[PalabrasDeFe] TIEMPO CON LA FAMILIA.

    
     NO LE DIGAS A DIOS CUAN GRANDE ES TU PROBLEMA......
      DILE A TU PROBLEMA CUAN GRANDE ES TU DIOS!!!!!!!

Tienes la seguridad de que cuando mueras vas a estar con Jesusí Quieres tener la seguridad de la vida eterna?  Te invitamos a hacer esta oracion......
  "Señor Jesus, vengo ante ti, tal como soy. Te pido perdon por todos mis pecados y renuncio a todo contacto con lo oculto en el que yo haya participado consciente o inconscientemente buscando la guia, el poder, el conocimiento o la sanidad (Por favor sea lo mas especifico que pueda), estoy arrepentido de todos mis pecados, por favor, PERDONAME SEÑOR!!!. En tu nombre, perdono a todos los que me han ofendido (Traelos a todos a la oracion); entrego a ti todo mi ser, te abro las puertas de mi corazon, te invito a entrar en mi vida y te acepto como mi unico Señor, Dios y Salvador. Saname, cambiame, fortaleceme en cuerpo alma y Espiritu. Ven Señor Jesus, cubreme con tu preciosa sangre y llename con tu Santo Espiritu. AMEN!"

Para registrarte en esta lista, envia un correo en blanco a:
PalabrasDeFe-subscribe@gruposyahoo.com

Para darte de baja envia un correo en blanco a:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para unirte a WORDS OF FAITH, devocional en INGLES, envia un correo en blanco a:  WordsOfFaith-subscribe@yahoogroups.com

Para unirte a FE PARA O BRASIL, devocional en PORTUGUES, envia un correo en blanco a: Fe_Para_OBrasil-subscribe@yahoogrupos.com.br

PALABRAS DE FE ES UN SERVICIO GRATUITO, NO ACEPTAMOS DONACIONES.

Este correo ha sido sometido a un programa antivirus.  Sin embargo, PALABRAS DE FE no asume responsabilidad alguna por eventuales daños generados por el recibo y uso de este mensaje, siendo responsabilidad del destinatario verificar con sus propios medios la existencia de virus.


Yahoo! Grupos Mis grupos | PalabrasDeFe Página principal

  
 
 
   TIEMPO CON LA FAMILIA.
  Por: Luis Palau.
 
 
 
Usted dice que debemos pasar tiempo con la familia, que debemos leer con ellos, hacer oraciones, pero la verdad es que a mí me falta tiempo. Yo trabajo todo el día. Salgo temprano por la mañana, apenas desayunando a las corridas y regreso de noche apenas para cenar, agotado y sin ánimo.
 
Muy interesante su observación y su argumento. Sin embargo yo quiero responder a su carta, porque usted no está solo en esta “corrida de la vida”.

En primer lugar, le quiero recordar que la vida es mucho más que correr y trabajar y seguir corriendo. La vida es mucho más que ganar dinero, comer, descansar, ver televisión y seguir corriendo. Le quiero preguntar en este día, ¿cuánto tiempo hace que no mira a su familia en el rostro? Hoy, ¿le ha dado un beso a su esposa antes de salir para la oficina o para su trabajo? ¿Le ha dicho después del beso: “Eres hermosa, querida”? ¿Se ha detenido para mirar a sus hijos al rostro en las últimas veinticuatro horasí ¿Ha dado gracias a Dios por su esposa y por sus hijosí

Deseo transmitirle lo que dijo el poeta: “De vez en cuando hay que detenerse en la vida y oler las rosas en el camino de la vida”.

En nuestras grandes ciudades especialmente, en el día moderno, el apuro y la presión contra el reloj nos llevan a correr y olvidar que la vida es para vivirla. Nuestra esposa, nuestros hijos son para mirarlos, admirarlos, para comunicarnos, para vivir armoniosamente con ellos. Al fin, cuando se acabe nuestra vida, cuando los hijos se hayan ido del hogar, ¿de qué sirvió todo el correr si no disfrutamos de la comunión, amistad y la intimidad de nuestros seres queridosí ¿De qué valió nuestro paso por este mundo si no pudimos dispensar un poco de amor ni siquiera a los seres más queridosí

Hay millones en todo el mundo moderno que nunca le dan tiempo a su esposa ni
a sus hijos. Sin embargo, el viejo y hermoso libro de la Biblia, inspirado por Dios, dice:

“Los esposos, por su parte, deben mostrar a sus esposas el mismo amor que Cristo mostró a su iglesia. Cristo murió para hacer de ella una iglesia santa y limpia. Así deben amar los esposos a sus esposas, como parte de su cuerpo. El hombre que ama a su esposa se ama a sí mismo.” (Efesios capítulo 5)

El mejor ejemplo de amor hacia nuestra esposa lo vemos en el amor de Cristo para con nosotros. ¡Cuánto nos amó Jesucristo, que siendo tan rebeldes y pecadores, vino al mundo, se hizo hombre, y dio su vida por nosotros en la cruz; dio sus sangre en el madero del Calvario! Y si Cristo nos amó a nosotros siendo tan infieles y pecadores, ¿no hemos de amar nosotros a nuestra esposa y a nuestros hijos dedicándoles parte de nuestro tiempo? Sí señor, en estos días yo sé que tiene poco tiempo por estar tan ocupado en su trabajo. Pero mire a su esposa, ámela, dígaselo, haga lo mismo con sus hijos, y así va a estar demostrando un poquito más del amor de Cristo en su hogar y además se sentirá mejor en lo íntimo de su alma.

 

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte