Bocas adúlteras

Proverbios capítulo 5
 
?Hijo mío, pon atención a mi sabiduría
Y presta oído a mi buen juicio
Para que al hablar mantengas la discreción
Y retengas el conocimiento.
De los labios de la adúltera fluye miel
Su lengua es más suave que el aceite
Pero al fin resulta más amarga
Que la hiel,
Y mas cortante que una espada de dos filos.
 
 weekly clipart
Sus pies descienden hasta la muerte
Sus pasos van derecho al sepulcro.
No toma ella en cuenta el camino de la vida
Sus sendas son torcidas, y ella no lo reconoce.
Pues bien, hijo mío, préstame atención
Y no te apartes de mis palabras.
Aléjate de la adúltera;
No te acerques a la puerta de su casa,
Para que no entregues a otros tu vigor
Ni a tus años a gente cruel.
Porque al final cabrás por llorar,
Cuando todo tu ser se haya consumido.
 
 
Este es un discurso nuevo en el que se resalta el poder de la palabra.
Es una exhortación al hijo para que cuide sus palabras y se mantenga libre de perversidad.
Dios no habla sólo para ser oído, Dios nos habla con un propósito.  Ya tenemos varias semanas estudiando el mensaje de Proverbios, y años estudiando y meditando en cada sermón dominical, ¿Cuánto hemos puesto en práctica de todo lo atendido?
Las Palabras de Dios tienen el propósito de lograr y conseguir, de alcanzar y conquistar, siempre y cuando las aceptemos por fe y seamos obedientes.
Sus Palabras tienen Poder para lograr grandes cambios en nosotros.
Fuimos creadas a Imagen de Dios y la prueba más evidente de esta verdad es que tenemos la capacidad para comunicarnos por medio de palabras.
 
“Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros.  Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad”. 
Juan1:8
Cristo es la Palabra que habitó entre nosotros.
Como hemos sido creados a imagen de Nuestro comunicador divino, entonces nuestras palabras también tienen el poder de lograr y conseguir.
 
“En la lengua hay poder de vida y muerte; quienes la aman comerán de su fruto” Proverbios 18:21.
 
Las palabras de la mujer que teme a Dios deben dar vida, aliento, instrucción y exhortación.
 El mejor utensilio que tenemos para expresar estas cosas es nuestra boca, quizá por eso Satanás hará todo lo que pueda para atizar la lengua con el fuego que destruye.
 
“También la lengua es un fuego, un mundo de maldad.  Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.  El ser humano sabe domar y, en efecto, ha domado toda clase de fieras; de aves, de reptiles y de bestias marinas, pero nadie puede domar la lengua.  Es un mal irrefrenable, lleno de veneno mortal”  Santiago 3:7-8
 
Que poder malvado tiene una lengua viperina, su veneno es amargo y provoca temblores y muerte, para eso no nos creó Dios, él dice que nuestras palabras deben tener vida y paz.
 
“Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Jesucristo.
Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros mismos. Escrito está: Creí y por eso hablé
Con ese mismo espíritu de fe también nosotros creemos y por eso hablamos”
II Corintios 4:7-13
 
¿Hablas lo que creesí
Podemos pasarnos horas leyendo las escrituras, pero si no la adoptamos por fe, no morará en nosotros y no ayudará su fortaleza, su ardor ni valor.
Quizá nos aliente y anime, pero ni recibiremos poder ni seremos cambiados, en cambio si la recibimos por fe, es decir aceptándola en nuestro ser, será como inhalar un aliento de fe.
 
Que diferente es la boca empalagosa, sus labios destilan miel, es lisonjera (zalamera) y halaga con sus candentes palabras.
 
 
“Mis labios expresará la verdad, pues mis labios detestan la manera.  Las palabras de mi boca son todas justas, no hay en ellas maldad ni doblez.  Son claras  para los entendidos, e irreprochables para los sabios”.
Proverbios 8:7-8.
 
 
 
Dios puede santificar tu boca.
 
Lee por favor: Números 13:26-14:3
 
¡Date cuenta del poder de las palabras!
No fue sólo que los falsos rumores de unos cuantos se convirtieran en el murmullo de las masas, sino que a su vez, esos murmullos llevaron a imaginaciones vanas.
En cuanto esas palabras sin fe los rondaron, un poco la mente, los hombres ya se veían o muertos por la espada y a sus esposas e hijos como botín de guerra.
Nuestras bocas también alimentan nuestras mentes, podemos llenarnos a nosotros mismos no solo a la incredulidad, sino también a todo tipo de imaginaciones vanas.
Si tú y yo queremos habitar y prosperar en nuestra tierra prometida, tendremos que deshacernos de:
 
Informaciones falsas,
Palabras sin fe
Murmuraciones negativas.
 
Si eres una persona extrovertida, eres, en cualquier reunión como un imán de atracción, ¿qué atrae a los invitadosí ¿Tu belleza? ¿Tú inteligencia? ¿Tu ropa a la última moda? O ¿el poder que ejerces al expresar tus ideas, tu risa contagiante y tus ideas modernasí
Al terminar la algarabía ¿no te has quedado con el sabor amargo que no todo lo que pronunciaste será de ayuda a los demásí.
Dicho con otras palabras el mal uso de tus palabras puede estorbar dramáticamente la vida de tus seres más amados.
Tú y yo queremos ser personas a las que Dios les pueda confiar una voz poderosa, una palabra de poder, Dejemos que el Espíritu Santo nos advierta de ciertos malos usos de la lengua:
 
·        Chisme
·        Mentira
·        Blasfemia
·        Perversidad
·        Rudeza
·        Crítica
·        Secretos develados
·        Queja
·        Espíritu negativo
·        Humor humillante
·        Chistes de mal gusto
·        Mal uso del nombre de Dios
·        Lisuras
 
 Por muy rebelde que haya sido tu lengua, Dios puede santificarla y hacer de ella una vasija de amor y poder.
  
El potencial de la lengua para causar estragos es asombroso, pero también lo es su potencial para cosechar cosas celestiales.
Podemos tener la seguridad de que tanto Dios como Satanás están compitiendo por tener autoridad en nuestra boca.  La mayor amenaza para el enemigo es un creyente con la Palabra de Dios viva y activa en su lengua aplicada rápidamente a toda situación.
 
Lee Isaías 6:1-8
Yo he empleado mi lengua infinidad de veces y tengo vergüenza como Isaías por mis labios inmundos, y si no fuera suficientemente malo que  nuestra tendencia es mala también vivimos con un pueblo de labios impuros, por lo tanto se nos ha llamado:
Se nos ha llamado a compartir las buenas nuevas de Cristo.
Se nos ha llamado a orar.
Se nos ha llamado a declarar la fe: ¡Muévete!
En estos tiempos hay un gran hambre de Dios, ya no puedes perder el tiempo hablando vanidad, tienes que hablar Palabra de Dios
 
Lee Amos 8:11-14ª
II Timoteo 4:1-5.
Dios sazone tus palabras con el sabor puro de su santidad.
Martha Bardales

Te quiero mucho

Martha Bardales Girl AngelPrayer 

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya – http://correo.espanol.yahoo.com/

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte