[CE-Peru] ALIMENTO DIARIO Y MATUTINO (lunes)

ALIMENTO DIARIO
          Semana 19 --- Vosotros todos sois hijos de luz
      Lunes --- Leer con oración: 1 Ts 1:7; 4:17-18; Mt 1:23
  "Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre" (Jn 14:16)
  Nuestro consuelo es estar para siempre con el Señor
  El trasfondo de las epístolas a los Tesalonicenses fue la predicación del evangelio en Tesalónica y la conversión de las personas allí. Pablo siguió la misma línea que tuvo en Filipos: Al predicar el evangelio, llevaba a los hermanos al Espíritu. A pesar de haberse quedado apenas unas tres semanas en Tesalónica, hablando en las sinagogas, un buen numero de personas se convirtió, las cuales guardaron las palabras proferidas por él, al punto de testificar en 1 Tesalonicenses 1:7: "De tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya". Esa iglesia que fue levantada en menos de un mes, era muy fuerte en el espíritu.
  Pablo también fue perseguido allí, y por causa de esa persecución tuvo que dejarlos. Las persecuciones continuaron en Tesalónica, contra los que creyeron en el Señor, al punto de que algunos fueron martirizados. Como ellos eran nuevos en la fe, se entristecieron. Entonces Pablo para animarlos, les escribió lo que está registrado en 4:13: "Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza". Primeramente a ellos se les dijo que los que fueron martirizados no murieron sino que durmieron. Cuando alguien recibe al Señor Jesús y acepta Su muerte en la cruz, esa persona, de hecho, murió con el Señor y vivirá para siempre; lo mejor que le puede ocurrir es dormir con el Señor.
  Los que duermen un día se levantarán. Cuando el Señor vuelva por segunda vez, al sonar la séptima y última trompeta, los que murieron en Cristo resucitarán. Nosotros los vivos, los que habremos quedados, seremos arrebatados juntamente con ellos; y nuestro cuerpo será transformado. El cuerpo corruptible se revestirá de incorruptibilidad, en resurrección, y no estará más bajo la influencia de la atracción de la gravedad. Entonces, todos juntos, nosotros y los que hayan dormido y resuciten, seremos arrebatados para encontrarnos con el Señor en los aires, y así estaremos para siempre con Él. Por eso Pablo dice en el versículo 18: "Alentaos los unos a los otros con estas palabras".
  El versículo 17 dice: "Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor". Hoy el Señor Jesús está siempre con nosotros. Juan 14:16 dice: "Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre". Después de Su muerte en la cruz, el Señor fue sepultado y al tercer día volvió en resurrección como el otro Consolador. Cuando nació recibió el nombre de Emanuel, que significa: Dios con nosotros (Mt 1:23). Quien estaba con el Señor Jesús en Su ministerio terrenal tenía a Dios con Él. Si el Señor fuese a Galilea, los de aquel lugar tendrían a Dios. Sin embargo, en esa momento, los de Jerusalén no lo tendrían, porque estaba en un cuerpo físico, limitado por el tiempo y el espacio.
  Sin embargo, Dios es muy sabio. Su intención era estar siempre con el hombre, por eso, el Señor en carne necesitaba morir en la cruz, resucitar y volverse el otro Consolador, el Espíritu de realidad; de esta manera si puede estar con nosotros para siempre, pues como el Espíritu, ya no está limitado por el tiempo ni por el espacio. ¡Aleluya! ¡Hoy tenemos a Dios con nosotros!
  Punto Clave:
Buscar la presencia del Señor
  Su punto clave es:
  Pregunta:
¿En que consistían las palabras de consuelo del apóstol Pablo a la iglesia en Tesalónica.
  Alimento matutino
  Gn.9:13 Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra.
  Ez.1:28 Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová?
  Ap.4:3 Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda.
  En Su juicio y destrucción del linaje humano caído en el tiempo de Noé, Dios en Su fidelidad salvó, perdonó, a algunos. Ésta también es nuestra situación como creyentes de Cristo. Debemos darnos cuenta de que hemos sido salvos por Dios. Todos somos seres caídos y merecemos ser destruidos, pero Dios nos ha salvado, nos ha perdonado. ¡Alabado sea el Señor porque en Su fidelidad nos ha salvado! Ahora tenemos un arco iris como señal de la fidelidad de Dios. Dios es un Dios santo y un fuego consumidor, y ninguno puede subsistir en Su presencia, pero Él en Su fidelidad nos ha salvado.
  El arco iris tiene varios colores, pero los colores básicos sólo son tres: el rojo, el amarillo y el azul. Cuando estos colores brillan y se combinan, se producen otros colores, tales como naranja, verde y morado. Es muy significativo que los tres colores básicos del arco iris son el rojo, el amarillo y el azul; esto corresponde con lo que ya hemos visto en Ezequiel. El trono se parece a una piedra de zafiro de color azul, el electro es amarillo y el fuego es rojo. Con su resplandor y refracción, estos tres colores se combinan para formar un arco iris. (Life-study of Ezekiel, pág. 132)
  Lectura para hoy
  Ahora debemos ver el significado espiritual de estos tres colores El color azul representa el trono. Según Salmos 89:14, el cimiento del trono de Dios es la justicia. Esto indica que el trono azul representa la justicia de Dios. El fuego representa el fuego que santifica, que separa y que consume. Esto significa que el rojo en este caso se refiere a la santidad de Dios. Finalmente, el amarillo, que vemos en el electro refulgente, representa la gloria de Dios. Por consiguiente, aquí hallamos la justicia, la santidad y la gloria de Dios representadas por los colores azul, rojo y amarillo.
  Antes de ser salvos, la justicia, la santidad y la gloria de Dios nos separaban de Él, pero el Señor Jesús vino, murió en la cruz para satisfacer los requisitos de la justicia, la santidad y la gloria de Dios, fue resucitado, y ahora Él es nuestra justicia, santificación y redención (1 Co. 1:30). Asimismo, Él ahora es nuestra gloria. En nosotros mismos carecemos de la gloria de Dios (Ro. 3:23), estamos bajo el justo juicio de Dios y la santidad de Dios nos impide acercarnos a Él. Pero ahora, como creyentes, estamos en Cristo, y Él ha venido a ser nuestra justicia, nuestra santidad y nuestra gloria. Además, puesto que estamos en Cristo, portamos a Cristo como justicia, santidad y gloria. Puesto que estamos en Cristo, a los ojos de Dios manifestamos justicia, santidad y gloria.
  Ésta no debe ser una simple doctrina o enseñanza para nosotros. Debemos experimentar a Cristo de tal manera que otros, al tener contacto con nosotros, puedan percibir en nosotros justicia, santidad y gloria. Eso significa que deben percibir que sobre nosotros hay un cielo despejado, que somos regidos por un trono y que somos personas justas y apropiadas, que de ninguna forma se comportan de forma frívola y descuidada. Asimismo, debemos experimentar el electro refulgente, resplandeciente y macizo. Entonces tendremos la apariencia de un arco iris, y los ángeles, los demonios, y Satanás podrán verlo. Este arco iris será la señal de la fidelidad que Dios muestra al salvarnos a nosotros, seres caídos. Nosotros, que en otro tiempo fuimos personas caídas pero que ahora somos salvos, hemos llegado a ser un testimonio de la fidelidad que Dios muestra al salvarnos. Cada iglesia local debe ser portadora del testimonio de tal arco iris.
  Alrededor del trono en la Nueva Jerusalén, habrá un grupo de personas que han sido salvas a causa de la fidelidad de Dios, y por la eternidad ellas serán un arco iris que reflejará el resplandor de la justicia, la santidad y la gloria de Dios. Cuando eso suceda, el plan eterno de Dios se habrá cumplido. (Life-study of Ezekiel págs. 132-134)
  Lectura adicional: Life-study of Ezekiel, mensaje 12; En cuanto al recobro del Señor, cap. 5
  Witness Lee
  Derechos reservados a: ?Living Stream Ministry?
  ¡Jesús es el Señor!
  

      Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.
  Watchman Nee
  
  El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.
  Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañia en otros que tambien conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando  anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos

           
---------------------------------

LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

[Se eliminaron del mensaje las partes que no eran texto]


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte