[Grafica Cristiana] ?D?nde Qued? el Arrepentimiento?

¿Dónde Quedó el Arrepentimiento?

El concepto del arrepentimiento es un tema escaso en nuestras iglesias. Rara vez se escucha el llamado de contricción por las aberraciones que cometemos contra Dios. En su lugar abunda la bandera del: “Sólo creed, al que cree, todo le es posible”, “Recibe a Cristo en tu corazón y serás salvo tú y tu casa.”

Por David Wilkerson

Rara vez se escucha el llamado de contricción por las aberraciones que cometemos contra Dios. En su lugar abunda la bandera del: “Sólo creed, al que cree, todo le es posible”, “Recibe a Cristo en tu corazón y serás salvo tú y tu casa.”

Todo esto es en base a Hechos 16: 30, 31 donde se relata la anéctoda en que el apóstol Pablo había sido encarcelado. De pronto hay un temblor y las puertas de la celda se abren de par en par. Suponiendo que los presos habían escapado, el carcelero procede a suicidarse, pero Pablo lo detiene. Al ver esto, el hombre cae de rodillas exclamando, “¿qué puedo hacer para ser salvo?” Ellos le responden: “Cree en el Señor y serás salvo tú y tu casa.”

Es importante recordar que en ese momento, el carcelero estaba a punto del suicidio. Es decir, perfectamente preparado para el arrepentimiento: estaba de rodillas, temblando desesperado ante los apóstoles.

Juan el Bautista también predicaba el arrepentimiento para preparar a Israel para la venida de Jesucristo.

Su mensaje era claro y sencillo: “En esos días llegó Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, diciendo: Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado.” La gente llegaba de todas las regiones a escucharlo predicar. Ni tardo ni perezoso, Juan el Bautista les advertía que muy pronto se aparecería entre ellos el Mesías, de modo que, ¡más valía que prepararan sus corazones!

Por fuera tienen la apariencia de santos y puros, pero interiormente están llenos de huesos putrefactos! ¡No son más que una generación de víboras, sin el más mínimo temor de Dios! ¡No tienen la más remota idea de su condición de pecadores! Les advierto que tienen que tratar con sus pecados para poder creer y seguir al Salvador.

¿Qué quiere decir arrepentimento?

Muchos cristianos piensan que el arrepentimiento es un simple “dar la vuelta” y cambiar de dirección. Sin embargo, la Biblia ahonda mucho más. En una ocasión escuché a un hombre decir, “Lo bueno es que conozco el griego del Nuevo Testamento, donde la palabra “arrepentimiento” se traduce como “un cambio de opinión”.

¡Qué torpeza! Este hombre no sabe lo que dice. La traducción literal no se puede encerrar en una sóla palabra, significa “sentir culpabilidad y reproche por nuestros pecados contra Dios; verse contrito, arrepentido, impelido al cambio”. Hay una gran diferencia entre simplemente cambiar de opinión, y verse urgentemente impulsado al cambio. Lo que es más: un simple lamentar las actitudes propias no constituye arrepentimiento. Pablo dice: “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación…, pero la tristeza del mundo produce muerte.” (2 Cor. 7:10).

Pablo les dijo a los corintios: “Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros”, pero luego los reprende directamente, “…me temo que cuando llegue, no os halle tales como quiero”, ¿a qué se refería? “que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desórdenes.”

¡Las palabras de Pablo me averguenzan!

Me obligan a examinar mi propio ministerio. ¿Es que he acortado el Evangelio de arrepentimiento de Jesucristo? ¿Soy yo como los que “le meten tijera” a la Biblia para sacar todo lo que implica un alto precio? ¿He diluído el estándar diciéndole a la gente que lo único que tiene que hacer es creer para ser salvo?

Al examinar a la iglesia me pregunto si los evangélicos insistimos en una contricción bíblica como evidencia del verdadero arrepentimiento, o si tan sólo estamos llevando una masa de gente sin convicciones a una falsa sensación de seguridad. ¿Les estamos asegurando que con la mera alocución de unas sencillas palabras mágicas tendrán garantizada la eternidad?

Si usted está confiado en ello,permítame sonar la señal de alarma. La persona que repite una oración el domingo por la mañana sin mostrar un verdadero cambio en su vida diaria creyendo que ya es hijo de Dios y por lo tanto tiene derecho a todos los privilegios del hijo del Rey, está muy equivocada. Jesús nunca ofreció la salvación sin el arrepentimiento.

Usado con permiso – Instituto de Fomento Familiar.

El Siglo III
     Víctor Marcano
Con Dios haremos proezas – Salmo 60:12
vesne.gif (48934 bytes)        

__._,_.___

Si quieres recibir nuestros mensajes, entra aquí y registrate:  Subscribete to [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por Email

Para Publicar tus mensajes, envía tus mails a la siguiente dirección:  devocionalescristianos@gmail.com

Cancelar Suscripción:  devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para más información de nuestro ministerio: http://www.devocionalescristianos.org

Envía Postales Gratis a tus seres queridos:
http://www.devocionalescristianos.org/postales

Visita nuestros Foros y comparte con nosotros la palabra de Dios y haz nuevos amigos: http://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/foros/



Enlaces de Devocionales Grupos

__,_._,___

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte