[CE-Peru] Verdadero culto a Dios.

El Señor, el Dios de los dioses, ha hablado; ha llamado a los que habitan la tierra de oriente al occidente (Salmo 50,1).
  
  Los escribas y fariseos cambiaron la gloria de Dios por su propia gloria haciendo todas sus obras para ser vistos por los hombres. La soberbia personal y la búsqueda de la vanagloria les habían hecho perder la humildad y el espíritu de servicio que debe caracterizar a quienes desean seguir al Señor. Sin humildad y espíritu de servicio no hay eficacia, no es posible vivir la caridad. Sin humildad no hay santidad, pues Jesús no quiere a su servicio amigos engreídos: los instrumentos de Dios son siempre humildes. Él nos habló por medio del profeta Isaías acerca de los corazones duros y llenos de pecado: Cuando ustedes levantan las manos para orar, yo aparto mis ojos de ustedes; y aunque hacen muchas oraciones, yo no las escucho. Tienen las manos manchadas de sangre. ¡Lávense, límpiense! . . . Dejen de hacer el mal. Aprendan a hacer el bien, esfuércense en hacer lo que es justo, ayuden al oprimido, hagan justicia al huérfano, defiendan los derechos de la viuda (Isaías 1,15 - 17).
  
  Estas palabras a veces nos parecen muy duras, pero son expresiones de sabiduría y de vida de un Dios que nos ama. Nuestro Señor quiere corazones contritos que se acerquen a Él y que acepten con gozo su forma de vida. Esos son los corazones que Él recibe con agrado: Sea la gratitud tu ofrenda a Dios; cumple al Altísimo tus promesas. Llámame cuando estés angustiado; yo te libraré y tú me honrarás (Salmo 50,14 - 15).
  
  Lo que Dios nos dice por boca de Isaías es sabiduría y vida, porque cuando nos arrepentimos con humildad en su presencia estamos en condiciones de conocer su vida y su amor. Al experimentar la realidad de Dios en nuestra vida, crecemos en amor y nos llenamos de alegría y entusiasmo. Así podemos ser instrumentos de la paz de Dios en el mundo, y como tales nosotros mismos experimentamos esa paz más plena y profundamente. Arrepentirse significa reconocer abierta y sinceramente el pecado cometido y luego renunciar a él y entregarse a Dios para recibir su vida y su amor; implica tomar una decisión firme de no volver a pecar. Un corazón contrito es obra de Dios en nosotros, que nos permite vivir para el Señor con humildad y espíritu de servicio. Cuando servimos, nuestra
capacidad no guarda relación con los frutos sobrenaturales que buscamos. Cuando luchamos por alcanzar esta virtud somos eficaces y fuertes; si no somos humildes podemos hacer desgraciados a quienes nos rodean, porque la soberbia lo inficiona todo.
  
  El más grande entre ustedes debe servir a los demás. Porque el que a sí mismo se engrandece, será humillado, y el que se humilla será engrandecido (Mateo 23,11 - 12).
  
  La caridad cala, como el agua en la grieta de la piedra, y acaba por romper la resistencia más dura. Amor saca amor. De modo particular hemos de vivir este espíritu del Señor con los más próximos, en la propia familia. Debemos entender que servir a los demás es una de las formas de encontrar la alegría en esta vida y uno de los caminos más cortos para encontrar a Jesús. Para eso hemos de pedir al Espíritu Santo que nos haga verdaderamente humildes.
  
  ¡¡¡Señor Jesús, dame un corazón contrito. Ayúdame  a dejar de hacer lo malo y a aprender a hacer lo bueno, buscar la justicia. Envíame tu Espíritu para que me señale el pecado y me infunda un profundo deseo de purificar mi alma!!!
  -----------------------------------------------------------------------------
  Que el Padre Dios te bendiga y te proteja, te mire con agrado y te muestre su bondad. Que el Padre Dios te mire con amor y te conceda la paz.

                                          Protejamos nuestra Biodiversidad y el Medio Ambiente
  Juan Alberto Llaguno Betancourt
  Lima - Perú - SurAmérica

           
---------------------------------

LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

[Se eliminaron del mensaje las partes que no eran texto]


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte