Mujer Cristiana – LA ALABANZA EN LA GUERRA ESPIRITUAL

La Alabanza es Guerra por Marcos Witt

Pablo dice en 2 Cor. 10.4 “… porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para destrucción de fortalezas…”

Nuestra guerra no es carnal, así que nuestras armas tampoco lo son. La Biblia nos habla claramente acerca de que nuestra guerra es en contra de principados y potestades, gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (léase Ef. 6.12-13).

Alabanza, adoración, oración, ayuno e intercesión utilizados en conjunto con la Palabra de Dios, la Sangre del Cordero y el Nombre de Jesús, son nuestras armas con las que causaremos un extraordinario daño al terreno del enemigo.

Al cantar, hablar o declarar alabanzas al Señor, estamos haciendo saber a las fuerzas contrarias, las verdades que se encuentran en la Palabra. Estamos apuntando y bombardeando el reino de nuestro enemigo recordándole que Jesús YA triunfó sobre él, y que podemos gozarnos en Su triunfo.

…Majestuoso, Poderoso, Digno de loor… Jesucristo es Rey, Jesucristo es Rey, postrados hoy ante Sus pies, Jesucristo es Rey…

Creo firmemente que cuando Satanás escucha esta declaración salir de la boca de cualquier creyente, él tiembla. Al decir… Jesucristo es Rey… estamos enviando un poderoso misil al reino de las tinieblas y libertando a los cautivos que están bajo su control. NO por el hecho de que el canto en sí tenga el poder, pues el canto es solo el portador de lo que es más poderoso: la declaración de la Palabra de Dios.

Declaraciones como Jesús es el Señor, Jesucristo es el Vencedor, Jesucristo es Rey y otras más como éstas, que causan daños terribles al reino de las tinieblas, porque son declaraciones poderosas y acertadas acerca de la realidad de la verdad:

Jesús-Vencedor,
Satanás-perdedor.

En la próxima reunión donde usted se encuentre alabando al Señor, trate de recordar este principio, para que su alabanza pueda tomar una nueva perspectiva y enfoque. Dígase a sí mismo,” al estar cantando y alabando, entregando mi corazón y mi vida al Señor, estoy trayendo más derrota al reino de Satanás”.
Es por eso que la alabanza casi nunca es silenciosa.Cuando tenemos algo que festejar, Alguien a quien presumir y una victoria que declarar, ¿por qué hacerlo en silencio?

Declaremos al mundo entero.Levantemos la voz y hagamos alarde del hecho que tenemos un gran Señor que… sometió TODAS las cosas bajo sus pies… (Ef.1.22) y que nos ha regalado Su gran victoria.

Marcos Witt

Y cantaban, alabando y dando gracias a Jehová, y diciendo: Porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel, Y todo el pueblo aclamaba con gran júbilo, alabando a Jehová porque echaban los cimientos de la casa de Jehová….lloraban en alta voz, mientras muchos otros daban grandes gritos de alegría. Y no podía distinguir el pueblo el clamor de los gritos de alegría, de la voz del lloro, porque clamaban el pueblo con gran júbilo, y se oía el ruido hasta de lejos. Esdras 3:11-13
Los lamentos son parte de la alabanza que brota de un corazón agradecido! reconociendo la misericordia, y el poder del Gran Yo Soy, puedes estar segura que eso hará impacto en el reino de las tinieblas!

Enviado por Perla

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

15 Compartir
Comparte15
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte