[Devocional_Diario] ¡Vamos a cantar un hermoso himno!

Devocional – Su gran amor perdura para siempre?

En su angustia clamaron al Señor, y él los sacó de su aflicción. Cambió la tempestad en suave brisa: se sosegaron las olas del mar. Ante esa calma se alegraron, y Dios los llevó al puerto anhelado?. ¡Que den gracias al Señor por su gran amor, por sus maravillas a favor de los hombres! Salmo 107:28-31

Todos los que hemos nacido en hogares cristianos y tenemos el privilegio de haber crecido entre salmos y cánticos espirituales tenemos además un don especial, al primer acorde del himnario evangélico seremos los primeros en tomar aire, abrir los labios y soltar la voz para entonar el himno escogido, aún sin que el director haya dicho qué canción se entonará.

Al meditar esta mañana en los Salmos encontré el Salmo 107 y como si estuviera sentada en la banca del templo en que nací sentí el primer acorde del viejo himnario bautista:

En las olas furiosas del mar me encontré
Solitario, perdido, sin luz y sin fe,
Más de pronto al mirar,
un gran barco llegar,
Angustiado y sin fuerzas ansioso exclamé:
¡Aquí esto, aquí estoy1

¿Quién me puede salvar?, ¡aquí estoy!

Mis padres fueron muy buenos cantantes de himnos, aunque no debiera hablar en pasado, porque mi papá sigue cantando pero ahora cerca al trono celestial y mi mamita sigue con la misma memoria de adolescente pues no ha olvidado las 5 u 8 estrofas que tiene cada himno.

Los domingos todos íbamos temprano al templo, mi padre y el guardián tenían la llave, cuando llegaba la hora de empezar el culto si el director de alabanza no había llegado, con prontitud papá cogía el himnario se colocaba al frente de todos nosotros y de los otros miembros puntuales y con voz sonora dirigía con energía: ¿En las olas furiosas del mar me encontré?. Todo el templo retumbaba con su voz de tenor y si el pianista llegaba corriendo lo único que hacía era sentarse y sudando alcanzaba a afinar las notas al mismo timbre de papá.

Nada de lo que me sucede escapa de la voluntad de Dios, aún las más pequeñas ocurrencias de mi vida, como los himnos de mi papá, fueron coordinados por él para que yo viva agradecida por todo lo que me acontece, hoy estuve leyendo el Salmo 107 y el acorde sonó en mi memoria: Cambió la tempestad en suave brisa, se sosegaron las olas del mar, Dios los llevó al puerto anhelado, en su angustia clamaron al Señor y él los sacó de su aflicción?
Le doy gracias a mi Padre Celestial porque mis olas están serenas, los vientos son refrescantes, mi día está soleado y tengo mucha esperanza en que él sostiene mi mano; pero no he meditado en este verso hoy y he recordado estas cosas sólo para sentirme segura, creo que también Dios ha querido que tú sepas que no hay turbión que él no pueda licenciar, que no caerá un cabello de tu cabeza sin que él sepa porque ocurre, todo lo tiene bien planeado y lo que ocurre hoy tiene y tendrá un propósito bueno en tu vida, sólo tienes que confiar, cierra tus ojos y si tienes fe llegarás a escuchar la melodía celestial con que el salmista canto este coro:

Den gracias al Señor, porque él es bueno;
Su gran amor perdura para siempre.
Que lo digan los redimidos del Señor,
A quienes redimió del poder del adversario.
¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
Por sus maravillas a favor de los hombres!
Quien sea sabio, que considere estas cosas
Y entienda bien el gran amor del Señor?
Salmo 107.

No temas, él pronto acallará las olas amenazantes, sigue confiado, su gran amor perdura para siempre.

Los amo en el amor de Dios

Martha Vílchez de Bardales

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. gracias hermanita vilchis, ojala pudiera publicar el himno completo de “en las olas furiosas del mar hace años que estoy buscando la letra y musica y no puedo encontrarla hoy ha sido una bendición leer esta estrofa Dios le bendiga….

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte