La Visión Correcta De Quién Es Dios

vision-correcta-de-DiosLA VISION CORRECTA DE QUIÉN ES DIOS

Tomado de: Ministerio de Ayudas

Nosotros somos un terreno de Dios, y como terreno suyo hay que remover y edificar luego.

Muchos consideran que la Biblia es solamente doctrina, es mucho más. Es un libro histórico, tiene un nivel de doctrina de enseñanzas, tiene un nivel alto del conocimiento del reino de Dios.

La clave no sólo es ser salvos, sino de entrar al reino. De Génesis a Apocalipsis se descubre los principios del reino de Dios.

Dios es sabio, es Dios de principios, de estrategias. Es un Dios de planes, él los inicia y los termina. Todo lo que comienza lo va a terminar. Dios tiene una visión total de lo que quiere hacer.

Dios se mueve en relaciones. El hombre se relaciona con Dios o el hombre se relaciona con Satanás .

El más grande obstáculo es la ignorancia (1 Corintios 12: 1). El diablo usa la ignorancia para atacarnos . Pablo oraba para conocer a Dios. Jesús oro para que nosotros conociéramos al Padre y a él (Juan 17:3)

El problema de algunos radica en la errada visión que tienen de quién es Dios:

– Dios es soberano, lo es; pero hay un error al pensar que si algo malo les sucede es porque Dios lo quiso así (Job 1:21 y 2:10). Dios es soberano, él entregó toda la autoridad a su iglesia. Es nuestra responsabilidad tomar nuestra autoridad y gobernar en la tierra.

– Algunos dicen que Dios es Dios de la humildad y enseñaron que el hombre y la mujer de Dios tienen que ser pobres (Mateo 5:3) y comenzaron a enseñar pobreza.. Dios es Dios de prosperidad, nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos (1 Timoteo 6:17). Cuando él alimento a los cinco mil, no solamente comieron y se saciaron los cinco mil varones, también comieron y se saciaron los doce discípulos, las mujeres y los niños (Mateo 14:20-21).

– Dios es tan alto (Salmo 139:6), que no podemos comprenderlo o alcanzarlo: pero él sembró al Verbo porque quiso relacionarse con nosotros.

– Otros han dicho que aquí no somos nada, esta visión es equivocada. Lo que somos, a donde vamos y lo que poseamos, todo es de él.

– Otros dicen que Dios es Dios de guerra (Éxodo 15:3) y piensan que sólo pelea.

– Algunos dicen Dios es Dios de oración, ayuno, vigilia, adoración, y la gente pasa horas y horas en adoración, oración.

Su Palabra es lo primero en nuestras vidas y en su Palabra dice quién es Dios, quién es Jesucristo y que somos en él.

Cuando Jesús tuvo doce años, él hablaba de estar involucrado en los negocios de su Padre, cuando creció proclamaba: Mí Padre.

Jesús tuvo que enfrentar este problema de la visión errónea de quién es Dios. Cuando trajeron a la mujer sorprendida en el acto de adulterio para apedrearla (Juan 8:3) no llevaron al varón conjuntamente con ella, solo tomaron a la mujer (la ley señalaba que ambos debían ser apedreados – Deuteronomio 22:22-24), tenían una interpretación incorrecta:
En el Antiguo Testamento se dice que el corazón que es perverso, el Nuevo Testamento señala que en el corazón habita el Espíritu Santo.

En el Antiguo Testamento David es un llamado un adorador, en el Nuevo Testamento, se nos llama verdaderos adoradores.

David (en el Antiguo Testamento) es un adultero y un asesino, pero él decía: Dios es bueno y misericordioso, David tenía la visión correcta de Dios: es bueno y misericordioso.

A lo largo de todo su ministerio Jesús tuvo que enfrentar esta visión errónea de Dios.

Toda la conexión con el hombre era el Verbo:

– Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abbá Padre!. Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Jesucristo (Gálatas 4:6-7).

Dios por medio de Jesús, se mostró como Padre y a nosotros nos considera hijos. Dios sembró el Verbo, se convirtió en Hijo a fin de que veamos a Dios como Padre. La visión real para nosotros es que Dios es mí Papá. En relación conmigo es mí Padre, él no sólo quiso ser Dios, sino también mi Papá.

Mi Padre es bueno y su misericordia es para siempre.
Dios es mí Padre.
Cuando oramos vamos a él como hijos

En cuanto al ministerio soy siervo del Señor, la visión errónea ha sido soy esclavo del Señor
– Mas ahora que habéis sido liberados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin la vida eterna (Romanos 6:22)

En relación conmigo Dios es Señor, yo soy siervo. La Biblia dice que somos siervos por causa del amor al servicio para la gente. (Juan 13:1-20). Tu servicio es que logras con la gente. Él es bueno, es un buen Señor, es un buen amo. Cuando ministramos a la gente oramos al Señor porque somos siervos para servir.

Si la visión de Dios que tienes es incorrecta, bloqueará todo tu ministerio.

Usado con permiso del autor para la Revista Ministerio Mujer.

Por: Jorge Soria

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

157 Compartir
Comparte154
WhatsApp
Tweet
+13
Pin
Comparte