[CE-Peru] Sin vida no hay obra y avivamiento matutino (viernes)

Practicando los libros de 1 y 2 de Tesalonicenses       Espíritu, alma y cuerpo sean guardados irreprensibles       Leer con oración: Mt 25:14-30; Lc 19:17   “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche” (1 Ts 5:1-2)  

 

Sin vida no hay obra

 

Primera Tesalonicenses 5:2 nos habla que debemos vigilar, pues no sabemos cuando vendrá el día del Señor, Él viene como ladrón en la noche. Si queremos tener nuestra lámpara llena de aceite, debemos hacerlo mientras estemos vivos, ya que después de morir, es decir, cuando durmamos, no habrá más manera de como obtenerlo. Por tanto, debemos vivir en el espíritu, y no en nuestra alma, El alma es fácilmente atraída por Satanás, por el árbol del conocimiento del bien y del mal, en el cual somos muertos. Debemos preparar nuestro propio aceite, ¡tener llena nuestra vasija de aceite! Tal vez el alma de los que fueron martirizados en Tesalónica, a pesar de haber vivido una vida cristiana por poco tiempo, haya sido totalmente saturada del Espíritu. En la vida de la iglesia, no debemos permanecer en la esfera de la mente; podemos usarla, pero ésta debe ser puesta en el espíritu, para tener vida y paz. Cuando el Señor vuelva queremos ser vencedores.  Después de la parábola de las diez vírgenes, viene la parábola de los talentos (Mt 25:14-30). La parábola de las vírgenes nos habla con respecto a la vida. Con relación a la vida, todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, debe estar saturado del Espíritu. Pero, la parábola de los talentos nos habla de nuestra obra. Cuando estamos llenos de vida salimos para hacer la obra de expansión y solamente aquellos que tienen vida pueden hacerla.  Sin la parábola de las diez vírgenes no hay la de los talentos. Muchos quieren los talentos, pero no buscan la vida. Por tanto, debemos buscar la vida a fin de usar los talentos.  Los talentos nos hablan con respecto a los dones, que recibimos según la capacidad que Dios dio a cada uno. En la iglesia todos tienen talentos, pero hay una diferencia entre el número de talentos recibidos de parte de Dios. El que recibió cinco talentos recibió una capacidad mayor, el que recibió menos capacidad, recibió uno; pero cada uno recibió según su capacidad. Igualmente cuando el Señor venga a pedirnos cuentas, demandará de acuerdo a la capacidad que Él mismo nos dio.  El que recibió un solo talento, argumentó según su mente caída, debido a que tenía varios conceptos acerca de su señor y por miedo, no negoció. Quién vive en el alma natural, difícilmente lleva a las personas a la conversión. Los que multiplicaron sus talentos recibieron el galardón; fueron fieles en lo poco, y en lo mucho fueron colocados (vs. 21, 23). La palabra mucho se refiere a las ciudades que nos serán distribuidas en el reino milenario (Lc 19:17). Nuevamente el Señor nos recuerda de Su pronta venida, haciéndonos salir como iglesia, en amor, para conquistar las ciudades que aún no han sido conquistadas. Los que tienen la capacidad de cinco talentos, deben ayudar a los que sólo tienen uno. Como todos hemos recibido talentos, que podamos en el día de ajuste de cuentas, presentar nuestros talentos multiplicados para el Señor.  Debemos ayudar a todos los santos en amor, teniendo la esperanza de que, vamos a estar juntamente con ellos en pie delante del tribunal de Cristo. Para eso es necesario que los hermanos que tienen dos, tres, cuatro, cinco talentos ayuden a los de un solo talento, a que puedan desenterrar el talento y ganar otro.  El siervo de un talento fue lanzado en las tinieblas de afuera. Anhelamos que todos nosotros tengamos el encargo de ayudar a los hermanos de un talento a multiplicarlo para que en el día del Señor, el día en que seremos juzgados, haya muchos vencedores. Podemos ser esos vencedores, permitiendo que el Espíritu sature nuestra alma, estando llenos de la vida y de la naturaleza de Dios y también por haber multiplicado nuestros talentos.  Punto Clave: Disfrutar de la vida para realizar la obra   Pregunta: ¿Por qué en Mateo 25, el orden es: primero la parábola de las diez vírgenes y después la de los talentosí   Dong Yu Lan  Derechos reservados a: Editora ?Árvore da Vida?  ¡Jesús es el Señor!  ——————————

 

Avivamiento matutino

 

Ef.3:17-19 ?A fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios.  Ro.12:5 Así nosotros, siendo muchos, somos un solo Cuerpo en Cristo y miembros cada uno en particular, los unos de los otros.  Dios tiene una sola imagen; por ello, Él solamente puede poseer una sola expresión. Hay miles de cristianos en la tierra. ¿Cómo podrían tantos creyentes llegar a ser una sola expresión de Diosí ¡La respuesta se halla en el edificio de Dios! Tal edificación debe llevarse a cabo entre nosotrosíPor el lado negativo, es imposible que un individuo consiga expresar plenamente a Dios; por el lado positivo, la expresión apropiada y adecuada de Dios tiene que ser una expresión corporativa y coordinada. Debemos tener presente que el deseo y propósito de Dios es ser expresado y representado por el hombre en la tierra. Pero esto será posible únicamente cuando nos hallemos en mutua coordinación y hayamos sido conjuntamente edificados. Entonces, Dios será plenamente expresado. ¡Oh, tenemos que ser edificados conjuntamente con otros cristianos para constituir una expresión corporativa, una entidad que represente a Dios! El primer hombre que Dios creó, fracasó y no llegó a ser la expresión única de Dios; no obstante, el principio establecido por Dios subsiste: el otro hombre creado por Dios ?el nuevo hombre? está destinado a ser ese hombre corporativo y todo-inclusivo, es decir, la verdadera expresión de Dios sobre la tierra. (The Vision of God?s Building, págs. 14-15)

 

DÍA 5 Lectura para hoy  Los cristianos hablan mucho sobre cómo ser como Jesús, cómo glorificar a Dios y expresar a Cristo. Pero es imposible que un individuo consiga glorificar a Dios o expresar a Cristo en toda Su plenitud si no ha sido edificado conjuntamente con otros cristianos. Examinémonos nosotros mismos. Todos nuestros problemas tienen una sola causa: somos demasiado independientes e individualistas; estamos desconectados y aislados de los demás. Por ello, nos asedian nuestros fracasos y debilidades. ¿Existe cierto pecado que a usted le asedia constantemente y que no ha podido vencer? Usted jamás podrá superarlo ni vencerlo por usted mismo. Usted tiene que olvidarse de sus propios esfuerzos y concentrarse, más bien, en ser edificado con otros creyentes. Si estamos dispuestos a relacionarnos vitalmente con otros creyentes y ser edificados con ellos, encontraremos que, entonces, nuestras flaquezas y carencias desaparecen. Tenemos que concentrarnos en una sola cosa: el ser conjuntamente edificados con otros cristianos. En los primeros años de mi vida cristiana no discernía este principio que rige la edificación. Por ello, luchaba, me esforzaba, buscaba una respuesta y batallaba. Un día el Señor abrió mis ojos. Entonces, vi que no había necesidad de que yo luchara, batallara o laborara más. Todo lo que necesitaba era permanecer en el Cuerpo. Siempre y cuando los diversos miembros de mi cuerpo permanezcan unidos al resto del cuerpo, todo está bien.  Al final de las Escrituras, al llegar a su conclusión, se nos muestra una sola ciudad. Esta ciudad es el edificio, la expresión única y universal de Dios. Dios siempre ha tenido una sola expresión. Así como en Génesis 1 encontramos un solo hombre, al final de las Escrituras también encontramos una sola ciudad, edificada con oro, plata y piedras preciosas. Un cristiano que sea independiente jamás podrá ser la expresión plena y real de Dios. Si nos cercenáramos una oreja, tal oreja separada del cuerpo sólo expresaría muerte. Si encontrara un montón de orejas, estaría aterrorizado. No obstante, hay tantos cristianos hoy que son así y que ?espantan? a las personas. Ellos son cristianos ?simpáticosí, pero en términos prácticos, están separados del Cuerpo y aislados del mismo. Como cristianos que somos, ¿podríamos nombrar específicamente aquellos miembros del Cuerpo de Cristo con quienes estamos relacionados de una manera práctica? Éste esíun asunto estrechamente relacionado con nuestra realidad práctica. Examínense a sí mismos. Si usted es un miembro del Cuerpo de Cristo que se encuentra aislado de los demás, estará abrumado por una serie de problemas. La única manera de ser un cristiano victorioso es ser un cristiano que está ligado a otros creyentes. Si acudimos al Cuerpo, ¡encontraremos que todos los pecados que nos asediaban están bajo nuestros pies! La cuestión crucial no es si individualmente somos cristianos vivientes, saludables y que desempeñan alguna función; más bien, la cuestión crucial es: ¿Estamos vinculados al Cuerpo de Cristo de manera práctica y vital? ? La intención de Dios es obtener una entidad corporativa que sea Su edificio, Su única expresión, en la que muchos de Sus miembros hayan sido edificados como un solo Cuerpo al estar conjunta y armoniosamente acoplados y relacionados entre sí. Entonces, dondequiera que estemos, disfrutaremos de todas las riquezas del Cuerpo.

 

(The Vision of God?s Building, págs. 15-17)  Lectura adicional: The Vision of God?s Building, cap. 1; The Building Work of God, caps. 5-7  Witness Lee  Derechos reservados a: Living Stream Ministry   ¡Jesús es el Señor!        Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.  Watchman Nee

 

El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.  Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañia en otros que tambien conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando  anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte