[Jehova Nissi]Eficacia de la oración

Te daré gracias, Señor, de todo corazón; te cantaré himnos delante de los dioses. Me arrodillaré en dirección a tu santo templo para darte gracias por tu amor y tu verdad, pues has puesto tu nombre y tu palabra por encima de todas las cosas (Salmo 138,1 - 2).
 
La insistencia con la que Nuestro Señor pide que nos acerquemos a la oración para que se nos dé, que nosotros lleguemos a Él para encontrarlo, es una insistencia que requiere del corazón humano una grandísima fortaleza interior, una gran tenacidad. Esa tenacidad para que pidamos y se nos dé se ve muchas veces probada por las circunstancias, por las situaciones en las que nos encontramos. Muchas veces hemos orado por una intención determinada, y al ver que Dios no respondía como queríamos nos hemos desilusionado. Esto es común y por eso nos cuesta a veces entender la promesa de Jesús de que recibiremos si pedimos (Mateo 7,7). Este pasaje se nos traduciría mejor si dijese: Sigan pidiendo y Dios les dará; sigan buscando y encontrarán; sigan llamando a la puerta y se les abrirá. Jesús enseña que toda la vida hay que seguir buscando a Dios continuamente en la oración; nos habla de que pidan y se les dará, pero no nos dice si será pronto o tarde, ni cuando se nos dará. No nos dice si vamos a encontrar al primer momento en que empezamos a buscar o va a ser una búsqueda larga. No nos dice si la espera va a ser corta o se va a dilatar mucho. Simplemente nos dice que toquemos, que pidamos, que busquemos con la certeza de que vamos a recibir, vamos a encontrar y de que se nos va a abrir. Tener esta certeza requiere en el alma una gran fortaleza interior, una gran firmeza interior. Una firmeza que Dios va probando, que poco a poco Él va viendo si es auténtica, si es verdadera.
 
Cuando te llamé, me respondiste, y aumentaste mis fuerzas. Todos los reyes del mundo te alabarán al escuchar tus promesas (Salmo 138,3 - 4).
 
El Señor quiere darnos lo que pedimos, especialmente aquello que nos ayuda a conocer mejor su persona, su vida y su amor. Debemos pues aprender a orar conforme a su voluntad y a lo que Él quiere para nosotros. Pero ese tipo de oración exige un buen examen de conciencia. ¿Tenemos alguna motivación egoísta para pedir, o lo hacemos porque realmente queremos conocer a Dios y experimentar su amor? A medida que crezcamos en madurez cristiana, nos iremos identificando cada vez más con la forma de pensar de Dios, y comprobaremos que sus deseos empiezan a ser los nuestros. También nos dice que debemos actuar con nuestro prójimo del mismo modo como Dios lo hace con nosotros: si queremos ser amados, amemos; si queremos ser perdonados, perdonemos (Mateo 7,12).
 
Alabarán al Señor por lo que él ha dispuesto, porque grande es la gloria del Señor. Aunque el Señor está en lo alto, se fija en el hombre humilde, y de lejos reconoce al orgulloso (Salmo 1385 - 6).
 
Una vida de oración nos introduce cada vez más en el corazón y la mente de Dios. Muchas veces creemos que Dios decide arbitrariamente darnos o negarnos lo que pedimos. Dios quiere que tengamos una relación de amor con Él, en la cual sepamos que Él escucha y responde a todas nuestras oraciones, pero debemos tener fe para esperar las respuestas.
 
Cuando me encuentro en peligro, Tú me mantienes con vida; despliegas tu poder y me salvas de la furia de mis enemigos. El Señor llevará a feliz término su acción en mi favor. Señor, tu amor es eterno; no dejes incompleto lo que has emprendido (Salmo 138,7 - 8).
 
Jesús, que vivió orando, es nuestro modelo. Cuando llegó la hora de su pasión, le pidió al Padre que si era posible, cambiara el plan divino. Pero sabiendo que el plan para nuestra salvación no sería alterado lo aceptó de todo corazón. Fue una agonía para Jesús, pero a medida que el Espíritu Santo iba conformando su mente humana al plan perfecto del Padre, Él pudo ir a la cruz con serenidad y convicción.
 
¡¡¡Padre santo, permíteme saber con certeza que Tú quieres que conozca tu persona, tu vida y tu amor. Ayúdame a esperar las respuestas a mis oraciones y aceptar con gozo tu divina voluntad!!!
-----------------------------------------------------------------------------
Que el Padre Dios te bendiga y te proteja, te mire con agrado y te muestre su bondad. Que el Padre Dios te mire con amor y te conceda la paz.
Protejamos nuestra Biodiversidad y el Medio Ambiente
Juan Alberto Llaguno Betancourt
Lima - Perú - SurAmérica


LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Direcciones utiles para tu suscripción al listado Jehova Nissi:
- Si quieres publicar un mensaje solo envialo a
  la siguiente dirección: Jehova_Nissi@yahoogroups.com
- Invita a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista,
  solo pidele que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
  Jehova_Nissi-subscribe@yahoogroups.com
- Si quieres cancelar tu suscripcion a esta lista
  envia un mensaje en blanco a:
  Jehova_Nissi-unsubscribe@yahoogroups.com
- Direccion del moderador:
  Jehova_Nissi-owner@yahoogroups.com
- Direccion de internet para visitar la comunidad Jehova Nissi:
  http://www.yahoogroups.com/group/Jehova_Nissi
- Direccion del website Jehova Nissi:
  http://www.geocities.com/gunthermejia


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte