[CE-Peru] Alimento diario y bosquejo

ALIMENTO DIARIO – LA META DE LOS SUFRIMIENTOS

 
Leer con oracion: 2 Ti.4:8 ?Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida? (2 Ti 4:8) 
En 2 Timoteo 4:8, Pablo dijo: ?Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida?. Es como si hubiese dicho: ?Aún no fui coronado. Estoy esperando que todos ustedes sean vencedores y que delante del tribunal de Cristo puedan estar con cabeza erguida firmes y dignos de recibir la corona. En ese momento, todos nosotros recibiremos la corona?. ¡Aleluya! Obtener la corona depende del crecimiento de vida y de remover toda nuestra constitución natural de nuestra alma. Para eso necesitamos estar dispuestos a sufrir y pelear la buena batalla, luchar contra Satanás y sus mensajeros, tipificados por la cizaña. Finalmente, alabado sea del Señor, estaremos firmes, de pie delante del Señor Jesús. Entonces, si queremos ganar la corona, no nos debe importar sufrir por causa del evangelio. La vida de la iglesia también es un lugar de sufrimientos.
Fuimos puestos para sufrir; Dios nos puso para eso. No es que Él quiera vemos sufrir, por el contrario, Él nos ama, pero sabe que por medio de los sufrimientos, puede sacar todas las cosas naturales de nuestra alma, todos los fragmentos de piedras, que una vez removidos, pueden convertirnos en una buena tierra para que la semilla crezca y fructifique.
Los hermanos tesalonicenses son el fruto de Pablo: estarán firmes y de pie en la venida del Señor. ¡Que seamos como ellos, entonces podremos regocijamos y alegramos, porque también vamos a obtener la corona!
Debemos apacentar, educar, e instruir a aquellos a quienes predicamos el evangelio, para que poco a poco, la vida pueda crecer en ellos. Si para esto tenemos que sufrir, no tengamos miedo, porque ese sufrimiento es para sacar las cosas naturales de nuestra alma. Esperamos recibir una corona cuando las personas a quienes predicamos el evangelio comparezcan delante del tribunal de Cristo, en la presencia de nuestro Señor. Este será el resultado de nuestro trabajo, como madre y padre para con ellas: serán instruidas, alimentadas y crecerán. Ellas serán nuestra corona. Si usted quiere esa corona, debe predicar el evangelio y salvar a las personas, apacentadas e instruidas, para que su andar sea como es digno de Dios. Entonces, en la segunda venida del Señor, podremos presentadas firmes, de pie, y podremos decir: ?Señor, ellas son mi corona y gloria?. ¡Aleluya! Palabra clave: Los frutos son nuestra gloria Pregunta: ¡Cuál es el objetivo de los sufrimientosí Dong Yu Lan     Derechos reservados a: Editora ?Arvore da Vida? ¡Jesús es el Señor!
ALIMENTO MATUTINO
Bosquejo 3ª semana La salvación completa que Dios efectúa y reinar en vida con miras a la vida del Cuerpo Lectura bíblica: Ro. 1:16-17; 5:10, 17; 12:1-3 I. La salvación completa que Dios efectúa consta de dos secciones, tal como lo revela Romanos 5:10: ?Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de Su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos en Su vida?: A. La primera sección, la sección que sirve de fundamento, es efectuada jurídicamente por la redención de Cristo, como iniciación y procedimiento de la salvación de Dios, a fin de satisfacer los justos requisitos de Dios (1:16-17):
Dia 1
1. Dios efectuó nuestra redención jurídicamente mediante la sangre de Cristo (3:24-25) derramada en la cruz (1 P. 2:24a), redimiéndonos así de nuestros pecados (Ap. 1:5b), del justo juicio de Dios, así como de Su ira y condenación igualmente justas (Ro. 2:5-6, 16; 3:19b; Jn. 3:18b), de la perdición eterna en el lago de fuego (Ap. 21:8; 22:15), y de las acusaciones de Satanás, el enemigo de Dios (cfr. 12:10-11).
2. El aspecto jurídico de la salvación completa efectuada por Dios, es decir, Su redención jurídica, fue llevado a cabo por Cristo en la carne durante Su ministerio terrenal; este aspecto incluye: el perdón de pecados (Lc. 24:47; Ef.1:7), el lavamiento de nuestros pecados (He. 1:3), la justificación de parte de Dios (Ro. 3:24-25), la reconciliación con Dios (5:10a), y el ser santificados paraDios con respecto a nuestra posición (1 Co. 1:2; He. 13:12).
Dia 2      B. La segunda sección, la sección que lleva a consumación, es efectuada por la vida de Cristo orgánicamente, como compleción y propósito de la salvación efectuada por Dios, para satisfacer el deseo del corazón de Dios: 1. Dios efectúa nuestra salvación orgánica por medio de la vida de Cristo (Ro. 5:10b) y en el Espíritu de vida (8:2), salvándonos del pecado que mora en nosotros (7:17; 8:2), de la condenación a causa de las acciones pecaminosas realizadas por el pecado que mora en nosotros (7:17-20; 8:1), del viejo hombre (6:6), de nuestro yo natural (Gá. 2:20), de nosotros mismos (Mt. 16:24), de la carne con sus pasiones y concupiscencias (Gá. 5:24), de la mundanalidad (1 Jn. 2:15-16), de las tribulaciones y de toda clase de sufrimiento que nos causa nuestro entorno (Ro. 5:3; 8:35-39), de la muerte y debilidad espiritual (vs. 5, 7, 24-26;Ap. 3:1-2) y de la vanidad y esclavitud inherentes a la corrupción (Ro. 8:20-21). 2. El aspecto orgánico de la salvación completa efectuada por Dios, es decir, Su salvación orgánica, es llevada a cabo en el ministerio celestial de Cristo por Cristo mismo, quien es el Espíritu con nuestro espíritu, mediante los siguientes pasos (v. 16):
a. El Espíritu generador que está en nuestro espíritu ?el cual, a su vez, ha sido avivado por Cristo? nos regenera, dándonos la potestad de ser hechos hijos de Dios que han sido engendrados por Dios (Jn. 3:6b; 1:12-13).
b. El Espíritu que nutre y que está en nuestro espíritu ?el cual, a su vez, ha sido cuidado con ternura por Cristo? nos alimenta con la leche espiritual de la Palabra a fin de que crezcamos para salvación (1 P. 2:2).
c. El Espíritu santificador que opera desde nuestro espíritu ?el cual, a su vez, ha sido cautivado por Cristo? nos santifica con la naturaleza misma de Dios, haciéndonos santos para Dios (Ro. 15:16;1Ts. 5:23;Ef.5:26).
d. El Espíritu renovador que está en nuestro espíritu ¿en el cual mora Cristo? nos renueva, haciendo que nos vistamos del nuevo hombre en virtud del quebrantamiento que efectúa la cruz (Tit. 3:5; Ef. 4:23; 2 Co. 4:16).
e. El Espíritu transformador que está en nuestro espíritu ?el cual está lleno de Cristo? nos transforma a la imagen gloriosa de Cristo para que seamos Su expresión (3:17-18). Dia 3
f. El Espíritu edificador que está en nuestro espíritu ?el cual ha sido poseído por Cristo? nos edifica como casa de Dios y como Cuerpo de Cristo para que seamos Su morada (Ef. 2:21-22; 4:15-16; Col. 2:19).
g. El Espíritu que nos hace madurar y que está en nuestro espíritu ?el cual ha sido enriquecido con Cristo? nos conforma a la imagen de Cristo, el Hijo primogénito de Dios, quien es el modelo para todos los hijos de Dios (1:28; Ef. 4:13; Ro. 8:29).
h. El Espíritu que nos sella y que está en nuestro espíritu?el cual exulta con Cristo? nos satura de la gloria de Dios y nos introduce en la misma para nuestra glorificación (Ef. 1:13; 4:30; Ro. 8:23, 30; He. 2:10; Fil. 3:20-21). 3. Más aún, la obra intensificada de la salvación orgánica de Dios realizada por el Espíritu intensificado que está en nuestro espíritu ?el cual ha sido atraído por el Cordero? nos motiva a prevalecer victoriosamente sobre la degradación de la iglesia con miras al Cuerpo de Cristo, lo cual llevará la Nueva Jerusalén a su consumación (Ap. 4:5; 5:6; 1:10; 4:2; 17:3; 21:10; 14:4). Dia 4
II. La salvación completa que Dios efectúa a fin de que nosotros reinemos en vida, está revelada en Romanos 5:17: ?Pues si por el delito de uno solo, reinó la muerte por aquel uno, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia?:
A. El don de la justicia (Cristo como el vestido que nos cubre) tiene como finalidad la redención jurídica que Dios efectúa; la gracia (Cristo como nuestro disfrute) tiene como finalidad que nosotros experimentemos la salvación orgánica que Dios efectúa (Lc.15:22-23).
B. Al reinar en vida, lo cual significa ser regidos por la vida divina, experimentamos plenamente la salvación orgánica que Dios efectúa (Mr. 4:26; 1 Jn. 3:9; Ro. 5:17; cfr. Mt. 8:9; 2 Co. 2:12-14). Dia 5
C. En el Nuevo Testamento, los vencedores son reyes que permiten que Dios los bendiga de tal modo que ellos puedan reinar en vida sobre Satanás, el pecado y la muerte (Ro. 5:17, 21): 1. Los vencedores son también sacerdotes que tocan a Dios para recibir la palabra de Dios, lo que Dios habla, las instrucciones divinas, por medio de Cristo como la realidad del Urim y del Tumim (1P.2:9;Éx. 28:28-30;Ap.3:14;He.1:2). 2. Cuando los sacerdotes hablan en representación de Dios, ellos se convierten en profetas que con sus palabras imparten a Cristo a los oyentes; profetizar hace de nosotros vencedores; profetizar es la función que desempeñan los vencedores (1 Co. 14:1, 3-6, 24, 31, 39). Dia 6
D. El que nosotros reinemos en vida, viviendo regidos por la vida divina, tiene como resultado, en términos reales y prácticos, la vida del Cuerpo que se expresa en la vida de iglesia: 1. Nosotros reinamos en vida, o sea, vivimos regidos por la vida divina, cuando llevamos la vida que es propia del Cuerpo al presentar nuestros cuerpos (Ro.12:1), al permitir que nuestra mente sea renovada (vs. 2-3), al ejercer nuestros dones (vs.4-8), al llevar una vida que manifiesta las virtudes más elevadas (vs. 9-21), al sujetarnos a las autoridades (13:1-7), al poner en práctica el amor (vs. 8-10) y al vivir sobriamente (vs. 11-14). 2. Reinamos en vida, o sea, vivimos regidos por la vida divina, cuando llevamos la vida de iglesia al recibir a los creyentes de la misma manera en que ellos son recibidos por Dios y por Cristo a la luz del tribunal de Dios, según el principio del amor y con miras a llevar una vida que sea propia del reino de Dios (14:1?15:13). 3. Reinamos en vida a fin de llegar a ser la Nueva Jerusalén; al reinar en vida, llegamos a ser Dios en vida y naturaleza, mas no en la Deidad (Ro. 5:17; cfr. Jn. 4:14b). Witness Lee Derechos reservados a: Living Stream Ministry Anahaim Ca. ¡Jesús es el Señor!
Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.  Watchman Nee     El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.  Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañia en otros que tambien conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando  anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte