[devocional-martes] 21 de Marzo de 2006 – Una mala conciencia.

Mi pecado te declaré?
y tú perdonaste la maldad de mi pecado. 
Salmo 32:5.

Límpiame de mi pecado.
Porque yo reconozco mis rebeliones. 
Salmo 51:2-3.

Una mala conciencia

       Durante un encuentro de jóvenes cristianos, un adolescente de 19 años de edad contó: ?Cuando yo tenía 14 años, nuestra familia veraneó en una pequeña aldea. Cierto día salí a pasear con algunos amigos y robamos unos huevos de un gallinero. Cuando llegué a casa, inmediatamente mi madre notó que algo me pasaba. Me conocía bien y no tardó mucho en descubrir la verdad. Después de haberme sermoneado seriamente, me ordenó devolver los huevos y confesar mis actos al campesino.

       Con seis huevos en una bolsa y temor en el corazón me marché hacia su casa. ?¿Qué quieresí, me preguntó de mal humor. Entonces le confesé todo. Pero antes de que hubiese terminado de contarle mi historia, me agarró y me administró una paliza como nunca había recibido en mi vida. Primero grité: ?¡Espere, espere!, porque tenía los seis huevos en la bolsa. Pero como él no paraba, me callé, porque creía que me lo merecía. Por otra parte, me sentía bien, pues sabía que ese era el justo castigo por mi falta y que así el asunto quedaba liquidado. ¿Pueden comprenderme?

       Los jóvenes oyentes asintieron con la cabeza. Sí, entendían, porque una conciencia cargada tiene un peso molesto. Y cuando se quita esta carga, el alivio es grande.

       El narrador prosiguió: ¿Entonces pueden imaginarse cómo me sentí cuando el Señor Jesús me aseguró: «Tus pecados te son perdonados». Para mí todo está arreglado, porque Jesús murió por mí en la cruz.

  • El devocional diario, es editado por: "La Buena Semilla" 1166 Perroy (Suiza) © Copyright: Todos los derechos reservados.
  • El texto enviado hoy es el del día correspondiente del año pasado.
  • El texto del día de hoy puede leerse en nuestra página: http://www.devocionalescristianos.org 

    Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. – Tercera carta de Juan versículo 2.

  • Prediquemos por Internet – ¿Hemos bendecido tu vida con el Devocional Diario? Si tu respuesta es afirmativa entonces suscribe a otros (pidiendo primero su acuerdo) para que lo reciban al igual que tu haz clic aquí
  • El equipo de Devocionales, Inc. se encarga de enviar este mensaje diariamente por correo electronico a 28.741 suscriptores.
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte