no hay ninguna condenación, ningún diluvio, ninguna muerte ni ningún juicio. Cuanto más decimos: “Ya no hay” ,más nos percatamos de que no hay más muerte. No confíe en sus sentimientos ni preste atención a sus convicciones. Sus convicciones no son confiables; son mentiras. Usted debe vivir bajo el pacto de Dios” Diga: Señor, Tú eres fiel. Tú puedes quitar la nube y mandar el arco irisí. Si usted dice eso, el cielo se despejará.  No crea que es débil. Eso es una mentira de Satanás. No se imagine que se enojará y que caerá. Si cree algo negativo y lo proclama, eso sucederá. Ciertamente estas profecías se cumplen. Si usted tiene miedo de algo y profetiza que le vendrá, le sucederá. No crea en sus debilidades ? ¿Vive ahora por sus debilidades o bajo el pacto de Diosí El Nuevo Testamento en su totalidad es un testamento nuevo. Un testamento es mejor que un pacto Este  pacto dice: Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús (Ro. 8:1). Este pacto también dice: ?Bástate Mi gracia; porque Mi poder se perfecciona en la debilidad? (2 Co. 12:9). ¿Cree usted eso? Si es así, debemos decir con confianza: ?Amén?. (Estudio-vida de Génesis, pág. 449)  Dios ha salvado a algunos al grado en que se han convertido en un arco iris resplandeciente que refleja Su gloria y testifica de Él y de Su fidelidad para siempre ? Aunque este arco iris se manifestará en la eternidad, la realidad espiritual de este arco iris resplandeciente debe manifestarse en la iglesia hoy. En la vida de iglesia, debemos permitir que Dios opere en nosotros y necesitamos recibir la gracia suficiente para que todo sea puro, justo y santo. Esto significa que el fuego santo de Dios debe quemar todo lo que no concuerde con Dios para que la naturaleza de Dios se manifieste como oro resplandeciente en la humanidad de los hermanos y hermanas, y por medio de ella. Entonces la iglesia se llenará de la justicia, la santidad y la gloria de Dios. Estas tres características se combinarán y se reflejarán conjuntamente para formar un arco iris resplandeciente que expresa a Dios y testifica de Él.  Ésta no debe ser una simple enseñanza para nosotros; antes bien, la realidad de este arco iris debe ser forjada en nosotros para que nosotros, que hemos sido salvos por Dios, tengamos la semejanza de un arco iris, y así seamos portadores del testimonio de Dios y declaremos la fidelidad de Dios a todo el universo. Esto significa que exhibiremos la justicia, la santidad y la gloria de Dios. (Life-study of Ezekiel, pág. 134)  Lectura adicional: Estudio-vida de Génesis, mensaje 32;Holy Bible, Recovery Version: Génesis 3:24; 9:13, notas al pie de página;  Nuevo Testamento, Versión Recobro: Apocalipsis 4:3; 21:19,  Witness Lee  Derechos reservados a: ?Living Stream Ministry?  ¡Jesús es el Señor!

 

Nuestro propósito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.  Watchman Nee     El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.  Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañía en otros que también conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando  anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. amén,ya no tenemos miedo por que el señor esta en nosotros,que el señor se forje mas en nosotros para ser esos arco iris que refljen su justicia,santidad y su gloria amén.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte