EL PODER DE LA DULZURA

     

 

 

 

 

EL PODER DE LA DULZURA

 

 

UNA PALABRA AMABLE REFUERZA LOS SUEÑOS Y ESPERANZA
Y LLENA LOS CORAZONES DE DULCE Y TOTAL SATISFACCION…
UNA PALABRA AMABLE ES CARICIA A LOS OIDOS QUE LA ESCUCHA
Y SUSURRO ENTERNECEDOR AL ALMA, Y AL TOCAR LAS FIBRAS
MAS INTIMAS DEL ESPIRITU, LA INUNDA DE OPTIMISMO Y VITALIDAD…
UNA PALABRA AMABLE ES COMO UN RAYO MOTIVADOR QUE DESPIERTA
EL INTERIOR, LE INFUNDE ANIMO Y ACELERA SU ENGRANDECIMIENTO.
UNA PALABRA AMABLE REJUVENECE A LOS QUE LA RECIBEN, HONRA A
QUIEN LA PRONUNCIA…
UNA PALABRA AMABLE REAFIRMA LOS LAZOS FRATERNALES Y ES EL
SIMBOLO IDEAL DE AMOR CUANDO SALE DE UNOS LABIOS SINCEROS.

 

¡UNA PALABRA AMABLE OBRA MILAGROS!

 

 

AUTOR: CESAR GUZMAN

 

 

  

   

 

    

 

   

    

 
    

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionalescristianos.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte