[Grafica Cristiana] La puerta angosta

FORMACIÓN PASTORAL
La puerta angosta
por Miguel Angel de Marco

?Si alguno anhela obispado. buena obra desea. Pero es necesario que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Diosí)? (1 Ti. 3.1 y 4). ¡Qué puerta angosta!, ¿verdad, colega? Así es, es una puerta angosta, pero a veces la achicamos más de la cuenta.
Por mi ministerio en nuestra organización y las tareas de servicio en otras entidades de liderazgo pastoral, me ha tocado compartir muchas realidades y experiencias de pastores que ven trastabillar su ministerio por problemas ocurridos en el seno de su familia. Hijos inconversos, esposas indómitas, problemas de divorcio, rebelión, sexo prematrimonial. drogadicción, etcétera, forman parte de la realidad familiar de muchos, muchos colegas nuestros.
Cada vez que algún problema serio ocurre con el comportamiento de los hijos de algún pastor. éste se siente acusado, señalado y con el ministerio a punto de terminar. Cuántos han considerado seriamente el presentar su renuncia a la iglesia (y algunos ciertamente lo han hecho) porque su hijo fue llevado preso por la policía, porque su hija quedó embarazada siendo soltera o porque uno de sus hijos se divorció de su esposa. “¡Es que si no sabe gobernar bien su casa no puede ser pastor! ¡La Biblia lo dice bien claro!”, escuchamos lapidariamente por los corrillos de la congregación.
¿Es que la legitimidad de nuestra posición pastoral depende de lo que hace nuestra familia? ¡Definitivamente no? Nuestro cargo, rol o responsabilidad pastoral no depende de si los pecados de nuestras esposas e hijos son pequeños o grandes. si son de poca o mucha influencia, sino que depende de lo que nosotros hagamos con nuestras familias. Todo gobernante debe gobernar bien, pero ningún presidente de cualquiera nación pierde su validez al primer robo o violación que se comenta en el país. La legitimidad y honra de dicho presidente reside en qué hace con el violador; eso es gobernar bien. Y lo que haga, debe ser en forma honrosa, digna.
No quiero disminuir nuestra responsabilidad y riesgo, sino apuntar a un problema que veo en muchas congregaciones y que es tan dañino como la irresponsabilidad pastoral en su casa: se lee mal a 1° Timoteo 3 y apenas aparece un problema grave en la familia pastoral. ya comienza el serrucho a trabajar en donde el pastor está parado. Hay lo que podemos llamar “pequeñas-grandes” diferencias entre oraciones; pequeñas porque las palabras no son muy distintas entre sí en su enunciado, y grandes porque el concepto es diferente en su sustancia, y estimo que aquí nos encontramos frente a una de esas ocasiones. La Palabra testimonia de que Dios exige del pastor un buen gobierno de su casa y que sujete a los integrantes de su hogar con honestidad y dignidad. De esta forma, Dios pone la dependencia del cargo pastoral en lo que él haga en su casa y no en lo que hagan los de su casa. La verdadera fibra del gobernante y la autoridad se ven en medio de los problemas y no cuando todo marcha sobre rieles.
Por supuesto que si es obediente en la forma de criar y enseñar a sus hijos verá buenos frutos cuando estos sea adolescentes y adultos, de eso no cabe ninguna duda, pero si analizamos la Palabra y la historia entenderemos que nada de lo mucho que un matrimonio pueda hacer por sus hijos garantizará que ellos serán fieles hijos de Dios. Eso es algo personal entre ellos y Dios, y si bien puedo bien formarlos y ayudarlos a desarrollar buen carácter y buenos hábitos, nuestro trabajo paternal es insuficiente todavía para hacerlos buenos cristianos.
Si el hijo de un pastor es condenado a la cárcel por cinco años o la hija debe casarse de apuro por haber quedado encinta, la pregunta es: ¿qué hace el pastor con ese problema? ¿Procederá con ellos como con cualquier otro miembro de la iglesia? ¿Lo disciplinará como pastor y como padre de la misma manera que él enseña que los otros padres de la congregación deben proceder con sus hijosí ¿Qué hace él con el pecado,sea este de sus hijos, de su esposa o de cualquier miembro?
Entiendo que hay casos en que los dos de los hijos son consecuencia directa del proceder previo del padre (a mi juicio es más seria la situación cuando el está en la esposa del pastor, dado que si tarea pastoral a del esposo, ese matrimonio es ?uno”, lo que trae otras implicadas). El manejo licencioso y despreocupado que algunos pastores de sus familias en un buen caldo de cultivo para que después sucedan cosas tristes en su seno. Lamentablemente hay muchos colegas que tienen un total menosprecio por las advertencias bíblicas o los llamados de atención y exhortaciones que otros con cierta experiencia intentan hacerle notar sobre los suyos.
Es difícil gobernar a gente pecadora, ya sea en la iglesia, el bogar, un colegio o una nación, y ninguno de estos ámbitos está exento de manifestaciones pecaminosas por parte de sus integrantes. Pero antes de cuestionar el ministerio de un hombre con problemas en su oremos por él para que sepa gobernarlos bien aun en medio de la tormenta.
© Copyright 2001-2006, Desarrollo Cristiano Internacional. Todos los derechos reservados.
Víctor Marcano
Acérquense a Dios, y Él se acercará a ustedes.- Santiago 4:8

__________________________________________________ __._,_.___

Si quieres recibir nuestros mensajes, entra aquí y registrate:  Subscribete to [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por Email

Para Publicar tus mensajes, envía tus mails a la siguiente dirección:  devocionalescristianos@gmail.com

Cancelar Suscripción:  devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para más información de nuestro ministerio: http://www.devocionalescristianos.org

Envía Postales Gratis a tus seres queridos:
http://www.devocionalescristianos.org/postales

Visita nuestros Foros y comparte con nosotros la palabra de Dios y haz nuevos amigos: http://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/foros/



Enlaces de Devocionales Grupos

__,_._,___

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte