VALE LA PENA PREOCUPARSE?

¿VALE LA PENA PREOCUPARSE?

Todos hemos escuchado alguna vez que alguien nos dice:

¿Que gana con preocuparse?

Esta es una pregunta genuina si consideramos que la mayoría de las preocupaciones no ayudan a resolver nuestros problemas, por el contrario, se sabe que estas afectan nuestra salud, estado de animo, relaciones con otros, y hasta disminuyen el rendimiento de nuestro trabajo. Sin embargo, existe un aspecto bueno de las preocupaciones.

¿Cuál es su preocupación más importante?

Aunque usted no lo crea la inseguridad económica, física, o emocional no es tan importante comparada con la inseguridad de cual será nuestro destino eterno.

Medite por un momento en la solución que Dios nos ha dado:

Usted podrá reconocer al igual que la mayoría de las personas, que todos fallamos continuamente estando muy lejos de ser perfectos; contrario a esto nuestra conducta, bien nos condena delante de Dios. Por esta causa Él nos dice que la seguridad de nuestra salvación no se basa en nuestras obras. “por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios” Romanos 3:23 “Porque por gracia son salvos por medio de la fe y esto no de ustedes pues es un regalo de Dios, no por obras para que nadie se gloríe” Efesios 2:8-9

Según lo que Dios dice, esta seguridad solamente se puede obtener cuando usted y yo creemos en la obra que Jesucristo hizo al pagar por todos nuestros pecados con su muerte en la Cruz.
“Porque de tal manera amo Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda mas tenga vida eterna” Juan 3:16 Aun más, Dios desea que antes de morir sepamos con toda seguridad donde pasaremos nuestra eternidad. “estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna”… I Juan 5:13

Hemos visto que la única preocupación que vale la pena es la de asegurarnos de nuestro destino eterno. “El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación mas ha pasado de muerte a vida. Juan 5:24

De la misma forma en que nuestros méritos nunca nos pudieron dar la salvación así la falta de estos nunca nos quita el regalo que Dios nos dio por el sacrificio de Jesucristo.

Usted puede quedar libre de esta preocupación ahora mismo recibiendo el regalo de vida eterna que Dios le da haciendo una oración similar a la siguiente:

“Dios reconozco que soy pecador y que no puedo alcanzar la perfección por muy bien que me comporte; ahora comprendo que Jesús pago la condena completa de todos mis pecados pasados, presentes y futuros para que yo no vaya al infierno, creo que su muerte es suficiente para salvarme y estoy seguro en Cristo de que al morir estaré eternamente contigo”.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte