Un Mensaje a la Conciencia – NO NACIÓ, PERO VIVE

Un Mensaje a la Conciencia

Video WMV | Audio WMA | Audio MP3

23 mayo 06

NO NACIÓ, PERO VIVE
por el Hermano Pablo

Gianna Jansen, de quince años de edad, subió a la plataforma. Tomó el micrófono en sus manos y, cuando el piano dio los acordes de introducción, comenzó a cantar. Entonó una canción espiritual, una canción que conmovió a todos.

El público que llenaba la sala de concierto sintió la emoción de la música, del canto y de la joven que cantaba. Porque Gianna Jansen, de quince años de edad, llena de vida, llena de entusiasmo, llena de optimismo y llena de alegría, no nació como los demás seres humanos. Ella fue el producto de un aborto.

A Gianna la recogieron de una clínica de abortos y la reanimaron milagrosamente. La sacaron literalmente con vida, pero no del vientre materno sino de un recipiente clínico lleno de una solución salina. Gianna no nació, por lo menos no de un modo normal; pero vive, y desborda entusiasmo, seguridad y vida.

He aquí uno de los pocos casos en que una criatura, que fue arrojada violentamente del cuerpo materno siendo sólo un feto, pudo ser rescatada después de la atroz acción de su madre.

Este hecho es más notable aún debido a que Gianna, que fue adoptada por una buena familia, superó varias deformidades y padecimientos congénitos, y venció enormes dificultades hasta llegar a ser una brillante cantante cristiana a los quince años de edad.

Si quisiéramos describirla poéticamente, podríamos decir que Gianna se parece al lirio de los pantanos. Este surge del fango, pero crece y se desarrolla hasta asomarse a la luz y abrir su blanca y delicada corola, para ser el encanto de la ciénaga y una chispa de luz en medio del sombrío entorno.

No importa cómo nacimos. Lo que importa es el hecho innegable de nuestra presencia en el mundo. Importa nuestro crecimiento, e importa el desarrollo que tenemos en la vida. Podemos tener un origen muy sencillo, tal como haber nacido en una cuna muy pobre, incluso en medio de la miseria física y moral más vergonzosa, pero nunca dejamos de ser criaturas de Dios, con el potencial de ser llenas de su amor infinito y de ser elevadas hasta las alturas celestiales.

Sea cual sea nuestra llegada al mundo, vengamos del trasfondo que vengamos, hayamos o no sido víctimas de la más vil perversión humana, Dios nos diseñó y nos creó a su imagen y semejanza para ser hijos suyos. Esa es nuestra razón de ser. Por lo tanto, levantemos en alto la cabeza, elevemos los ojos al cielo y recibamos del Señor de la gloria el premio que Él nos tiene guardado. ¿Acaso no somos hijos del Creador del universo?

www.conciencia.net

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte