[CE-Peru]eManná y alimento diario (domingo)

Emanná
  Somos la posesión que Dios atesora
  Efesios 1:13  y en Él habiendo creído, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, (14)  que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de Su gloria.
  El problema más grande hoy en día es que no creemos cuán importantes somos en las manos de Dios. Al hombre le es difícil creer que Dios lo ame, que Dios lo quiere. Siempre piensa que Dios no lo necesita. Dios ha entregado a Su Hijo por nuestra causa y le ha enviado al mundo para que pasara por todos los sufrimientos por nuestra causa. Él fue crucificado en la cruz con el propósito de ganarnos.
  Efesios 1 versículo 14 nos dice que el Espíritu Santo viene para ser el sello porque somos la posesión adquirida de Dios. Por lo tanto, podemos decirle a todo el mundo que somos la posesión de Dios. No es cuestión de que nos perdamos o no, sino de que Dios nos pierda o no. No somos nosotros quienes nos guardamos. No tenemos que agotar nuestra mente pensando en este asunto. Toda la obra es de Él. Si Él ha hecho un gran esfuerzo y pagado un gran precio para enviar a Su Hijo a la cruz, Él debe hacer un gran esfuerzo y pagar un precio aún más grande para guardarnos de perdernos.
  Tenemos que darnos cuenta de que hemos sido comprados por Dios con el más grande precio. No pensemos que no le importamos a Dios. Dios nos trata de la misma manera en que nosotros tratamos nuestro tesoro. Delante de Dios, somos los que han sido comprados por Él. Si nos perdemos, Dios es quien sufrirá. Por lo tanto, debemos recordar que no existe la posibilidad de que nos perdamos.
  Los versículos del Nuevo Testamento son tomados de la Versión Recobro del Nuevo Testamento Las "Palabras del ministerio" provienen de mensajes de Watchman Nee. Ambos son publicados por Living Stream Ministry, Anaheim, CA.
  ¡Oh Jesús es el Señor!
  
  
  ALIMENTO DIARIO
  Leer con oración: Ap.22:17
  ?Y el Espíritu y la esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.? (Ap.2:17)
  EL ARREPENTIMIENTO NOS HACE VOLVER A LA PRESENCIA DEL SEÑOR
  Cuando cometemos algo pecaminoso, cuando desagradamos al Señor, cuando salimos de Su voluntad; tenemos la sensación de que hemos perdido la presencia de Dios. Sin embargo, cuando nos arrepentimos y nos volvemos al espíritu donde habita el Espíritu Santo, volvemos a tener la sensación de ?Dios con nosotrosí.
  ¡De las veinticuatro horas del día, cuánto tiempo pasamos con el Señor? Tenemos que reconocer que es muy poco el tiempo que permanecemos en la presencia del Señor. Invocar Su nombre es una excelente manera para estar en Su presencia y vivir en el Espíritu. Eso no quiere decir que debemos encerramos en un cuarto y arrodillamos invocando ?Oh Señor Jesús el tiempo. Si fuese así, cuando salimos perderíamos la presencia de Dios. Debemos siempre invocar: ?Oh Señor Jesúsí, con voz o sin voz y así, estar con Dios en nuestro espíritu.
  Cuando no sentimos la presencia de Dios, el problema no está con Él, está con nosotros. Vivimos en el mundo, y muchas cosas son barreras para que no estemos con Dios, especialmente las cosas que hay en el mundo. El mundo y la santidad se oponen entre sí y cuando tocamos las cosas del mundo, nos contaminamos y perdemos la presencia de Dios. Por tanto, necesitamos arrepentirnos y volvernos a Su presencia, pidiendo que Su sangre nos limpie y nos purifique de todo pecado y contaminación y así seremos restaurados. Jesús dijo que el Espíritu de realidad estaría con nosotros para siempre, pero en ciertas situaciones no podemos disfrutar Su presencia por causa de las barreras que se levantan en nuestro ser natural y por el pecado que está en nuestra carne.
  Dios se entristece más que nosotros cuando eso ocurre, pues no puede disfrutar más de nuestra presencia. Sin embargo, cuando el Señor vuelva ¡Aleluya! estaremos para siempre con Él. En el reino milenario estaremos con el Señor por mil años. y finalmente, en la eternidad futura, estaremos para siempre con el Señor, estaremos totalmente mezclados con Él como una sola entidad: la Nueva Jerusalén donde Dios y el hombre estarán totalmente e inseparablemente mezclados. Por eso leemos en Apocalipsis 22:17 que ?El Espíritu y la novia dicen: Ven?. No es más el hombre quien habla, no es sólo el Espíritu quien habla, no es más el Hijo del Hombre quien habla, pero es el Espíritu y la novia quienes hablan, porque estaremos para siempre con el Señor. Esta es la voluntad de Dios. Su deseo es que el nuevo hombre creado sea Su esposa, Su complemento, Su compañera, para estar con Él para siempre. ¡Amén!
  ¡Hoy en la vida de la iglesia, necesitamos que el Señor tenga misericordia de nosotros para que no hagamos nada que le desagrade! Dios es santo, no nos contaminemos; más bien vamos a mantenernos en una posición santa. No caigamos en la situación del mundo, sino Dios no podría estar con nosotros. Debemos volvemos todo el tiempo a nuestro espíritu humano donde habita el Espíritu de realidad, que es el Espíritu pneumático. Por tanto, así estaremos para siempre con el Señor. ¡Amén!
  Dong Yu Lan
  Derechos reservados a: Editora ?Árbore da Vida?
  ¡Jesús es el Señor!
  

      Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.
  Watchman Nee
  
  El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.
  Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañia en otros que tambien conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando  anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos

           
---------------------------------

LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

[Se eliminaron del mensaje las partes que no eran texto]


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte