Hermanos les recomiendo leer este articulo completamente , ha sido de mucha bendicion para mi vida

BLOQUES DE CONSTRUCCION DE VIDA O MUERTE

(Pasajes tomados del libro de Charles Capps  El Poder Creativo de Dios Sanidad)
 
                  La Sanidad Divina es una cura espiritual.  La ciencia médica ayuda a través de medios físicos al administrar medicina en el cuerpo físico.  La Sanidda Divina de Dios es espiritual.  Es administrada a través del espíritu humano (1 Cor. 2; 9-12).  En Prov. 4:20-22, Dios nos dice que su palabra es vida para aquellos que la encuentran, y salud a toda su carne. LA PALABRA DE DIOS SANA SU CUERPO, pero lo hace a través del espíritu. La sanidad puede ser recibida por el espíritu humano a través de la Palabra. Una vez que es concebida allí,  penetra el cuerpo físico.
 
        Así como usted tomaría medicina para que su salud se mejore, de igual manera DEBE RECIBIR LA PALABRA DE DIOS referente a la sanidad en su Espíritu para recibir SANIDAD SOBRENATURAL. Y como toda medicina, debe ser aplicada regularmente.  Usted DEBE DE HABLAR LA PALABRA DE DIOS a su circunstancia o situación, nadie mas puede hacerlo por Usted, Santiago 1:21 nos amonesta a recibir la palabra implantada con mansedumbre, la cual puede salvar su alma (y cuerpo).  Una vez que la Palabra de Dios es implantada en su espíritu, también produce resultados en su cuerpo.
 
         La imagen que la Palabra crea en usted es ya una realidad en el campo espiritual. Cuando usted habla la Palabra de Dios de su corazón entonces su fe enmarca su mundo diariamente.  Jesucristo expresó claramente ?el hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosasí (Mateo 12; 35).  Cada vez que usted habla su fe, crea una imagen interior más fuerte.   Eventualmente la Palabra de Dios perfeccionará esa imagen y usted empezará a verse sano.  Cuando la Palabra es implantada en usted, infunde su vida en usted (Juan 6:63, Rom. 8:11).
 
         La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve (Heb. 11:1).   La esperanza es importante,  pero  sin substancia hasta que se llena de fe.  Mire a las palabras de Jesucristo: ?Todas  las cosas son posibles para aquellos que creen? (Marcos 9:23)  si tiene fe como una semilla de mostaza usted dirá.?? (Lucas 17:6) ?Aquel  que cree tiene? (Juan3:36) cualquiera que dijere; le será hecho? (Marcos 11:23,24).   Es un principio bíblico de CREER Y LLAMAR POR LAS COSAS QUE NO SON TODAVIA MANIFESTADAS.  ?Hija, tu fe te ha sanado? (Marcos 5:34).  También cuando expresas tu fe en la Palabra de Dios puede sanarte completamente.
 
         La Palabra en Proverbios 4:22 declara que es medicina a toda nuestra carne.  Es la medicina disponible más poderosa hoy en día, y  es capaz de sanar tu cuerpo sin efectos  secundarios.  Salmos 107: 29  dice que Dios envió su Palabra y sanó¿De acuerdo a Isaías 53:5,6 y 1 Pedro 2:24, según Dios su poder sanador es un hecho.  Nos pertenece, ya que la sanidad es parte de su expiación (Isaías 53:5,6).  Nuestra confesión de la Palabra de Dios llama por la sanidad la cual ya es nuestra, pero no está manifestada en nuestros cuerpos.
 
          No, no estoy enseñando en contra de los doctores o medicina.  Pero no dependa en los doctores o medicina solamente para mantenerlo saludable. Existen algunas enfermedades que la ciencia médica no puede sanar.  Pero, si usted necesita un doctor, vea un doctor. Existen medicinas hoy que son beneficiosas en ayudar el proceso de sanidad de su cuerpo. Si esta tomando medicina, mézclela con fe diciendo, ?Yo creo que yo recibo mi sanidad en el Nombre de Cristo?.  La mayoría de las medicinas ayudan a paralizar los síntomas mientras usted aplica los principios de Dios referente a la salud y sanidad.
 
          No aconsejo que usted bote su medicina y solamente confíe en confesar la Palabra de Dios a menos que el Señor le diga. Renovar su mente toma tiempo, al igual que la fe en sus palabras y la Palabra de Dios. Pero las cosas que usted continuamente confiesa eventualmente vendrán a ser parte de usted.  La MUERTE Y LA VIDA están en el poder de la lengua; y aquellos que la aman, comerán del fruto  de ella (Prov.18:21).  En Isaías 57:19 dice que nosotros creamos el fruto de nuestros labios. Paz, paz a los que están lejos, y a los que están cerca, dice el Señor; y yo los sanaré.
 
         Toma tiempo desarollar la fe para operar en estos principios, así que no deje alguien le ponga baja condenación por ir a los doctores o por tener que operarse.  En otras palabras, opere según su nivel de fe, pero no se quede en ese nivel para siempre. Continúe en la Palabra de Dios hasta que fe se desarrolle en el poder sanador de la Palabra de Dios.
 
         Operar en estos principios no es fácil. Toma disciplina y compromiso.   No es suficiente tan solo leer estas confesiones.  Le animo a que confiese la Palabra audiblemente sobre su cuerpo dos a tres veces al DIA.  Confiéselo con autoridad. No es necesario que usted haga estas confesiones al frente de otros, ya que las  palabras que usted habla son para su beneficio.
 
                  Dios declara que su Palabra no regresa vacía.  Debemos regresar su palabra dándole voz a la misma, y el creará el fruto de sus labios.  El confesar la Palabra de Dios es una manera de conversar con el Señor y de incrementar su fe al mismo tiempo.  Le reto a que confiese estas escrituras en alta voz tres veces al DIA. Le reto a que afirme estas confesiones bíblicas tres veces al DIA. Que no lleguen a ser una proposición de casualidades.  Practique tomar la medicina de Dios regularmente, de igual manera que lo haría al tomar medicina.  Entonces será VIDA  a usted y SALUD a su carne.
 
                                        LA MEDICINA DE DIOS
(Expresarlo tres veces al  día  hasta que la fe llegue,  y después una vez al día para mantener la fe.  Si sus circunstancias empeoran, duplique la dosis.  ¡No le va hacer daño!
 
                   *Jesucristo es Señor de mi vida.  La enfermedad e infecciones no tienen poder sobre mí.  Yo  he  sido  perdonado  y  liberado del  PECADO  Y  LA  CULPA.  Yo
estoy muerto al pecado y vivo en la Justicia de Dios  (Col. 1:21-22).
 
           *Jesucristo tomó mis pecados en Su Cuerpo en el madero;  por lo tanto estoy muerto al pecado y vivo para Dios y por sus llagas Yo estoy sano y completamente bien (1 Pet. 2:24, Rom. 6:11, 2 Cor. 5:21).   Jesucristo tomó mis enfermedades y dolores.  Por lo tanto, yo no le doy lugar a la enfermedad o al dolor.  Porque Dios mandó Su Palabra y me sanó (Salmo 107:20).
 
          *Tu me has dado abundante vida; Yo recibo esa vida a través de Tu Palabra y fluye a cada órgano de mi cuerpo, trayendo sanidad y salud (Juan 10:10. Juan 6:63).
 
           *Padre Celestial, yo estoy atento a Tu Palabra. Yo inclino mis oídos a tus dichos. Yo no apartaré mis ojos de tu palabra.  Yo la guardo en  el medio de mi corazón, ya que son vida y salud para toda mi carne (Prov. 4:20-22).
 
             *Así como Dios estuvo con Moisés, así El esta conmigo.   Mis ojos no están ciegos, ni mis fuerzas abatidas.  Benditos sean mis ojos que ven y mis oídos que oyen (Deut.34:7).
 
             *Ningún mal me sobrellevará, ni ninguna plaga llegará cerca de mi  morada.  Porque Tú has dado órdenes a que Tus Ángeles me guarden.   Ellos me guardan en todos mis caminos.  En mi sendero hay vida, sanidad y salud (Salmos 91:10-11, Prov. 12:28).
 
              *Jesucristo tomó mis dolencias y tomó mis enfermedades.  Por lo tanto, yo rehuso que la enfermedad o el dolor dominen mi cuerpo.  La Vida de Dios fluye dentro de mí trayendo salud a cada fibra de mi ser ( Mat. 8:17, Juan 6:63).
 
              *Yo estoy redimido de la maldición. Gálatas 3:13 está fluyendo en mi sangre.  Fluye a cada célula de mi cuerpo, restaurando vida y salud  (Marcos 11:23, Lucas 17:26).
 
               *La vida de 1 Pedro 2:24 es una realidad en mi carne, restaurando cada célula de mi cuerpo.
 
                *Yo presento mi cuerpo a Dios, por que es el templo del Dios Viviente. Dios vive en mi y Su Vida invade mi ESPIRITU, ALMA, Y CUERPO así que Yo estoy lleno de Dios diariamente (Romanos 12:1-2, Juan 14:20).
 
                 *Mi cuerpo es el TEMPLO DEL ESPIRITU SANTO. Yo demando a mi cuerpo a que dé los químicos adecuados.  Mi cuerpo está en perfecto balance químico.  Mis páncreas proveen  la cantidad de insulina adecuada para mi salud y vida (1 Cor. 6:19).
 
                  *Padre Celestial, a través de Tu Palabra  me has impartido Tu Vida a mí.  Esa vida restaura mi cuerpo con cada aliento que respiro y cada palabra que yo HABLO (Juan 6:63, Marcos 11:23).
 
                  *Aquello que Dios no ha plantado es desecho y desarraigado de mi cuerpo en el Nombre de Jesucristo.  Primero de Pedro 2:24 está injertado en cada fibra de mi ser, y yo estoy vivo con la vida de Dios (Marcos 11:23, Juan 6:63).
 
                   *Jesucristo tomó la maldición por mí;  por lo tanto, yo no permito que excesos en mi carne o tumores vivan en mi cuerpo.   La vida de Dios en mí disuelve excesos y tumores, y mi fuerza y salud es restaurada (Mateo 16:19, Juan 14:13, Marcos 11:23).
 
                    *Excesos y tumores no tienen lugar en mi cuerpo.  Son cosas del pasado porque yo he sido liberado de la autoridad de la oscuridad  (Col. 1:13-14).
 
                     *CADA ORGANO y fibra de mi cuerpo funciona en la perfección que Dios lo creó que funcionara.  Yo no permito ningún malfuncionamiento en mi cuerpo en el nombre de Jesucristo (Gén. 1:28-31).
 
                     *Tu Palabra es manifestada en mi cuerpo, causando que los excesos  en la carne desaparezcan.  Artritis es una cosa del pasado.  Yo demando a mis huesos y coyunturas que funcionen adecuadamente en el nombre de Jesucristo.  (Marcos 11:23, Mateo 17:20).
 
                      *Padre Celestial, yo declaro Tu Palabra, la ley del Espíritu de Vida en Cristo Jesús me hace libre de la ley del pecado y la muerte. Y Tu vida está vigorizando cada célula de mi cuerpo (Rom. 8:12).
 
                      *Gracias, Padre, que yo tengo un corazón y pulmones fuertes.  Mi corazón  y pulmones palpitan  con el ritmo  de la vida.  Mi sangre fluye a cada célula de mi cuerpo restaurando vida y salud en  abundante (Proveb 12:14, 14:30).
 
                      *Yo tengo un corazón fuerte.   Cada palpitar invaden mi cuerpo con vida y me limpia de enfermedades y dolor   (Ex. 23:25, Marcos 11:23).
 
                      *Yo ordeno a las células de mi sangre a que destruyan  cada germen de enfermedad y virus que trate de habitar en mi cuerpo. Yo ordeno a cada célula de mi cuerpo sea normal en el Nombre de Jesucristo (Rom. 5:17, Lucas 17:6).
 
                      *Yo he sido redimido de la maldición de la ley y mi corazón y pulmones palpitan con el ritmo de la vida.  El Espíritu y Vida de la Palabra de Dios fluye en mí, limpiando mi sangre de cada enfermedad e impureza (Prov. 4:20-23).
 
                      *En el Nombre de Jesucristo, mis arterias no se encogerán o taparán. Arterias, ustedes están limpias, elásticas, y funcionan como Dios te creó a que funcionaras  (Lucas 17:6, Marcos 11:23, Isaías 55:11,  Santiago 3:2-5).
 
                       *La ley del Espíritu de Vida en Cristo Jesús me ha librado de  la ley del pecado y la muerte;  por lo tanto, no permitiré que el pecado, enfermedad o muerte se enseñoree de mí  (Rom. 8:2, 6:13-14).
 
                       *El mismo Espíritu que levantó a Jesucristo de los muertos vive en mí, penetrando Su vida en mis venas, enviando salud a través de mi cuerpo.  (Romanos 8:11).
 
                       *En el Nombre de Jesucristo, yo ordeno a mi cuerpo a no ser engañado en ninguna manera.  Cuerpo tú no vas a ser engañado por viruses o gérmenes.  Ni tampoco trabajarás en ninguna manera en contra de mi vida o salud   (Mat. 12:25,35).
 
                       *Yo hablo a mis huesos y coyunturas de mi cuerpo. Yo te declaro normal en el nombre de Jesucristo.  Mis huesos y coyunturas no responderán a enfermedades;  porque el espíritu de Vida de 1ra. de Pedro 2:24 impregna cada hueso y coyuntura en mi cuerpo con VIDA Y SALUD.
 
                       *Padre, yo demando a mis huesos que produzcan tuétanos perfectos. Yo demando a mis tuétanos que produzcan sangre pura para protegerme de enfermedades e infecciones. Mis huesos rehúsan cualquier ofensa de la maldición  (Prov. 16:24, Gal. 3:13).
 
                       *Yo demando a mis coyunturas que funcionen perfectamente.  No va haber dolor o hinchazón en mis coyunturas.   Mis coyunturas no permiten que dolor o destrucción afecte su normal funcionamiento (Prov.17:22).
 
                       *Cuerpo, Yo te hablo la Palabra de Fe.  Yo demando que cada órgano interno opere perfectamente, porque tú eres el TEMPLO DEL ESPIRITU SANTO: por lo tanto, te ordeno en el nombre del Señor Jesucristo y por la autoridad de Su Santa Palabra que seas sano completamente en el Nombre de Jesucristo  (Prov. 12:18).
          
                      *Yo no moriré,  pero viviré y declararé las obras de Dios (Salmos 118:17).
 
                      *Ahora que hemos ido a través de las confesiones bíblicas, miremos al PRINCIPIO que pudiera ser la LLAVE para que usted pueda tomar las provisiones de Dios relacionado a su sanidad.
 
           *Probablemente no hay otro tema tan importante para su sanidad y salud como el PRINCIPIO  que puede ser la LLAVE para ser partícipe de las provisiones de Dios referente a la sanidad.  Ese es el PRINCIPIO DE LLAMAR LAS COSAS QUE NO SON COMO SI FUERAN.   En otras palabras, Dios usa fuerzas espirituales, que no se ven para anular las cosas naturales que se ven.
 
          Este es el principio Bíblico de llamar las cosas que no son, como si fueran. Cuando se refiere a sanidad divina, este es un principio vital.  Debemos declarar sobre nosotros lo que la Palabra de Dios nos revela de nosotros, sin importar las circunstancias o cómo nos sentimos. 
 
          Note, que la Palabra está primero en su boca y después en su corazón.  La Palabra de Dios es injertada dentro de su corazón cuando usted HABLA.  No hay nada más importante a su fe, que declarar con lo que Dios ha dicho de usted con su propia boca. Dándole voz a la Palabra de Dios es un método de llamar a  las cosas que Dios ha dado por promesa y todavía no manifestada.  Cuando se hace esto, algunos dirán que esta negando lo que existe, pero eso no es verdad.  Usted está estableciendo lo que Dios ha dicho que es verdad sobre la sanidad, aunque todavía no sea una realidad en su cuerpo. Usted no niega que la enfermedad existe, sino el derecho de existir en su cuerpo, porque usted ha sido redimido de la maldición de la ley y librado de la autoridad de la oscuridad (Gal. 3:13, Col. 1:13).
 
         Cuando usted está enfermo y confiesa que usted está sano por las llagas de Jesucristo, usted está llamando lo que Dios YA le ha dado, a pesar que no se ha manifestado todavía.  Este es el método de  Dios de llamar las cosas que no   son como  si
fueran hasta que sean.  Usted está declarando a su cuerpo sano de acuerdo a Lucas 17:5,6 y Marcos 11:23.  Su cuerpo le está escuchando y le obedecerá, SI USTED CREE Y NO DUDA EN SU CORAZON.  Sus palabras tienen más efecto en su cuerpo que las palabras de otras personas.  Su cuerpo fue creado con la habilidad de sanarse así mismo y si cada parte funciona adecuadamente, se sanará.  Algunas enfermedades son causadas por desajustes químicos en su cuerpo, y la parte de su cuerpo que controla su hablar también controla la secreción de químicos a su cuerpo.  Esto ilumina un tanto acerca a lo que Jesucristo dijo en Marcos 11:23. ?RECIBIRA LO QUE EL DIGA.? Existe más verdad en Marcos 11:23 de lo que mucha gente se imagina.  Usted puede tener lo que DICE EN FE, pero la mayoría de personas están diciendo lo que tienen.  Recuérdese, cuando esté enfermo; declare que está sano, porque está llamando de lo que no tiene.  Si usted practica esta verdad y viene a ser parte de su vida, entonces su cuerpo responderá a sus demandas de fe basadas en la autoridad de la Santa Palabra de Dios.
 
           Yo le reto a tomar tiempo a solas, diariamente, para hablar con Dios.  Ponga en práctica el meditar en Su Palabra hablándole a su cuerpo.  Hágalo dos o tres veces al DIA.  Después duplique sus declaraciones en el area que tiene más problemas.  Ore la Palabra de Dios sobre su cuerpo.  Declare la verdad hasta que usted esté completamente persuadido.  Su cuerpo responderá a su voz; ¿cuánto más responderá a LA PALABRA DE DIOS HABLADA EN FE?

#SD41 

ORACION INTERCESORA

Dios nos autoriza por el Espíritu Santo a interceder por las necesidades de otros. Sin esa autoridad nuestras oraciones serían palabras vacías.  El también nos invistió con la autoridad de Cristo para refrenar las fuerzas satánicas que está cegando y obstaculizando a la persona por la cual estamos orando.
Cuando nosotros intercedemos por las necesidades de otros, nos colocamos entre Dios y esa persona, implorando a Dios por  ella o él.  También nos colocamos, entre esa persona y Satanás, haciendo guerra espiritual.  Así que es  preciso decir que intercesión es intervención.
               Claro que Jesucristo es el máximo Intercesor,  el que intercede entre Dios y el ser humano.  El vino a ser el Perfecto Mediador  al entregarse el mismo como sacrificio por el pecado. El nos equipó y comisiona a interceder para que el enemigo retroceda, permitiendo así que el Espíritu Santo traiga convicción que lleva al arrepentimiento.
             *Ore en El Espíritu en toda situación con toda clase de oración y petición. Con esto en mente, esté alerta y siempre continúe orando por todos los santos  (Efesios 6:18).
             *Yo oraré en el Espíritu, pero también oraré con mi mente (I Corintios 14:15).
Ore:
         *Padre, ayúdame a ser más sensible a tus indicaciones internas para sentir las cargas de otros e interceder  por otros.  Revélame como quieres que yo ore. Encuentra en mí un intercesor dispuesto durante el día y la noche.
 

ORACION INTERCESORA PARA SALVACION

          *Padre Celestial, Yo vengo a Ti  en el Lugar Santísimo, por la preciosa Sangre de Jesucristo, de acuerdo a Tu Palabra, Hebreos 10:19.  (Adórale  por un momento).  Yo oro por la salvación de Nombre .  Yo te pido que mandes obreros en el camino de Nombre  con el verdadero Evangelio de Jesucristo (incluyendo TV y mensajes de radio).
     Satanás, y príncipes de los principados de la oscuridad, Yo te ato y rompo tu poder sobre  Nombre, en el Nombre Todopoderoso de Jesucristo de Nazareth. Ustedes espíritus de incredulidad y rebeldía;  tu, espíritu de ceguedad del anticristo, Yo destruyo tus obras y suelto tus ataduras sobre Nombre, en el Nombre de Jesucristo, utilizando las llaves del Reino de Dios (Mateo 16:19; 12:29).
    *Padre Celestial, Gracias, por preparar el corazón  y mente de Nombre inclusive   en este momento, y cuando tú envíes tus perfectos obreros a él / ella, yo te pido que le otorgues Tu espíritu de arrepentimiento, al reconocer la Verdad (2 Tim. 2:25,26) para que él / ella reciba a Jesucristo como Señor y Salvador.  Yo reclamo su liberación del poder de la oscuridad y su transferencia al Reino de Dios (Col. 1:13) en el Nombre de Jesucristo.  ¡Aleluya!  ¡ Amen!
  
    Recuerde que Dios quiere que las almas sean salvas y nutridas en la Familia de Dios.  Usted puede que sea la única persona que sabe como orar por esa persona en particular.  ¡Piense en esta gran responsabilidad!  Ore por la salvación de esta persona y rompa cualquier influencia demoníaca sobre la persona, en el Nombre de Jesucristo.  Su problema pueda que no se vaya hasta que ore de esta manera.  Pídale a Jesucristo que exprese Su amor a través de usted a esta persona.  ¡Espere un Milagro!
ORACIÓN INTERCESORA POR LA FAMILIA
(SU DESCENDENCIA Y SU PAREJA)
            Ore lo siguiente, poniendo su atención en el Señor y en el resultado deseado sin dudas, aún cuando las circunstancias parezcan indicar que sus seres queridos no son salvos, o que han regresado a la vieja manera de vivir del pecado y que no parezcan cambiar. Cuando nosotros estamos bajo la autoridad de la Palabra de Dios, entonces podemos creer con gran expectativa que la palabra de Dios trabaja con autoridad en nuestras vidas y hogares.  Si plantamos la Palabra, entonces cosecharemos lo que esté en la palabra que plantamos.  Si plantamos palabras de quejas y de enojo, cosecharemos lo mismo (multiplicado-ya que la cosecha es siempre mayor que la cantidad de semillas que sembramos.)
              ¡Cuándo oramos y hablamos la Palabra sobrenatural de Dios en fe a EL, podemos saber que no regresará a EL vacía,  pero que EL realizará aquello que a El le place y prosperará en el propósito que EL mande, y  El  está observando Su Palabra para realizarla!
   ORACION
          Gracias mi Padre Celestial que puedo venir a Tí en el Nombre de Cristo y a través de la Sangre del Pacto Eterno que el derramó por mis pecados; y no solamente por mis pecados, sino también por los pecados de todo el mundo.  A través de la Sangre de Cristo, todos mis pecados son perdonados y removidos de tu récord; y yo estoy redimido de la mano del Diablo. Yo estoy lavado en  la Sangre, justificado  por la sangre, y justificado por el Espíritu de mi Dios. Mi cuerpo es el templo del Espíritu Santo. Yo renuncio a Satanás y todas sus obras y declaro que él  no tiene  lugar en mí ni poder sobre mí. Tu protección es para toda mi familia. Mi familia está fuera del alcance del enemigo. Inclusive el/la esposo/sa  que no es salvo/va o hijos  son apartados para ti, Padre, por mi fe en el Pacto de Sangre y todo lo que yo soy y tengo es dedicado a Ti. Yo creo que Tú guardarás  aquello que te he encomendado como mi Dios que guarda su pacto y Tú los traerás al Reino de Dios y a salvación a través de su fe personal en la obra completa de Jesucristo.  Yo declaro libre sus voluntades de las influencias satánicas en el Nombre de Jesucristo.   
            Satanás, y príncipes de principados de la oscuridad, yo derribo, ato y rompo tu poder sobre (nombre) en el Nombre Todopoderoso de Jesucristo de Nazareth. Ustedes espíritus de incredulidad y rebeldía; ustedes espíritus de ceguedad y de anti-cristo, Yo destruyo tus obras y suelto tus ataduras sobre (nombres), en el Nombre de Cristo, usando las llaves del Reino del Cielo (Mateo 16:19; 12:29). 
 
 
            Si existen otras ataduras como drogas, sexo, perversión, etc., usted necesita nombrarlas y cortar los yugos sobre la persona, en el Nombre de Jesucristo.  Termine esta parte confesando, ?Yo declaro a Nombre  libre de todas las obras del Diablo, en el Nombre de Jesucristo?.
           
        Padre Celestial, Yo sé que Tu Palabra es viva y poderosa, más penetrante que una espada de doble filo. Por fe y oración, Yo hablo Tu palabra a mi hogar y todo lo relacionado a ella, creyendo que Túperfeccionarás aquello que concierne a mi vida. Porque yo estoy bajo la autoridad de Tu Palabra, Yo espero que trabaje poderosamente mientras la plante en mi hogar y familia para una cosecha espiritual.  Yo estoy construyendo mi casa sobre la roca sólida del oír y hacer la Palabra de Dios; por lo tanto, Yo sé que mi casa estará firme en todas las tormentas de la vida.
         Padre, provéeme de Tu Sabiduría para entrenar a mis hijos en el camino que deben seguir para que cuando sean mayores no se aparten Tu Sabiduría. Yo les enseñaré Tu Palabra.  Mis hijos serán enseñados por Ti y permanecerán firmes cuando enfrenten las tormentas de la vida.         
 
(Si sus hijos/as son mayores de edad en el momento de su nuevo nacimiento y se da cuenta que no ha instruido a sus hijos en el camino que deberían seguir, entonces pida a Dios perdón y misericordia y por su intervención sobrenatural y sanidad en sus corazones y mentes.)
 
Padre Celestial, te doy gracias que mis nietos y nietas nacidos y no nacidos tendrán la justicia de Dios que es por la fe en Cristo Jesús y Yo reclamo a mi posteridad ahora para el Reino de Dios.  Yo sé que el mal no los cubrirá porque ellos son benditos del Señor, al igual que su descendencia.
           Yo honro a mi padre y madre y oro porque mis hijos / as hagan lo mismo; para que sus días puedan ser largos sobre la tierra y les vaya bien.  Padre, yo oro por esposos / as que Te Honran para mis hijos / as y que ellos huirán de carnalidades juveniles y seguirán rectitud, fe, amor, y paz.
           Padre Celestial, Yo te doy gracias por mi cónyuge, por mi esposa/so, y te pido que la / lo bendigas y hagas lo que Tú quieras como hombre / mujer de Dios, que él / ella pueda caminar dignos del Señor para satisfacerle en todo y sean fructíferos en toda Buena Obra, creciendo en el conocimiento de Dios.  Causa que ellos  sean benditos que no caminan en el consejo de malos, que no guardan compañía con pecadores o aquellos que se burlan de las cosas de Dios. Yo confió que él / ella se deleita en Tu Palabra y por lo tanto meditan en Tu Palabra día y noche.  Hazlo / la como un árbol plantado por ríos de agua que traen fruto en su tiempo y prosperan en todos sus caminos. Ayúdalo/la ha no provocar a los hijos a ira, sino a instruírlos en Tus Principios y Advertencias.  Padre pon en él / ella el querer y hacer lo que a Ti te place.
          Yo ahora oro por nosotros como marido y mujer, para que el Amor de Dios que es derramado en nuestros corazones sea manifestado en nuestras vidas diariamente; para que podamos ser de un mismo parecer con la Mente de Cristo y ser de un mismo acorde. No permitimos que salga de nuestra boca comunicación corrupta,  sino aquello que  es  bueno  para mutua  edificación,  impartiendo  gracia a ambos. No permitamos,  como esposo y esposa, en ninguna manera resentir al Espíritu Santo por quien fuimos sellados hasta el día de redención.
         Querido Espíritu Santo, recuérdanos de Tu presencia dentro de nosotros ya que tu conoces nuestros pensamientos y actitudes antes de que hablemos. Corrígenos en el nivel de nuestra mente para que podamos ser conformados a la imagen de Cristo.
        Padre, llénanos con el Espíritu de sabiduría y entendimiento, el Espíritu de consejo y poder, el Espíritu de conocimiento y del temor del Señor. Que nuestro hogar sea lleno de rectitud, paz, y gozo en el Espíritu Santo. Nosotros confiamos en Ti con todos nuestros  corazones  y no confiamos en nuestro propio entendimiento; en todos nuestros caminos Te reconocemos para que dirijas nuestros pasos.
            Y ahora, Padre, Te alabo como el Dios de mi salvación.  Yo confiaré enTí en todo tiempo y no temeré, porque Tú eres mi fuerza y mi canción. (Tome tiempo para adorar, deleitándose en Su Amor.)
 
ORACION INTERCESORA PARA SANIDAD
(POR OTROS)
            Dependa  del Espíritu  Santo para nombres específicos y  para citar ciertas escrituras. Esto también puede ser utilizado para su propia sanidad  al  colocar su nombre.
 
1.           Sométase a Dios. 
        Perspectiva del Cuarto del Trono: conciencia ¿En-Cristo?.     
2.       Ate al Fuerte
    ?Satanás y espíritus  maestros  de la oscuridad en lugares celestiales,    Yo   te ato declarándote ineficaz contra (nombre), en el Nombre   de Jesucristo de Nazaret. Yo  te suelto de tu asignación  y corto tus líneas de poder hacia él/ella  en el Nombre de Jesucristo?.
      3.     Enfrente condiciones específicas.   Marcos 11:23
   ?Tú, dolor y la causa del dolor (artritis, temor, contienda, etc.), tú eres un nombre,   y el nombre de Jesucristo es el  Nombre sobre todo nombre. Por lo tanto, te ordeno a obedecer  en el Nombre Todopoderoso de Jesucristo. Yo te ordeno ahora a que dejes este cuerpo (esta mente, situación, hogar, etc.), en el Nombre de Jesucristo de Nazareth.? ?Yo desato  a esta persona (esta situación, hogar, etc.) de todas las obras del  diablo (especifica la condición),  porque está escrito, ¿por esta razón el Hijo de Dios se manifestó, para destruír  (desatar) las obras del diablo.? Gracias, Señor Jesucristo, se han ido, de acuerdo a Tu Palabra.?
      4.      Establezca la condición deseada.
               ?Mi  Padre Celestial, Yo te  pido ahora en el Nombre de Jesucristo, que restaures y vuelvas a crear este cuerpo (cada célula, tejido, órgano, etc.) de acuerdo a Tu Patrón de perfección que Tú  originalmente ordenastes a este cuerpo que  funcionara,  Tú, cuerpo (o nombre una parte específica del cuerpo), Yo te ordeno que te conformes a la Palabra del Dios Viviente, que dice, por la llaga de Jesucristo, fuimos sanados (1Pedro 2:20). Gracias, Señor  Jesucristo, está hecho.?
 
               ?Querido Señor Jesucristo, Te reconocemos como JEHOVA-RAFA;  Tu naturaleza es sanidad y salud. Yo te pido que infundas a esta persona con Tu propia  PERSONA.?
      5.      Dirigiendo a la persona a confesar la sanidad.
?Yo recibo  mi sanidad  integral ahora. En el Nombre de Jesucristo, mi Señor y mi Gran Médico. La sanidad es entonces declarada. Gracias, Señor Jesús, por sanarme completamente.?
Perdone  y suelte a cada persona que le haya ofendido o irritado, y      pídale al Padre que bendiga a cada  uno. Establezca tres o más escrituras de sanidad en su espíritu; personalizándolas, hablándolas y meditando en ellas. Hasta que estén firmemente establecidas en su espíritu.
6.           Hable al Padre:
?Padre, en el Nombre de Jesucristo, Yo  hablo  Tu Palabra concerniente a mi sanidad. Está escrito en Tu Palabra que Jesucristo Mismo tomó nuestras dolencias y enfermedades, y por Sus Llagas soy Sanado; y que yo soy redimido de la maldición de la enfermedad, la cual es parte de la maldición de la ley.  Por la tanto, hablo con gran valor y confianza, basado en la autoridad de Tu Palabra Escrita, que Yo soy libre de la maldición de  enfermedades y rehuso tolerar  sus síntomas. Gracias, Padre, Tu Palabra de Sanidad está ahora establecida en mí por la palabra de mi boca y viene a ser mi posesión personal y realidad porque tú miras a Tu Palabra para realizarla.
7.           Toma la autoridad sobre las fuerzas satánicas:
 ?Satanás y espíritus de la oscuridad. Yo tengo las llaves del Reino de los Cielos para imponer la Victoria de Jesucristo sobre ti y te ato declarándote inefectivo contra mí, en el Nombre de Jesucristo de Nazaret.  Yo te suelto de tu tarea. Tu, dolor (u otros síntomas) y las causas del dolor (si términos médicos son conocidos, úselos), Yo me enfrento a ti en el Nombre Todopoderoso  de Jesucristo. Yo destruyo tus obras y suelto tu ataduras de este cuerpo y alma). Tú eres obligado a obedecer, porque yo te hablo en el nombre de Jesucristo, el cual es sobre todo nombre.
8.           Ponga la atención en Jesucristo, el Gran Médico, quien reside dentro de ti, y diga: !Gracias, Jesucristo, Tu ya has pagado todo el precio por mi sanidad y liberación de las obras del Diablo, y  Tu eres AHORA el Gran Sumo Sacerdote de mi confesión para realizarlo. Así, que abrazo mi confesión de Fe (basada en la Palabra), en vez  de abrazar la confesión de mis problemas, ?Yo cosecharé el fruto de mi boca ya que Tu has dicho que tengo lo que digo.?
9.     Si los síntomas regresan o persisten:Diga, ?Satanás, eres un mentiroso, no hay verdad en ti (Juan 8:44). Pero, yo conozco la verdad de la Palabra de Dios y la verdad me ha hecho libre y yo estoy verdaderamente libre (Juan 17:17; 8:31, 32,36). Síntomas o no síntomas, la Palabra de Dios dice que yo estoy sano. Ya que mi voto es el factor determinante, yo ejercito mi libre voluntad para estar de acuerdo con la Palabra de Dios y rehúso estar de acuerdo con los síntomas.?

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

6 Compartir
Comparte6
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte